jueves. 09.02.2023
El Tiempo
Es Lo Cotidiano

IR DE MUSEOS

Cinco exposiciones en el Museo de Arte Moderno

Gabriela Mosqueda

Cinco exposiciones en el Museo de Arte Moderno

Ver cinco exposiciones en un paseo de domingo sin morir en el intento es algo que el Museo de Arte Moderno ha permitido muy bien. El recinto sesentero, con su belleza (ahora vintage) es un espacio que se llena de vida los fines de semana y sus exposiciones suelen estar bien. Este quinteto de muestras tuve oportunidad de visitar hace muy poco:

Rufino Tamayo. El éxtasis del color. Con un fuerte componente de obra propia y unos cuantos préstamos de colecciones particulares y el vecino Museo Tamayo, esta muestra se dedica completamente al trabajo de una de las figuras centrales de la plástica mexicana del siglo XX. La exposición está bien y hay unos cuántos cuadros verdaderamente notables.

Analogías escultóricas. Colección MAM dedica una amplia sala al trabajo de escultores mexicanos o extranjeros que hicieron carrera en nuestro país. La muestra no es especialmente espectacular, casi toda la obra se encuentra en pequeños y medianos formatos, pero hay un detalle de curaduría bellamente pensado: se colocó obra frente a las ventanas que dialoga con las esculturas del jardín del museo, un juego interior-exterior muy bien logrado.

La letra con arte entra es una mini exposición en un pequeño gabinete, que quizá sea la que más entrañable me ha parecido. Está dedicada a las diversas e históricas tipografías que se han utilizado en el museo, así como a sus referencias directas a la obra del acervo.

Amados objetos. Colecciones MAM y R. Rivero Lake es una muestra interesante pero sumamente desordenada, dedicada al trabajo de un anticuario famoso en la Ciudad de México, Rodrigo Rivero Lake, y a los variopintos objetos y obras de arte que forman parte de su colección. Prácticamente en ningún momento se sabe exactamente qué es lo que se está viendo, por qué está ahí o cómo llegó a la exposición. En ella hay desde objetos de uso cotidiano virreinales hasta efigies de Benito Juárez. ¿Por qué todo esto se encuentra en un museo de arte moderno? Es un misterio. El museo señala que lo que hace la exposición es establecer "diálogos insólitos entre las artes plásticas y aplicadas", pero poner una obra junto a otra no establece automáticamente un “diálogo” entre ellas, si quien las visita no tiene elementos suficientes ni líneas discursivas claras desde las cuales comprender esta conversación. Sin estas líneas, lo único que aparece frente al visitante son dos piezas inconexas una junto a otra, de contextos históricos y geográficos completamente distintos. Creo que el montaje buscaba emular la sensación de visitar el espacio de un anticuario, pero tampoco estoy muy segura. Hay piezas espectaculares, sin duda, pero la sensación al salir de la muestra es desconcertante.

La colección. Escenarios de identidad mexicana es la relectura de ciertos contenidos del acervo permanente del museo. Entre las obras hay muchos paisajes típicos mexicanos, pintura de personajes típicos, de formas indígenas y la estética predominante en nuestro país durante largas décadas, principalmente a raíz del movimiento muralista que absorbió o aplastó a casi todas las otras corrientes artísticas. El resultado es la muestra que debe ser la menos visitada de todas las del museo.

Rufino Tamayo. El éxtasis del color
10 junio - 27 agosto

Analogías escultóricas. Colección MAM
08 abril - 24 septiembre

La letra con arte entra
10 junio - 05 noviembre

Amados objetos. Colecciones MAM y R. Rivero Lake
20 mayo - 08 octubre

La colección. Escenarios de identidad mexicana.
Permanente


MUSEO DE ARTE MODERNO
Paseo de la Reforma y Gandhi s/n
Bosque de Chapultepec, Ciudad de México


 

***
Gabriela Mosqueda
(León, Guanajuato, 1986) es licenciada en Comunicación por la Universidad Iberoamericana León con Maestría en Museología y Gestión de Exposiciones por el Instituto Superior de Arte de Madrid, España. Ha colaborado en museos estatales y federales, galerías y colecciones privadas, así como publicaciones de arte, diseño y cultura en Guanajuato y la Ciudad de México, donde actualmente vive y trabaja.

[Ir a la portada de Tachas 221]

Comentarios