jueves. 09.02.2023
El Tiempo
Es Lo Cotidiano

Conmemora Irapuato 470 años de su fundación

Anuncia Márquez la restauración de edificios históricos como el templo del Hospitalito, construido por Vasco de Quiroga

Conmemora Irapuato 470 años de su fundación

Irapuato, Gto. Al participar en la ceremonia del 470 aniversario de la fundación de Irapuato, el Gobernador del Estado, Miguel Márquez Márquez señaló que hoy la tarea de gobernar es sumar, buscar las coincidencias y ver por el bien de cada uno de los ciudadanos, por eso, los irapuatenses cuentan con nuestro apoyo.

Fundada el 15 de febrero de 1547, se convierte en villa en 1825 y en 1893 recibe el título de ciudad. Irapuato nació con vocación de grandeza, comentó.

Lo interpretó muy acertadamente el historiador Don Fulgencio Vargas, que en 1947 aporta al escudo de armas de la ciudad el lema del mismo: “Hacia lo más elevado por medio de lo angosto”, agregó el Gobernador.

Hoy podríamos decir que Irapuato tiene un destino grande, hacia lo más alto, y lo ha venido conquistando gracias al trabajo diario de sus habitantes. Los irapuatenses son gente noble, trabajadora y leal, dijo Márquez Márquez.

El Gobernador resaltó que a partir de este día y hasta el 2 abril estarán de fiesta con la nueva Feria de las Fresas Irapuato 2017.

Como parte de esta conmemoración, se realiza una gira de arranque y entrega de diversas obras, las cuales continuarán impulsando durante este año en beneficio de las familias irapuatenses.

Y unas de estas acciones son las restauraciones de edificios históricos como el Templo del Hospitalito, inmueble que hizo Vasco de Quiroga, dicha obra, deberá estar concluida  el próximo año, indicó Márquez Márquez.

Por su parte, el Alcalde Ricardo Ortiz Gutiérrez, manifestó su alegría de que Irapuato cumpla 470 años de su fundación, además resaltó que este municipio actualmente es parte importante del desarrollo económico y social del estado de Guanajuato.

Para finalizar, las autoridades estatales y municipales montaron una guardia de honor a Vasco de Quiroga.

Comentarios