Es lo Cotidiano

Sobrerreguladora y negativa, la reforma política: ex presidente del Instituto Federal Electoral

Sobrerreguladora y negativa, la reforma política: ex presidente del Instituto Federal Electoral

Guanajuato, Gto. La reforma política electoral fue calificada como negativa por Luis Carlos Ugalde Ramírez, expresidente del IFE (ahora INE), durante su conferencia magistral “La aplicación de la reforma político-electoral en los estados”, en el Instituto Electoral del Estado de Guanajuato (IEEG).

Con el objetivo de que un experto en la materia expresara su punto de vista, respecto a las modificaciones aprobadas en materia electoral en el país y que, a más tardar el 30 de junio deberán ser aprobadas en el congreso local, el IEEG y la Legislatura de Guanajuato invitaron al ponente.

“El balance de la reforma electoral –expresó Ugalde- es negativo. Es una reforma electoral que no resuelve problemas de fondo y que centraliza la organización de los comicios, sin dar solución al problema fundamental de la democracia electoral, que es el costo creciente de las campañas”.

Puntualizó que la Reforma realizada alude múltiples y amplias modificaciones, sin embargo los englobó en tres ordenamientos centrales: la Ley General de Partidos Políticos, la Ley de Procedimiento e Instituciones, así como sobre delitos electorales.

Subrayó entre los desatinos de la legislación la centralización de los comicios, así como la desaparición del IFE para transformarlo en INE.

Ugalde dijo que el IEEG, que pasará a ser Organismo Público Local en Materia Electoral (OPLE), opera de manera correcta, ya que consta de un consejo ciudadano real. Aseguró que esta institución fue referente para crear el IFE en los años 90, y con el actual cambio de estructura se burocratizará más.

Recordó que con la centralización se ven reducidas las facultades de los OPLE en temas importantes como las candidaturas independientes, el voto en el extranjero, coaliciones y debates, entre lo más importante.

Sobre la desaparición del Código Federal de Instituciones y Procedimientos Electorales (COFIPE), que derivó en la creación de dos leyes generales, expuso que esto da como resultado una sobre regulación. Precisó que se ha pasado de 400 a 600 artículos regulatorios, lo que lejos de minimizar las faltas, hará más complicado para los ejecutores la tarea vigilante, al tener más material por atender.

En cuanto al apartado de delitos electorales, que anteriormente era un capítulo del Código Penal Federal, ejemplificó que ahora se dispersó en tres leyes, lo que aumenta las líneas de atención, incluso sin contar las modificaciones de los medios de impugnación.

Durante su exposición, el ex titular del IFE destacó aspectos buenos de la Reforma, como los candados impuestos a las candidaturas independientes pues dijo que de no haberse establecido lineamientos como la cantidad de firmas requeridas para el registro, las boletas electorales se habrían llenado de candidatos.

Respecto al voto en el extranjero, destacó la importancia de que voten más, y no menos. Recordó que en el 2006 se esperaba el sufragio de por lo menos 40% de los 10 mexicanos que viven en el extranjero.

Aquella expectativas, recordó, se vieron drásticamente disminuidas cuando, a pesar del importante recurso destinado a ese fin, apenas se logró la captación de 40 mil votos, con un costo tal que habría salido más barato entregar boletos de avión business class para que cada uno de esos ciudadanos ejerciera su voto en México.

Otro acierto señalado por Ugalde Ramírez es, la regulación de la sobrerrepresentación tanto en el Senado como el Congreso de la Unión y en los Locales. En este tema Ugalde Ramírez precisó que Guanajuato no presenta situaciones graves de sobrerrepresentación en su congreso, pues sus datos históricos señalan que sólo existe 9% de sobrerrepresentación.