Es lo Cotidiano

Analizan en congreso Planet Youth consumo juvenil de alcohol y tabaco

Presentan conferencia sobre actualidad, riesgos y retos

gto 2
Analizan en congreso Planet Youth consumo juvenil de alcohol y tabaco
Analizan en congreso Planet Youth consumo juvenil de alcohol y tabaco

Guanajuato, Gto. Entre las conferencias que se presentaron en el último día del Tercer Congreso Internacional para la Prevención de Adicciones Planet Youth, fue la de el Lic. Inti Barrientos Gutiérrez, actualmente director de Epidemiología Social y de Salud Poblacional, el tema del que habló fue “Consumo de alcohol y tabaco en Guanajuato y México: prevalencia, riesgos y retos a futuro”.

De acuerdo con los datos de la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición (ENSANUT 2022) existe una prevalencia en el consumo de alcohol en los jóvenes de 15 a 19 años ya sea como prueba o de manera excesiva, tomando más de cinco o seis medidas estándar de alcohol en una sola ocasión.

Por otro lado, la ingesta de tabaco a nivel global ha disminuido de manera considerable lo cual es algo positivo, pese a ello no se debe olvidar que su existencia aún en el mercado.

Inti Barrientos  destacó   que el enfoque dado en la conferencia fue hacia estas dos sustancias, por la principal razón que ambas son drogas de inicio, se encuentran normalizadas en la sociedad y su venta es legal a mayores de 18 años.

“Detrás del tabaco y el alcohol existe una industria, inversores y gente dispuesta a proporcionar estas sustancias con tal de vender”, agregó.

Inti Barrientos  subrayó que el modelo de Planet Youth incluye a la familia, los pares, la escuela y el tiempo libre, pero existe una sombra que buscará por todos los medios hacer de lado los factores protectores y posicionar mediante la mercadotecnia y la publicidad cuatro estrategias para que el consumo de alcohol y tabaco no decaída, los cuales son: los medios informativos, las figuras parasociales, la desinformación y la presión de los pares, todo esto se usará con el único fin de conseguir ganancias económicas.

Esto genera riesgos, los cuales se deben considerar para lograr atacar y disminuir el consumo de las sustancias en la juventud, pero ¿cuáles son? Primeramente, la normalización del consumo, que se vea deseable y normal es un factor de riesgo.

Inti Barrientos  destacó que la industria se apoya de la publicidad y la inserción de productos. Aunque existen leyes en México que prohíben los anuncios de la venta de cigarros como el conocido “vaquero Marlboro”, aún se deben tomar en cuenta los puntos de venta que exhiben los productos.

Pese a las modificaciones realizadas este año a la Ley General de Control de Tabaco donde se prohíben los puntos de venta y la exhibición del tabaco, aún existen negocios no siguen las normas. Mediante el reporte de “Exposición a publicidad y promoción de tabaco” se ha analizado el alcance que tiene el marketing en cuatro países de América Latina (Argentina, Guatemala, México y Perú).

En México se revisaron 504 puntos de venta, arrojando que menos de la mitad cumple la Ley General de Control de Tabaco, y que tienen exhibidores del producto, cajetillas y la venta de cigarros sueltos sin restricción.

Algunos ejemplos de cómo la publicidad bombardea y normaliza el consumo de alcohol y tabaco son: la película de “Superman  2” en la cual hay una clara exposición de un camión de cigarrillos, posicionando la marca de forma sutil, un ejemplo más es NETFLIX empresa que normaliza el consumo de sustancias en sus producciones bajo la idea de libertad creativa, finalmente la industria musical y de vídeos como es “No Brainer” de Justin Bieber, donde se reproducen un sinfín de apariciones con el consumo de nicotina, alcohol y posiblemente mariguana.

Otro gran problema es la innovación de productos clásicos, dos claros ejemplos son los nuevos productos con variedad de sabores en las bebidas alcohólicas, como el vodka o el whisky. En la parte de tabaco existen los cigarros con cápsulas que se pueden romper y liberan un sabor particular que cambian el producto. Todo esto viene de la mano con un esfuerzo publicitario para atraer al consumidor a su nuevo producto.

Una competencia significativa para el cigarro convencional es el cigarrillo electrónico el cual llegó a México en el año 2009 y se encuentra muy posicionado en la comunidad de jóvenes. Ya para el año 2016 en México se habían registrado a más de un millón de personas que usaban de manera frecuente el cigarrillo electrónico.

Inti Barrientos informó que en Guanajuato el consumo de este producto es una severa problemática, hay registros del uso en los menores, sin que exista una regulación en su venta, el desconocimiento de padres y maestros sobre los daños en la salud del consumidor, la facilidad de esconderlo y la normalización de su consumo.

Lo más nuevo son las bolsas de nicotina, las cuales son pequeños productos similares a las bolsas de té, las cuales tienen una base sintética y nicotina sintética con saborizantes.

Tiene un desarrollo nuevo en Estados Unidos el cual empezó en el año 2015, hasta el momento este producto ha llegado a comercializarse en México.

La manera en que se ingiere es poniendo la bolsita entre el labio y los dientes, de esta manera poco a poco se va desintegrando el producto liberando nicotina durante 20 minutos aproximadamente.