Es lo Cotidiano

NARRATIVA

Tachas 541 • Tan breve como la eternidad • Miguel Sánchez Martínez

Imagen generada por IA
Imagen generada por IA
Tachas 541 • Tan breve como la eternidad • Miguel Sánchez Martínez



EL REMORDIMIENTO

Realizaba mi acostumbrada caminata nocturna cuando me percaté de que cuatro hombres me seguían. Arrecié el paso. Me encaminé hacia las afueras del pueblo. Justo al llegar a la puerta del panteón los desconocidos me dieron alcance. Con navajas me amenazaron. En ese momento desaparecí.
No he vuelto a salir de mi cripta. Me siento culpable por la muerte del asaltante al que se le paró el corazón.



***
EL ALTAR DE MUERTOS

Era dos de noviembre. Decidí hacer como todos los años un altar de muertos. Recordé a mi abuelo materno, había muerto 3 meses atrás y no me había dejado nada de su cuantiosa herencia. Coloqué en el altar su foto y un plato con las enchiladas que tanto le gustaban. Le agregué a las enchiladas purgante.  



***
MÁTAME YA

A mi peor enemigo le entregué una de las dos pistolas que traía.
—No he tenido el valor de matarme –le dije– eres la persona indicada para hacerlo. No te preocupes por las consecuencias, ambos estamos armados, podrás alegar defensa propia.
Mi peor enemigo me apuntó al pecho. Su mano temblaba.
—¿Estás seguro de que seré absuelto? –me preguntó.
Yo le apunté al corazón, disparé. El juez me absolvió.



***
EL NÁUFRAGO

El náufrago. abrumado por la sed y el hambre. se quedó dormido en su embarcación. Al despertar encontró en la proa una botella con agua potable y comida enlatada. El milagro se repitió durante varios días, cuando se sentía a punto de morir de inanición el sueño lo vencía y al despertar encontraba agua y alimento.
Decidió descubrir el misterio. Fingió dormir. Un delfín era su proveedor.
—¿Por qué en mi calidad de náufrago decidiste ayudarme?
—No eres ningún náufrago –le dijo el delfín– eres mi mascota.



***
EL ANZUELO

Durante dos semanas realicé caminatas nocturnas en los barrios más peligrosos de la ciudad. Siempre regresaba a mi casa sin haber sufrido inconveniente alguno. Por fin en la decimoquinta noche me salió un asaltante. Me amenazó con su arma de fuego. Dócilmente le entregué mi abultada cartera. El ratero complacido con tanto dinero se alejó a toda carrera. Al regresar a mi casa no pude contener las carcajadas. Los billetes eran falsos.



***
EL TIRO PERFECTO

Julián sostenía el arco con inseguridad. Miró la manzana sobre la cabeza de su serena esposa. Se armó de valor, levantó el arco y disparó. Julián liberó un grito de júbilo. El tiro fue perfecto, la manzana no sufrió daño alguno. 
Se cree que el viudo abandonó el país.



***
JUSTICIA DIVINA

En el comedor de mi casa me dispuse a pecar, Comencé con las costillas de res, devoré las piernas de pollo, estaba complacido, aun así, no me detuve y seguí con los tacos de cabeza, me sentía lleno sin embargo continué con las albóndigas y un chile relleno, estaba a punto de reventar, pero proseguí con una rebanada de sandía.
Llamaron a mi puerta. Fui a abrir, era la policía.
Fui condenado a seis meses de prisión por gula.






***
Miguel Sánchez Martínez (Cortazar, Gto.) originario de Cortazar, Guanajuato es integrante desde el 2010 del taller literario Diezmo de palabras, que sesiona en Celaya, Gto. En 2017 publicó la novela Nahualli en editorial La Rana. En 2019 ganó el certamen nacional de cuento Mariano Azuela, en Lagos de Moreno, Jalisco. En 2021 fue uno de los ganadores del concurso estatal Memorias de los caminos de Guanajuato. En 2023 gana el primer concurso estatal de cuento Victoriano Rodríguez en San Francisco del Rincón, Gto. En 2023 gana el certamen nacional de Pastorelaorganizado por la Universidad Autónoma de Nuevo León.

Obtuvo el Premio de Literatura Breve Guanajuatense Alfonso Teja Zabre, entregado por la Dirección de Cultura y Recreación de San Luis de la Paz, Guanajuato.  


 

[Ir a la portada de Tachas 541]