Sara Mata
06:47
24/04/17

El libro y la flor (A propósito del Día mundial del libro)

"...mi frustración es por tanto descuido y desdén de la SEP y las autoridades educativas estatales para formar lectores. Esas invitaciones a buscar más libros, a seguir leyendo, es un cabo suelto, una fantasía y si me apuran tantito, un fraude..."

El libro y la flor (A propósito del Día mundial del libro)

Mi hijo cursa 2º grado de Primaria en una escuela privada que tiene a los textos oficiales como los libros básicos de trabajo en el aula. No se adquieren libros de texto extras, se aporta una cuota para libros de consulta o lectura, que se quedan en el aula. Espléndida estrategia, he pensado siempre.

Sin embargo, desde primero y ahora en segundo, observé que los libros de lectura (materia Español) a menudo tienen un recuadro donde se sugiere buscar otro libro, agregar una lectura relacionada, etc. y se da el título con la sugerencia "Busca en tu biblioteca escolar". Esta idea está buena, medité.

Aquí acaba lo lindo.

Mi decepción NO es porque no están disponibles en la escuela o en el aula, ni uno solo de los títulos sugeridos, lo cual es en parte explicable porque mi hijo va a escuela privada; mi contrariedad es porque tampoco es accesible el listado de libros con las referencias bibliográficas completas, como para conseguirlos por nuestra cuenta o buscarlos en una biblioteca pública.

No se trata de una discriminación por ser la escuela de mi hijo privada, pues investigué y tampoco a las escuelas públicas les llega desde hace unos cuatro años la dotación suficiente. A veces, a unas escuelas llegan dos o tres títulos de un par de grados, pero hace tiempo que a ninguna escuela de Guanajuato le surten completa la dichosa “biblioteca de aula”.

Para colmo, llevo más de seis meses intentando obtener el listado que compone el acervo de la supuesta Biblioteca de aula, Libros del Rincón o como les gusta llamarlos en los libros de texto gratuito, y tampoco hay autoridad, ni de la Secretaría de Educación de Guanajuato (SEG) ni de la SEP, que pueda auxiliar en eso; ni en sus páginas web se publican.

Es asombroso que los libros de texto gratuito remitan a otros libros y no sea posible obtener los datos completos de esos textos. ¿Algún funcionario lee los libros que se mandan a las escuelas? ¿Se le puede enseñar a alguien una competencia lectora proporcionándole sólo el título? ¿Aprenderá un niño a apreciar un libro si se le acostumbra a nunca fijarse en el autor u omitir el trabajo de una editorial frente a otra? ¿Qué nivel de formación consentimos si un alumno de educación básica no aprende a discriminar entre una fuente bibliográfica y algo que encontró, a menudo sin título y autor, en el internet? ¿A qué edad pretenderán que un niño sepa buscar un libro en un catálogo de biblioteca si sólo le dan el título?

Sólo por dar un ejemplo de mi periplo libresco-burocrático, copio algunos links que me han dado en la delegación de la Secretaría de Educación de Guanajuato, supuestamente para que busque los títulos de la Biblioteca de aula:

http://colegios.pereiraeduca.gov.co/instituciones/galeriadigital/Espanol/_Literatura/Doc_web/Libreria%20infantil1/sites/rincon/index.html

¿Una página de Colombia? ¡Yo tampoco me la podía creer ! Pero, en todo caso, es mejor que ésta: http://www.lectura.dgmie.sep.gob.mx, pues lleva meses como "sitio en construcción", o ésta: http://www.librosdelrincon.sep.gob.mx/catalogo/, pues no realiza las búsquedas con el único dato disponible, que es el título. Hice la prueba con varios títulos referidos en el libro de lectura de Español de primer grado, y no obtuve ni una búsqueda exitosa.

Por otro lado, en la página de la Subsecretaría de Educación Básica localicé los “títulos seleccionados para las bibliotecas escolares” del ciclo 2016-2017. Vea usted:

http://basica.sep.gob.mx/multimedia/RSC/BASICA/Documento/201611/201611-3-RSC-C49xxkCQSk-ti_tulos_seleccionados_be_2016.pdf

Mi confusión y contrariedad se incrementó porque sólo enlista seis títulos respectivamente para prescolar, primaria y secundaria. ¿Puede llamarse biblioteca a una colección de SEIS títulos para toda la primaria? Si tan sólo en el libro de lecturas 1º de Primaria se referencian 29 títulos, ¿por qué la SEP sólo dispone adquirir SEIS títulos para dotar las Bibliotecas de aula?

(Por cierto, no se trata de referencias bibliográficas completas, sino que parece un listado orientado a los proveedores, pero en fin, agrega la editorial, lo cual es ganancia).

Intentando no darme por vencida, escribí al correo electrónico que proporcionan al final de los libros de texto gratuitos, correspondiente a “Dirección General Adjunta para la Articulación Curricular de la Educación Básica”, pero el mail se me regresó y el buzón de la titular de la “Dirección General de Materiales Educativos” también marca error.

En resumen, la expresión de mi frustración es por tanto descuido y desdén de la SEP y las autoridades educativas estatales para formar lectores. Esas invitaciones a buscar más libros, a seguir leyendo, es un cabo suelto, una fantasía y si me apuran tantito, un fraude.... Por supuesto, en lo personal no preciso de tener los datos completos de un libro para acercarle a mi hijo otros libros o llevarlo a bibliotecas, o para completar las referencias bibliográficas con ayuda de San-google, pero me molesta sobremanera que este asunto tan sencillo, nadie lo pueda tener en orden y a disposición de los ciudadanos. Tantos discursos, tanta reforma, tanto presupuesto, tanta institución para que algo tan simple, tan obvio, no se pueda garantizar: es decepcionante.

Pero buscando estar a tono con el ánimo celebratorio del 23 de abril, y para curarme de la queja sin propuesta, quiero proponer a la Secretaría de Educación Pública tres cosas:

  1. Que en los libros de texto del próximo año imprima en la última página, el listado completo del acervo, por grado, que compone la biblioteca de aula considerada.
  2. Que informe, como uno de sus indicadores de la entrega de libros de texto gratuito, los niveles de cumplimiento de entrega de las bibliotecas de aula a las escuelas públicas.
  3. Que concerte con las escuelas privadas los porcentajes mínimos de cumplimiento de la dotación de las bibliotecas de aula que estas instituciones deben garantizar a sus estudiantes, y estimule a quienes lo mejoren en acervos o en buenas experiencias de uso de dichos acervos.

Quiero pensar que son tres propuestas menos fotografiables que cuando Don Aurelio Nuño Mayer fue a regalar un libro a la niña que le corrigió una palabra mal pronunciada (aquello de Ler, en lugar de Leer), pero también que no son propuestas monumentales o inalcanzables.

Sería una buena flor que cortar de su jardín, secretario Nuño.

Comentarios