omar-tiscareno
TACHAS 225
La permanencia

La permanencia

¿Recuerdas, Ernesto, que ya había servido la sopa para nosotros y nos disponíamos a comer, que mirabas por la ventana y te maravillabas viendo eso que estaba oculto para…