Viernes. 21.02.2020
El Tiempo

La visita de AMLO a Tierra Blanca

“…el Primer Mandatario de la Nación atenderá entre nosotros más asuntos que la mera repartición de los programas sociales…”

La visita de AMLO a Tierra Blanca


Este viernes 7 de febrero, Andrés Manuel López Obrador visita uno de los municipios más pobres en el estado, Tierra Blanca, para entregar acciones y recursos de programas sociales de la Secretaría de Bienestar. El Presidente no venía a tierras guanajuatenses desde mayo de 2019, cuando visitó la refinería Antonio N. Amor en Salamanca. 

La visita no sólo se encuentra marcada por el interés social del presidente: también por el clima de violencia e inseguridad que impera en el estado, la guerra contra el crimen organizado y entre facciones de éste, las luchas intestinas por el poder en su propio partido en los niveles federal y local, así como las que Morena Guanajuato enfrenta como oposición en el bastión del Partido Acción Nacional. Además están presenteslas investigaciones de la Secretaría de la Función Pública sobre el super delegado estatal del gobierno federal y algunos subdelegados, todo esto en la antesala de las elecciones del 2021, lo cual hace parecer que el Primer Mandatario de la Nación atenderá entre nosotros más asuntos que la mera repartición de los programas sociales.

Guanajuato es el único estado del país donde López Obrador no ganó la elección para Presidente de la República, lo quenos ha sumido en una aparente guerra contra la Federación, propiciada en parte por los integrantes locales de su movimiento, las bancadas panistas en ambas legislaturas —local y federal- y el mismo gobernador del estado. 

No obstante, AMLO no parece estar interesado en liarse en una batalla con Acción Nacional. Tan es así, que colocó como super delegado estatal —figura encargada de vigilar el manejo de los recursos federales- al “ilustre desconocido” Mauricio Hernández Núñez, abogado leonés pero radicado toda su vida en CDMX, quien ha cobrado atención por las denuncias en su contra por integrantes de su propio partido y de Acción Nacional por mal manejo de recursos públicos, pudiendo haber colocado a alguien como Ricardo Sheffield, ex candidato a la gubernatura por Morena, quien ha vivido toda su vida en Guanajuato y que, al serle negada por el PAN la candidatura a gobernador, renunció a este partido y se unió a las filas del Movimiento de Regeneración Nacional. 

En un “conveniente” movimiento político, el operador del partido en la zona Bajío durante la temporada electoral,Ricardo Monreal, convenció a quien había sido nombrada previamente como candidata, Antares Vázquez Alatorre, para ceder ese puesto a Sheffield, quien finalmente la perdió ante Diego Sinhue, recibiendo ella a cambio una curul como senadora en el Congreso de la Unión, mientras que Sheffield terminó dirigiendo la Profeco. Esto convirtió al leonés en el guanajuatense más cercano al primer mandatario nacional, al verlo todos los inicios de semana durante las juntas del gabinete y protagonizar junto con él las conferencias matutinas.

El desinterés del Presidente por desatar una batalla contra “la oposición” quedó manifiesto durante el año pasado, cuando integrantes de Acción Nacional en el Senado “amenazaron” con impulsar la desaparición de poderes en Veracruz (gobernado por Cuitláhuac García, de Morena), por lo que la bancada guinda en el Senado —entre ellos la propia Antares- devolvieron al PAN la “cortesía” reclamando —en una especie de “2x1”- la desaparición de poderes, tanto en Tamaulipas como en Guanajuato, estados gobernados por blanquiazules. López Obrador calmó los ánimos de los senadores durante una de sus conferencias de prensa “mañaneras”, manifestando no sólo que no habría desaparición de poderes, sino que estaba en contra de ese tipo de incursiones contra los gobiernos estatales, desapareciendo así una guerra que nunca existió entre ambos partidos. 

La única batalla que existe se encuentra en la cabeza de políticos que mediante la creación de conflictos buscan ganar la atención mediática, a través de la cual pretenden perpetuarse en el poder, o aspirar a un puesto más alto.

No obstante, la figura de López Obrador despierta animadversión en tierras guanajuatenses desde su llegada al cargo. Las políticas de austeridad implementadas por el primer mandatario en el nivel nacional, consideradas por parte de la población guanajuatense como un castigo a la ciudadanía por no haber votado por él, en realidad son aplicadas en todos los estados. 

Lo que sí ensombrece la investidura presidencial del tabasqueño es el desempeño de los delegados estatales de la Secretaría de Bienestar, por acusaciones de corrupción en el uso de recursos destinados a los programas sociales. En Guanajuato las denuncias provienen igual de integrantes de Acción Nacional, encabezados por su dirigente estatal Román Cifuentes, como de la senadora de Morena Antares Vázquez Alatorre, y de la Secretaría de la Función Pública, Irma Eréndira Sandoval, y recaen sobre el superdelegado Mauricio Hernández Núñez y el subdelegado en León, Ricardo Gómez Escalante —un joven conocido anteriormente por su activismo en la ciudad, pero que no cuenta con las credenciales para ocupar el puesto, al no tener experiencia política o en cargos públicos-. A la fecha cuentan con 19 denuncias ante la SFP, ocho litigios laborales y dos denuncias de tipo penal, interpuestas por ex integrantes de la subdelegación de Bienestar en León. En el documento de investigación presentado por la titular de la SFP se exponen además irregularidades como malos tratos, violaciones a la Ley General del Trabajo y amenazas, a las que los implicados han respondido que se trata de simples golpeteos políticos.

Por otra parte, las cosas en el Comité Ejecutivo Estatal deMorena no se quedan atrás. Los conflictos entre Ernesto Prieto Gallardo —presidente- y Alma Alcaraz —secretaria general– exponen los intereses personales y conflictos internos locales del partido. El primero retomó su puestopartidista tras dejar sin efecto la licencia que había presentadopara asumir el cargo de diputado local, bajo el argumento de que puede cubrir ambos cargos al no haber impedimento constitucional. Sin embargo, para que esto sea legal, se necesita una notificación presentada por Yeidckol Polevnsky,secretaria general nacional de Morena en funciones de presidenta, y de Horacio Duarte, representante ante el INE, lo cual no ha sucedido.

Si tomamos en cuenta además la compleja situación de violencia e inseguridad que vivimos en el estado, manifiesta en el escalofriante saldo guanajuatense de la guerra contra el huachicol y su conversión en un campo de magnitudes inéditas para la delincuencia organizada, es de esperarse una interesante reunión entre mandatarios y demás miembros de sus partidos. No es necesario ser politólogo; basta con aprender a identificar las señales para darnos cuenta. Aquí están los datos; que cada uno saque sus propias conclusiones.

Comentarios