Liguilla Clausura 2023 [1]: La ida de los cuartos • Fernando Cuevas

Fernando Cuevas

Águilas del América
Águilas del América
Liguilla Clausura 2023 [1]: La ida de los cuartos • Fernando Cuevas

Arrancó nuestra esperada fase final que contrasta en emoción e interés con el resto del torneo: paradójico porque si bien le pone salsa a la competencia, al mismo tiempo contribuye a restarle atención a lo que suceda en las 17 jornadas previas. Dos locales, uno con gran ventaja, un visitante prácticamente sellando la eliminatoria y un empate, el saldo de los juegos de ida de los cuartos.

El Monterrey se llevó el torneo. Fue el líder y el mejor, que no siempre coincide. El Santos, por su parte, tuvo una mala campaña alcanzando el 13º. lugar, pero aún así logró entrar al repechaje porque el Querétaro, número 12 de la tabla general, quedó descalificado y tuvo que pagar multa. Se esperaba que estas diferencias se manifestaran en el marcador o al menos en el desempeño, pero terminó siendo el único partido empatado de la primera ronda: se sabe, la liguilla es otro torneo. Un partido disputado más en la media cancha que en zona de peligro, con un equipo local que buscaba sobre todo desde disparos de fuera del área y un visitante de escasa ambición, lanzando un par de relativo riesgo en la primera parte y una llegada al final que no encontró buen puerto: más faltas que emoción en un partido con solo tres disparos a puerta.

Por su parte, el América sí consiguió manifestar la esperada superioridad y se metió al campo de un combativo Atlético San Luis que, si bien mantiene una actitud de entrega, no tuvo la manera de contrarrestar el ataque de los capitalinos. Un inicio prometedor por parte de ambos cuadros y Rodríguez concretó con gran remate al 10’, seguido por Valdés al 20’ con buen remate de cabeza tras lograda combinación. Bonatini le dio vida a su equipo pocos minutos después para descontar y animar a los suyos, pero un desvío inoportuno le permitió a Suárez anotar el tercero para los de amarillo al 35’. La segunda mitad fue de mera contención por parte de las Águilas, con todo y que Reyes se fue expulsado cerca del final, ya sin consecuencias para la visita, lista para emprender el vuelo de regreso a su nido con la confianza que da la ventaja. Luchó el cuadro potosino pero se encontró con su propio nivel de capacidad.

El clásico tapatío resultó equilibrado. Tanto Atlas como Guadalajara buscaron tener la pelota en los primeros minutos, provocando un trámite disputado y de más intensidad que creatividad, si bien los Zorros se acercaban más. Un disparo que pasó cerca del travesaño y un tiro libre de peligro por parte de los locales abrieron la expectativa al frente, reforzada con un penal marcado por el VAR que no pudo anotar el cuadro rojiblanco. Un par de jugadas apretadas en el área visitante que no se marcaron y una llegada de alto peligro incluyendo un disparo al travesaño, antecedieron al gol rojinegro, firmado por Quiñones al 42’, tras una jugada que empezó en los pies del arquero Vargas. Reaccionaron las Chivas y se lanzaron a buscar el empate en lo que restaba de la primera parte y en los minutos iniciales de la segunda. Herrera tuvo varios arribos que pudieron incrementar el marcador y que mostraban el interés del anfitrión por llevarse un poco más de este primer compromiso, mientras que los visitantes seguían en los suyo, aunque cada vez con menor fluidez, quizá considerando que, con todo, la desventaja de un solo gol no era muy significativa.

El Toluca empezó ganando con un astuto gol tempranero en tiro libre rasante de Fernández. Tuvo el segundo pero lo dejó ir y a partir de ahí, la UANL empezó a tomar confianza y a soltar avances que cada vez ponían más en evidencia la fragilidad defensiva de la visita, que combinada con errores puntuales, devino en goleada para los de casa. Primero emparejó Córdova en buena combinación al 14’, después la voltereta que resultó de un penal infantil convertido por Gignac pasada la media hora y el tercero en un rebote que capitalizó Vigon al final de la parte inicial. Para el complemento, los dos conjuntos tuvieron sus opciones pero fueron los Tigres quienes dieron el cuarto zarpazo al 72’, cuando Volpi no pudo capturar la pelota y llegó López justo a la cita para empujar la pelota y anotar el cuarto en la frente, casi definitivo para inclinar la eliminatoria: los Diablos Rojos volvieron a caer en su gitanismo.