He olvidado lo que solía ser