Es Lo Cotidiano

Biblioteca central de la UG recibe el nombre de Eugenio Trueba Olivares

La familia del académico dona a la institución su biblioteca personal

Nominación de Claustro Académico Maestro Eugenio Trueba Olivares (6)
Nominación de Claustro Académico Maestro Eugenio Trueba Olivares
Biblioteca central de la UG recibe el nombre de Eugenio Trueba Olivares

Guanajuato, Gto. Libros de filosofía historia y literatura que formaron parte del acervo personal de Eugenio Trueba ahora serán parte de la hasta este lunes llamada Biblioteca Central de la Universidad de Guanajuato. Ahora será Claustro que lleva el nombre del ilustre intelectual guanajuatense.

Así lo determinó el Consejo General Universitario en solemne sesión realizada en el patio que fuera de los jesuitas. Es el homenaje al legado y trayectoria del ex Rector de esta Casa de Estudios.  

Luis Felipe Guerrero Agripino, el rector general, así lo explicó: 

“Con esta gran diversidad generacional, con esta gran diversidad vocacional que aquí nos congrega, al unísono reiteramos nuestro reconocimiento con la nominación de este claustro a la obra de Don Eugenio Trueba, y que la Biblioteca Central Eugenio Trueba Olivares sea entonces el reconocimiento y la reafirmación de una trayectoria que se hace perenne, pública y definitiva”.

Ahí estará la biblioteca personal del maestro Trueba, donada por su familia a la Universidad de Guanajuato. 

El acto se formalizó en la décimo tercera sesión del Consejo General Universitario (CGU), en donde Claudia Susana Gómez López, dio lectura al dictamen de la Comisión de Honor y Justicia.   

El rector, como Presidente del CGU, recordó que el maestro Trueba Olivares dejó en cada faceta de su vida un legado, y resaltó:    

“Esta Universidad le otorgó el Doctorado Honoris Causa; (...) también se destina un espacio que lleva su nombre, que es la Coordinación Editorial en el Mesón de San Antonio y hoy con la declaración que hace el Consejo General Universitario (...) se concreta esa simbiosis que hay entre un hombre que puso y pone muy en alto el nombre de nuestra querida institución, y la institución que reconoce a ese gran hombre”.   

Eduardo Melchor Franco Díaz, Patrono emérito de la UG, leyó el laudatio del homenajeado:

 “Don Eugenio, un hombre con tantas y numerosas facetas (...) el hombre de leyes, el ferviente partidario de la justicia, el hombre del teatro, el ensayista profundo y certero de temas jurídicos, el hombre de la inigualable narrativa (...) el gran consejero, el filósofo, el gran funcionario público, el dos veces Rector de la Universidad de Guanajuato, mentor de una amplia cantidad de egresados. (...) Los guanajuatenses todos, sus familiares, sus amigos y los universitarios en particular, reconocemos y congratulamos por las muy destacadas aportaciones y ejemplos que nos dejó Don Eugenio Trueba Olivares”.   

Armando Trueba Uzeta, recordó que su padre “navegaba en laberínticas librerías desordenadas” y "se hacía como podía de volúmenes a veces lejanos e indispuestos para esta escondida cañada aprisionada entre las montañas del Bajío y no solo los conseguía, sino, los devoraba con rapidez para de esa manera confirmar el amor por los libros”. Agregó: “Muchos de esos tesoros reencontrados por Eugenio Trueba, a partir de ahora descansarán en aquellos anaqueles de la calle del Truco”.  

Entre las obras que formaron parte de la biblioteca personal de Eugenio Trueba Olivares, así como algunos artículos personales, que ahora se podrán encontrar en la Biblioteca Central -que a partir de este día lleva su nombre-, se encuentran libros que van desde el arte, literatura, poesía, antropología, política, arquitectura, historia, filosofía, derecho, novela, y teatro, con obras como:    

“Examen juridicum Quo fundamenta jurifprudentiae fecundum feriem digerftorum, fubjectis fuis locis titulis codicis, explicantur” de Bernardi Schotani Amsterdam (1662); dos tomos de “Elementos de derecho natural” (1825); cuatro tomos de “Novisima recopilación de las leyes de Esoala” (1831); “Constitución política de la monarquía española promulgada en Cádiz” (1812); “Pauta de comidas para el comercio interior de la república” (1842); “Corona gótica castellana y austriaca” de Lucas Llaman (1790); “Oficio de la Semana Santa” (1762); El Ingenioso Hidalgo Don Quijote de la Mancha (1797); El derecho del trabajo en el Quijote (1972); entre otros textos.   

Comentarios