Es lo Cotidiano

GUÍA DE LECTURA

Corazón sagrado, de Enrique Solinas

Jaime Panqueva

Corazón sagrado, de Enrique Solinas

La guía de esta semana combina la alegría y la tristeza que causan ver a un amigo publicado en México y a otro que dejará de publicar. Por un lado, celebro el libro del poeta argentino Enrique Solinas, Corazón Sagrado, publicado recién en noviembre pasado como parte de la colección Mandrágora, de Naveluz/UNAM. Solinas entrega unos versos devocionales donde el misterio de lo inefable sobreviene sensualidad rayana en el ditirambo. En su trabajo se percibe un anhelo de infinito en constante tensión con la temporalidad de la carne. En Solinas se cumple la premisa de que la poesía es canto; su poema más extenso y elaborado, Dionisos, podría ejecutarse con un grupo de instrumentos y bacantes danzando alrededor de una hoguera ritual. Pero no todo es himno, goce y celebración. En la falsa ribera, por ejemplo, contrasta con su tono conversacional, amargo y limpio. Lo transcribo aquí para los curiosos:

Porque no hay agua dulce
en tu cuerpo
sino amargura
y mentiras.
Y navegué hasta donde
me llevaste
para hacerme mal
sin sentido.
Por eso rezo en la mañana
para que huyas de mí
y que además se vaya
tu oscuridad alcoholizada;
tu enfermedad en las palabras
por tu violencia cotidiana.
Y digo basta,
ya no quiero.

Por un tiempo, Corazón Sagrado puede leerse en línea en este link. Enhorabuena, Enrique.

Una luz se enciende y otra se apaga: con más de diez años de publicación ininterrumpida, el semanario cultural Hebdomadario de El diario del Istmo en Coatzacoalcos ha llegado a su último número. Su editor, Mario Sepúlveda, trabajó de manera incansable y desinteresada llevando cultura y artes para la gente aburrida de la cultura y las artes. Sus palabras de aliento a los creadores, y de crítica a los censores y burócratas, ayudaron a abrir espacios muy necesarios en una Veracruz que sigue viviendo las consecuencias de la corrupción e ignorancia. Como gente de las artes, brindará su energía a propósitos tan encomiables como su ya tradicional Intercambio de libros, y con seguridad lo veremos en el futuro con nuevos y mayores proyectos. Desde aquí, le agradezco haberme animado a escribir y por publicar esta Guía de Lectura durante más de 150 entregas. Un abrazo, Mario.

Comentarios a mi correo electrónico: [email protected]