jueves. 09.02.2023
El Tiempo
Es Lo Cotidiano

Premio Nobel de Química impulsa a estudiantes a crear en la ciencia y el arte

El célebre científico, poeta, filósofo y Premio Nobel de Química en 1981, Roald Hoffmann, estuvo presente en el Auditorio General de la Universidad de Guanajuato (UG), con el propósito de dictar una conferencia a estudiantes del Nivel Medio Superior.

Premio Nobel de Química impulsa a estudiantes a crear en la ciencia y el arte

Guanajuato, Gto. El célebre científico, poeta, filósofo y Premio Nobel de Química en 1981, Roald Hoffmann, estuvo presente en el Auditorio General de la Universidad de Guanajuato (UG), con el propósito de dictar una conferencia a estudiantes del Nivel Medio Superior.

“Tensiones esenciales en la química: tres puntos de vista de la ciencia en la cultura”, fue el nombre de la charla que el Premio Nobel de origen polaco pero nacionalizado estadounidense, brindó a los jóvenes alumnos de la UG, quienes interesados escucharon que “la química está en todo ser vivo”.

Roald Hoffmann habló sobre las distintas dualidades que comprende la química, ciencia que está inmersa entre dicotomías que van de lo simple a lo complejo, de lo simétrico a lo asimétrico y de lo benéfico a lo dañino.

Indicó que lo primero que atrae a los estudiantes de Nivel Medio Superior para estudiar química son las explosiones y reacciones que se efectúan en los experimentos al combinar elementos. Sin embargo, mencionó que la química va más allá de eso, ya que abarca y sostiene todo lo que existe dentro de nosotros y a nuestro alrededor.

A través de distintos ejemplos, el destacado científico resaltó el papel que juega la química en el mundo, disciplina a la que definió como el arte y habilidad de las sustancias, las moléculas y sus transformaciones. Asimismo, realizó una comparación entre la belleza de la arquitectura con las estructuras moleculares y con esto, evidenció cómo la mente humana simplifica lo complejo.

De igual forma, vinculó la química con la poesía al exhibir el proceso que realizó el ruso Dmitri Mendeléyev para crear la tabla periódica de los elementos, puesto que mostró al público un papel en el que Mendeléyev efectuó los primeros esbozos de la tabla, en el que tachó las ideas que no le servían.

Por otro lado, proyectó el bosquejo del escritor inglés William Blake al escribir su poema “El tigre”. Hoffmann resaltó que los dos bocetos coincidían al contener ralladuras y nuevas ideas, convirtiéndose así en mapas del pensamiento. Puso énfasis en que la belleza reside precisamente en el proceso de crear y que la imaginación es la base tanto para el arte como para la ciencia.

Para finalizar, impulsó a los jóvenes a observar el mundo que los rodea y a creer que tienen las herramientas necesarias para hacer obras maestras de la química o de cualquier ciencia o disciplina que les interese, “si yo pude, ustedes también”, externó.

En nombre de la comunidad universitaria, el egresado de la Escuela de Nivel Medio Superior Centro Histórico León, Paulo Rodríguez López, entregó en agradecimiento un reconocimiento al destacado químico.

Cabe destacar que Roald Hoffmann nació en una familia judía en el año de 1937 en Zloczow, Polonia –hoy Ucrania-. Su vida estuvo marcada por la Segunda Guerra Mundial, que lo llevó a un campo de concentración del que logró escapar. A los 12 años llegó a Estados Unidos, posteriormente estudió Química en la Universidad de Columbia y un doctorado por la Universidad de Harvard.

Luego de ganar el Nobel, incursionó en el ámbito literario, con libros como "The Metamict State", "Memory Effects", "Chemistry Imagined" y la obra teatral "Oxygen" (editada en español por el Fondo de Cultura Económica).

Comentarios