Es lo Cotidiano

CUENTESÍA

Tachas 539 • El temblor • Sergio Inestrosa

Sergio Inestrosa

Imagen generada con IA
Imagen generada con IA
Tachas 539 • El temblor • Sergio Inestrosa

Justo en el momento en que me levantaba para llevar los trastes al fregadero, se sintió la primera sacudida del piso, seguido de un estremecimiento mucho más fuerte de las paredes. El movimiento de la tierra hacía que las cosas brincaran y se cayeran; las paredes se empezaron a separar, el techo se comenzó a desprender y todo era un gemido incesante. Casi de inmediato se fue la luz y todo quedó a oscuras. 

La oscuridad favorecía que se oyeran los gritos que venían de la calle o de las casas vecinas.  Me sorprendió no oír la voz de María y lo último que me fue dado escuchar fue la de mi madre que decía Santo Dios, Santo Fuerte, Santo Inmortal líbranos de todo mal…

Y se hizo un silencio. 









 

[Ir a la portada de Tachas 539]