sábado. 25.05.2024
El Tiempo

La protección civil y la efeméride • Rescatan a guanajuatenses

La protección civil y la efeméride • Rescatan a guanajuatenses

La protección civil y la efeméride

Hoy se cumplen 28 años de los sismos que en 1985 marcaron para siempre a la ciudad de México. Con la tragedia como antecedente, el Congreso federal aprobó la Ley General de Protección Civil: en el papel, estaríamos mejor preparados para la ocurrencia de un siniestro.

En León, a 28 años de distancia, el reportero Ignacio Velázquez evidencia que somos incapaces de cumplir hasta la menor de las medidas de prevención, falta que lamentaríamos hondo en un incidente de esa naturaleza, como justo en estos días sucede en otras regiones de México, a consecuencia de los huracanes.

Alguien debería explicar cómo es que lugares de confluencias, como el Poliforum, la Presidencia Municipal, la Central Camionera, la Zona Piel, las plazas comerciales del Centro Histórico, la Casa de la Cultura, el mercado Aldama, el descargue Estrella y, sí, hasta la Catedral Metropolitana, incumplan con los ensayos anuales, mínimo, que ordena la ley.

En alguna ocasión apuntamos aquí que en una suerte de humor negro, en León se permite que la señalética del “punto de encuentro”, donde se ha de reunir a las personas en el momento de un siniestro, se coloque ¡en las paredes!, sin que ninguna autoridad diga 'esta boca es mía'. Pues bien, el mismísimo director de Protección Civil del Municipio, Crescencio Sánchez Abundis, nos sale con el argumento peregrino de que no es importante, porque hay un par de normas más, que sirven para lo mismo ¿El señor nos podría explicar entonces para que cree que existe esa?

Crescencio tampoco tiene un padrón completo de los establecimientos de industria, comercio y servicios que existen en León y que deberían, al menos, registrar un programa de protección civil. Y, no, tampoco se ha preocupado por regalar a la Presidencia Municipal el “punto de encuentro”, vital a la hora de la desgracia.

Seguro con buen humor, el presidente del Centro Empresarial del Centro Histórico, Antonio de la Rosa, reconoce que “falta camino por recorrer” y, es en serio, el director general del Poliforum, Alejandro Gutiérrez de Velasco, argumenta que “no estamos en zona sísmica, pero no está de más estar prevenidos, hace tiempo que no se sienten efectos de réplicas”. Al Poliforum asisten millones de personas al año.

Pero bueno. En la víspera de la efeméride, el personal de Protección Civil del municipio lució sus conocimientos especializados en el rescate acuático y buceo. Tienen el equipo necesario para realizar rescates en cualquier zona acuática del municipio y sus alrededores. Dos expertos en rescate acuático y buceo capacitan dos días a la semana a 13 operativos más.

Ayer, sin importar el horizonte nublado, practicaron rutinas como: víctima activa, nadador cansado, salvamento de profundidad, empacamiento con trauma de cervicales, rescate de cuerpo a una profundidad de siete metros.

Todo en la turbulencia de la piscina de la Unidad Deportiva Enrique Fernández Martínez ¡Bravo!

Rescatan a guanajuatenses

Las autoridades estatales acudieron al rescate de los guanajuatenses varados por las condiciones climatológicas en lugares como, Ixtapa, Zihuatanejo y Lázaro Cárdenas. Según las condiciones, se les transporta vía aérea o terrestre.

En la jornada de ayer salió un avión de Ixtapa con 130 guanajuatenses, llegarían a Morelia y de ahí serían trasladados a sus municipios en autobuses; en la operación trabajan funcionarios de la Secretaría de Turismo para apoyar y orientar a las personas.

El gobernador Márquez también ayer confirmó que en las oficinas del DIF de los 46 municipios de la entidad se montaron centros de acopio de víveres para enviar a los damnificados en las diferentes regiones del país.

El gobierno de Guanajuato dispone de módulos de atención y orientación en Ixtapa Zihuatanejo, en Lázaro Cárdenas y en el Aeropuerto de Morelia, lugares donde además se levanta un censo de los guanajuatenses que pudieran permanecer varados en el lugar.

Aún al margen de los daños causados por estos fenómenos naturales, Guanajuato, como el resto del país, se ve involucrado y si no, hay que involucrarse.

La Jaula

Ayer comentamos aquí que no parecía tener mucho sentido la decisión de la Cruz Roja, delegación Guanajuato, de no instalar centros de acopio de víveres para los damnificados por los huracanes y sí, en cambio, “sugerir” que se hicieran depósitos bancarios.

La verdad, la ocurrencia, por más argumentos y bondades financieras que convengan, va a contrapelo del espíritu de colaboración y, ojo, de educar en esas iniciativas a los chicos.

Afortunadamente, la Cruz Roja de Guanajuato, rectificó, o la hicieron rectificar. Así que informa:

“Buenos días. De último momento les informo que acabamos de recibir luz verde de parte de nuestra sede nacional para abrir centros de acopio en las 24 delegaciones del estado de Guanajuato. La modalidad de donativos en la cuenta concentradora, realmente es lo ideal, pero ya tenemos el lineamiento por nuestra sede y abriremos los centros con apoyo de la sociedad y nuestros comprometidos voluntarios”.

“Viene incluida la lista de víveres que estamos recibiendo. Estamos a sus órdenes y le mantendremos informado de las labores de Cruz Roja para ayudar a los afectados por las inundaciones. Quedo a sus órdenes para cualquier duda”.

¿A poco era tan difícil de entender?

Comentarios y quejas: [email protected] y @FPacomares