miércoles. 08.02.2023
El Tiempo

Chispitas de lenguaje • Sé y se • Enrique R. Soriano Valencia

"Una de las palabras con mayor número de usos en español es la palabra se, con tilde y sin ella."
Chispitas de lenguaje • Sé y se • Enrique R. Soriano Valencia


Una de las palabras con mayor número de usos en español es la palabra se, con tilde y sin ella. Eso se debe a que es la forma de varios verbos y de distintas formas de pronombre (palabra que hace la función de una persona gramatical) en una oración. Su complejidad radica en que reconocer su función facilita escribirla correctamente (con acento gráfico o sin él) o acompañarla de la puntuación debida. Agradezco al área de Comunicación Social de la Universidad de Guanajuato la sugerencia del tema.

Esta palabra lleva acento gráfico siempre que sea verbo (no menciono tiempo ni persona para facilitar la comprensión de quienes no dominan el lenguaje gramatical). La tenemos como la conjugación del verbo saber: «Eso que me preguntas, no lo ». También se trata de una conjugación cuando viene del verbo ser: «¡ honesto, di la verdad!». Y un uso poco conocido es la conjugación cuando queremos decir «Tengo yo mismo sabor a…», que también es el verbo saber, pero con el sentido de saborear. Es decir, cuando un niño se chupa las manos, por ejemplo, suele decir *«Sabo a sal». Lo apropiado será: « a sal».

Cuando la palabra se no sea alguno de los casos anteriores (verbos conjugados), entonces se escribe sin tilde. En este caso la palabra se es un pronombre (sustituto del nombre o persona) en diversas modalidades.

El caso más común es conocido como impersonal. Esa modalidad es cuando interesa la acción, pero no quién la llevó a cabo. Por ejemplo «Se notificó en tiempo y forma a la persona». Aquí lo destacable es la acción de notificar, por ello no hay en el enunciado una persona identificable. Este recurso es recomendable cuando la intencionalidad manifiesta es no destacar, reconocer o identificar al ejecutante. Por eso es la forma ideal para los chismes: «Por ahí se dice que tú haces esto». ¿Quién lo dice o a través de qué persona se enteró quien enuncia la oración?, eso se oculta con toda intención. Sin embargo, no es recomendable cuando sí hay un responsable. Me refiero a que en comunicaciones (oficios o memorandos) es poco adecuado usar: «Se adjunta informe de septiembre», por ejemplo. En virtud del firmante, debe ser «Adjunto informe de septiembre», independientemente si el informe lo elaboró el mismo que signa o no; lo que es claro es quién lo adjunta.

Otra opción es la palabra se cuando la acción del verbo recae en el mismo ejecutante. Un ejemplo sería: «Enrique se cayó», donde –por supuesto– nadie lo tiró, sino que él mismo hizo la acción de caerse. Llamo la atención en que nunca debe haber una coma entre el sujeto y el verbo.

Comparado este caso con el anterior (y relacionado con mi último comentario) será impersonal cuando se enuncie «La queja, se atendió en tiempo y forma». Aquí la coma nos señala que el orden de la oración debió ser «Se atendió en tiempo y forma la queja» y, entonces, es claro que se trata del impersonal. Sin la coma el ejemplo no tiene sentido. Es decir, de no aplicarse la coma, no tendría sentido la oración porque una queja no puede atenderse a sí misma. Entonces, la coma es obligada para identificar que es una oración con cambio de orden (inició por el complemento).

Comentarios