martes. 23.04.2024
El Tiempo
Es lo Cotidiano

Naufragio

Jesús Nieto

Anochecía cuando tus labios avanzaban palmo a palmo por mi cuello,
cuando las yemas de mis dedos se deslizaban,
lenta agua escurriendo,
a orillas de tu piel.

Cuando se aproximaron nuestros rostros exhalando sudor,
suave aceite bajo cuya unción brillan las ondulaciones del cabello,
y corrían mis dedos sobre tu pecho,
alcanzaban los labios hombro, cuello y mentón.

Me sumergía en tu vaivén,
nadaba por tu cuerpo
y volvía a nacer de entre los pliegues.

Anochece cuando descendemos a la horizontal.
Miro hacia un lado y nace esa ventana.
Pardas, las sombras de los árboles invaden inventan nuestra intimidad.

Nace la noche en nosotros
y como dos manos entrelazadas,
no podemos más ser dos cuerpos.
Inercia destino destello y estallido de deseo,
una fuerza del fondo de la tierra.

Barro que quiere ser moldeado,
la piel espera, yace quieta.
Tierra húmeda que ansía el vigor
invoca, fértil lodo, la embestida de la espada,
el estallido del grito, la embestida de la muerte.

***
Jesús Nieto
es originario de Salamanca, Guanajuato. Estudió sociología en la UNAM, el diplomado en Creación Literaria en la SOGEM y es doctor en Teoría de la Literatura y Literatura Comparada por la Universidad Autónoma de Barcelona. Se dedica a la docencia, la investigación y la escritura.

[Ir a la portada de Tachas 228]