Tigres de Papel • Caso resuelto • Francisco Javier Mares

“Circula en pasillos del Instituto Estatal de la Cultura, el IEC. Hay una funcionaria muy menor que, insomne en la noche de la mapachería electoral, exige a sus compañeros de trabajo, así, casual, una copia de su credencial del INE. Les dice que es para registrar sus votos el próximo dos de junio en favor de la candidata, Libia Dennise -of course-. Despliega su entusiasmo en cuantas actividades de esa campaña puede. No importan los horarios y días laborales, ni el uso de los vehículos oficiales. Se trata de que ‘la vea’ la abanderada en turno. Apuesta a que así asegura el empleo en el sexenio en puerta. El punto es que la cosa ya pinta como auténtico ‘terrorismo laboral’ en el IEC: quien no entregue la credencial del INE –¿Cuál voto libre y secreto?- se queda sin chamba. Hartos, los empleados alistan sus denuncias en la PEDH y en las instancias del Trabajo. Y no es el único caso. Un par de secretarías andan en las mismas. Ayno…”
Tigres de Papel • Caso resuelto • Francisco Javier Mares

A nada de la jornada electoral del próximo domingo dos de junio, las preguntas que animan las encuestas son: ¿Por cuántos puntos porcentuales ganará Claudia Sheinbaum a Xóchitl Gálvez? ¿Cuántos votos va a sumar?

Que si gana la coalición ‘Sigamos Haciendo Historia’, de Morena, PT y Verdes, o su espejo ‘Fuerza y Corazón por México’, del PRI, PRD y PAN, sorprende y lleva a Marko y ‘Alito’ a la inmortalidad, ni a misterio llegó.

Y las predicciones apuntan a que #EsClaudia rebasará los 30 millones de votos con que AMLO arrasó al conjunto de sus opositores en 2018.

Como sea, en 2024, lo mismo que en 2018, son demasiados los miles de millones de pesos para resultar un marcador tan holgado.

En fin, así va la contienda por la presidencia de la República, que tantas amistades rompe.

La candidata presidencial del oficialismo, Claudia Sheinbaum Pardo, arriba a la zona de sprint con una ventaja de 36 puntos porcentuales de intención de voto sobre su opositora -es un decir- Xóchitl Gálvez Ruiz. Eso dicen los números de la casa De las Heras Demotecnia, publicada el martes anterior. La última de la corrida.

Hasta esa medición, Claudia se queda con el 64% de las preferencias, mientras que para Xóchitl, sería un 28% de intención del voto. El tercer lugar es para el candidato de Movimiento Ciudadano, MC, Jorge Álvarez Máynez: 8% de las simpatías que llegarían a las urnas.

De las Heras Demotecnia ilustra que con esos porcentajes, la abanderada de Morena y Cía. rebasa los 30 millones de votos que hicieron presidente de México al ‘peje’, Andrés Manuel López Obrador en 2018: Sheinbaum superaría los 34 millones de votos; Gálvez podría arañar los 15 millones y ‘Máynez/ Máynez/ Presidente se quedaría con unos 4 millones y pico.

Lo otro son los miles de millones de pesos que cuestan el gran aparato del INE y la glotonería de los partidos políticos, como para esperar una participación del 54% del padrón electoral, si bien nos va.

Ah, el estudio de la casa encuestadora arroja que el nivel de aprobación al Presidente, después de casi seis años bajo fuego, es del 75%, un altísimo porcentaje que hunde en el desconcierto a sus detractores.

Como para despejar el último resabio de duda, la encuesta ‘flash’ de Enkoll para EL PAÍS y W Radio documenta que Claudia Sheinbaum ganó el tercero y último debate, con un 49% del favor de los encuestados, que se traducen en 23 puntos de ventaja sobre Xóchitl Gálvez, quien tuvo el 26%, y 31 puntos encima de Jorge Álvarez Máynez, 18%.

En el balance de los tres debates Claudia fue del 46% en los dos primeros, al 49% en el de cierre; Xóchitl pierde un punto respecto al segundo encuentro, y Máynez sorprende al casi doblar su aceptación: de 10% en el primero, a 18% en el tercer debate.

Por ningún lado parecen salirle las cuentas al bloque opositor…

De trámite

¿Se puede peor? Sí. ‘Polls Mx’ y su Encuesta de Encuestas prueban que a estas horas, Claudia Sheinbaum, disfruta la cima de la contienda con el 55% de las preferencias -corte al 20 de mayo-, con una ventaja de 23 puntos porcentuales sobre Xóchitl Gálvez, 32%, y de Jorge Álvarez Máynez, 11%, aunque con tendencia al alza.

En el entendido de que los tres aspirantes conservan sus posiciones, en esta evaluación el tercer debate no tuvo consecuencias mayores.

Así y todo, la Gálvez necea con que ella va ganando: “Para aquellos que piensan que esta elección era un trámite, hoy Citibanamex, en su reunión de perspectivas económicas y visión de mercado presentó una encuesta de las elecciones. Su servidora tiene 40.2% y Claudia Sheinbaum, 39.6%”, dijo esta semana a los integrantes del Consejo Nacional Agropecuario, CNA.

Pero, pues, no. Citibanamex aclaró a los medios que el sondeo citado por Gálvez es de ‘Massive Caller’, no suyo. Que Citibanamex no hace encuestas electorales. Que en reunión privada con clientes se mostraron varias encuestas, entre ellas la referida, nada más.

‘P’ acabarla de amolar’, la propia Xóchitl Gálvez había dicho en junio de 2022: “Yo con gente seria, no con la de Massive Caller, que cualquiera la paga y sale arriba, con todo respeto”. Massive Caller es la encuestadora de cabecera del panismo nacional. Bueno, razones las hay: Carlos Campos Riojas, mandamás de la casa, durante más de 30 años militante preclaro de Acción Nacional, reconoce que “su corazón es azul”.

Así las cosas, en su ‘mañanera’ de este miércoles, el Presidente AMLO defendió que las elecciones del próximo 2 de junio transcurrirán sin problemas mayores -y que se va a cuidar a toda la ciudadanía.

Una semana atrás, la coalición opositora presentó su 'Mapa de riesgos de la elección 2024', que sostiene que 29% de las secciones electorales son un foco potencial de violencia por el crimen organizado. AMLO confirmó el martes que más de 500 candidatas y candidatos cuentan con medidas de protección federales y estatales.

Mientras tanto, en Guanajuato, marca de la casa, nada pasa y si pasa, tampoco. Libia Dennise García Muñoz Ledo, candidata del par estatal de la coalición que empuja -vaya usted a saber a dónde- a Xóchitl Gálvez, anuncia que el cierre de ambas acá será el próximo domingo, nada menos que en el Estadio León. Y que lo van a llenar.

En marzo también arrancaron juntas, en el ‘Estadio Sergio León Chávez, de Irapuato, por lo visto y actuado, con expectativas distintas: si bien es muy probable que Libia Dennise llegue a salvo a buen puerto, Gálvez, francamente, nomás no.

Ok, ya. A la jornada electoral del 2 de junio está convocado un padrón electoral de más de 98 millones de ciudadanos. Se renuevan algo así como 20 mil 700 empleos, incluido el de presidente de la República, las 500 poltronas de la Cámara de Diputados y las 128 del Senado. Nueve gobiernos estatales, incluido el de la Ciudad de México. Ya casi.

(A)La Jaula

Lo que es no entender

Circula en pasillos del Instituto Estatal de la Cultura, el IEC. Hay una funcionaria muy menor que, insomne en la noche de la mapachería electoral, exige a sus compañeros de trabajo, así, casual, una copia de su credencial del INE. Les dice que es para registrar sus votos el próximo dos de junio en favor de la candidata, Libia Dennise -of course-. Despliega su entusiasmo en cuantas actividades de esa campaña puede. No importan los horarios y días laborales, ni el uso de los vehículos oficiales. Se trata de que ‘la vea’ la abanderada en turno. Apuesta a que así asegura el empleo en el sexenio en puerta. El punto es que la cosa ya pinta como auténtico ‘terrorismo laboral’ en el IEC: quien no entregue la credencial del INE –¿Cuál voto libre y secreto?- se queda sin chamba. Hartos, los empleados alistan sus denuncias en la PEDH y en las instancias del Trabajo. Y no es el único caso. Un par de secretarías andan en las mismas. Ayno.

Correspondencia: [email protected]

‘X’: TigresDePapel