miércoles. 22.05.2024
El Tiempo
01:31
13/03/13

Tigres de papel | Márquez, los compromisos / Bárbara y el OCL /

Pues, sí. En la presentación de su Programa General de Gobierno 2012-2018, Miguel Márquez se ciñó al programa establecido en su ruta de campaña y sus primeros cinco meses como titular del Ejecutivo del estado.
Tigres de papel | Márquez, los compromisos / Bárbara y el OCL /

Pues, sí. En la presentación de su Programa General de Gobierno 2012-2018, Miguel Márquez se ciñó al programa establecido en su ruta de campaña y sus primeros cinco meses como titular del Ejecutivo del estado.

En el teatro del Bicentenario, capitalizó una envidiable convocatoria, y comprometió el acento de su administración en el desarrollo social, la transparencia y el castigo sin contemplaciones a cualquier desviación en el uso de los dineros públicos.

De hecho, el gobernador Márquez hizo una larga, larga disertación sobre la versión ejecutiva de su propuesta de gobierno que aquí le adelantamos el lunes.

Son cinco ejes de gobierno: Calidad de vida; Economía para las personas; Guanajuato educado; Guanajuato seguro; y Buen gobierno, que se desarrollan en seis estrategias transversales: Impulso a tu calidad de vida; a la educación para la vida; al empleo y a la prosperidad; al Estado de derecho; a los territorios de innovación; y al buen gobierno.

Un apretado resumen de los compromisos en las estrategias transversales quedaría así:

Impulso a tu calidad de vida. Los 50 Centros de Salud programados en comunidades y zonas marginadas del estado; la conclusión del Hospital Materno-Infantil de León y el anunciado hospital de 20 camas, en Las Joyas; 8 centros de Impulso Social; el Instituto del Migrante, que ya se puso en marcha; un Centro de Protección y Justicia para la Mujer; y el Instituto para las Personas con Discapacidad.

Impulso a la educación para la vida. Las siete unidades deportivas; la vocacional del Instituto Politécnico Nacional, también en Las Joyas, de León; y, de destacar, la Universidad Indígena del Noreste del Estado, en Tierra Blanca.

Impulso al empleo y a la prosperidad. Los siete desarrollos industriales -aquí, sin mencionar su ubicación-; la creación de la Marca Guanajuato; la ruta arqueológica y la gastronómica de la fresa y el tequila; y el impulso al clúster del cuero-calzado-proveeduría-textil-moda, más la consolidación del clúster automotor.

Impulso al Estado de derecho. En lo alto, el proyecto Escudo; centros de gobierno para descentralizar la atención en León, Celaya, Irapuato y Silao; el nuevo sistema de justicia penal en todos los municipios; y un centro de justicia para los municipios del Rincón.

Impulso a los territorios de innovación. Aquí se incluyen desde la construcción y modernización de las carreteras; el Eje Metropolitano León-Silao; y el acueducto El Zapotillo, hasta el proyecto Guanajuato Iluminado.

Y finalmente, en el impulso al buen gobierno, destaca la incorporación de las tecnologías de la información para optimizar la operación del gobierno.

En su exposición, al gobernador Márquez le mereció una mención especial el proyecto del tren rápido que el gobierno federal dispuso para conectar a la ciudad de México y el estado de Querétaro, que los empresarios y el gobierno de la entidad solicitan alcance a Guanajuato, posibilidad que parece cada vez más lejana.

Sin mencionarlo directamente, el gobernador se refirió a su propuesta original del Sistema de Transporte Metropolitano, que en campaña promovió como una solución con base en unidades articuladas como las del SIT leonés, que conectarían la zona del corredor industrial.

Márquez fue cobijado por todos los sectores, empresarial, social y político, aunque los protagonistas de este último, quedó claro, cada uno con su propia agenda.

Como el exgobernador interino de Guanajuato Carlos Medina Plascencia, quien aprovechó el foro para embestir a la administración de la alcaldesa Bárbara Botello, a la que acusó de cerrazón, por regatear información a lo que queda del Observatorio Ciudadano; o el senador Juan Carlos Romero, también exgobernador del estado, quien de plano vio la ocasión de destaparse para la dirigencia nacional de su partido, el PAN.

Por cierto, esta vez sí asistió la presidenta municipal de León, quien se había ausentado de la presentación del Plan del Gobierno estatal 2013-2035, en el mismo escenario, y del primer Informe de Gobierno de Miguel Márquez, la semana pasada en el auditorio del estado. A Bárbara Botello, conforme al libreto, no le satisfizo del todo el plan de gobierno porque, considera, son pocas las acciones de beneficio para León.

Lo apuntamos también el lunes pasado, respetables todas las lecturas particulares, ya están por escrito los compromisos del gobernador Márquez y, a juzgar por los primeros meses de su ejercicio, comienza a ocuparse en ello.

BÁRBARA Y EL OCL

A propósito de la declaración del exgobernador interino de Guanajuato Carlos Medina Plascencia, al término de la presentación del Plan de Gobierno de Miguel Márquez, al acusar cerrazón del gobierno municipal por no entregar información al Observatorio Ciudadano de León, la alcaldesa Bárbara Botello claro que se ocupó del tema.

Para empezar, desmiente al patrocinador de la creación del OCL. A decir de la presidenta municipal, ni siquiera ha existido la necesidad de negar dato alguno, sencillamente porque nunca ha recibido una solicitud formal al respecto.

Carlos Medina había dicho que el OCL solicita información, no dinero, y en ese sentido pidió a la administración municipal priista que se abstuviera de sugerir demandas que no existen.

Efectivamente, el Observatorio que preside formalmente Ana María Carpio se había comprometido a operar con recursos de la sociedad civil, exclusivamente, a diferencia de los tres años de la administración municipal de Ricardo Sheffield, durante la que su formación y mantenimiento fueron subsidiados generosamente con dinero público. Con el anuncio, se separaron prácticamente todos los operadores que había reclutado el OCL.

Bárbara Botello, entonces, decidió contratar el servicio de Sindes para realizar las mediciones que en su momento llevó a cabo el Observatorio.

La reaparición de Carlos Medina, a quien el episodio del OCL le echó por tierra su proyecto de formar observatorios en los 46 municipios de la entidad, más un Observatorio del estado de Guanajuato, dio pie a la alcaldesa a insistir en que los integrantes del OCL pueden acercarse a la administración a solicitar información… como cualquier ciudadano. Así de simple.

De los recursos, bueno, dijo que ellos (en el OCL) saben que no recibirían lo mismo, pero tampoco tiene sobre su escritorio la solicitud correspondiente.

Lo que sí tiene, concedió la alcaldesa, es la petición de una entrevista con el secretario ejecutivo de la Fundación Internacional para el Desarrollo de Gobiernos Confiables, A. C. -que preside Medina-, Carlos Gadsden Carrasco, y el encuentro sería precisamente hoy.

Llama la atención que sólo hasta la aparición de Carlos Medina en la presentación del gobernador Márquez se vuelve a hablar del OCL, que había permanecido en el ostracismo, y suponíamos que ahí se quedaría. A ver.

LA JAULA

Malas noticias para Guerrero, al que ahora le falta más que un lucero. Más del 80 por ciento de los springbreakers han cancelado sus reservaciones previstas para visitar el puerto de Acapulco.

De los cinco mil vacacionistas extranjeros que tenían reservaciones para la próxima temporada vacacional, sólo quedan 300; los demás decidieron no confirmar.

El desplome de las reservaciones tiene que ver con la situación de inseguridad en el puerto, lo que ha deteriorado la imagen turística de Guerrero.

El hecho más reciente que ha dañado la imagen del puerto en el exterior es el de la violación de seis turistas españolas, un asunto de inseguridad que trascendió internacionalmente, y que ha golpeado el turismo y los ingresos del estado. Acapulco, Guerrero, mal y de malas.

Comentarios y quejas: [email protected] y @FPacomares.

Escuche el noticiero ¡De palabra! en el 95.9 FM de Radiorama, de lunes a viernes, de 7:30 a 9:00 horas.