Velio Ortega
07:46
26/09/22

Diacrónica Parlamentaria • Diálogo, consensos y acuerdos en el Congreso: discurso sin hechos • Velio Ortega

"En el discurso: la construcción de acuerdos; en los hechos, el bateo a casi toda propuesta de la oposición..."
Diacrónica Parlamentaria • Diálogo, consensos y acuerdos en el Congreso: discurso sin hechos • Velio Ortega

En el discurso: la construcción de acuerdos; en los hechos, el bateo a casi toda propuesta de la oposición. La clase política se ha vuelto tan predecible que lo más rescatable del inicio del Primer Periodo de Sesiones del Segundo Año de Ejercicio Legal de la LXV Legislatura del Estado de Guanajuato es su ceremonial.

Como referente noticioso, la “nota” la dio el presidente en turno de la Mesa Directiva, Martín López Camacho: priorizar esfuerzos para combatir a la inseguridad con acuerdos entre todas las fuerzas partidistas y unir fuerzas con los poderes Ejecutivo y Judicial en el mismo sentido.

En la última sesión de la Diputación Permanente, presidida por Margarita Rionda, la mayoría panista rechazó la propuesta de que la oposición tuviera sus cinco minutos de gloria fijando postura ente sus pares y los otros dos poderes.

Luis Ernesto Ayala, líder de la bancada panista, lo sentenció: es una sesión solemne y en la sesión formal podrán hacerlo. Ni modo, a esperar que hablen sin importunar al gobernador.

Por lo anterior, los discursos de que en el Congreso hay pluralidad y diálogo son sólo expresión propagandística, párrafos de relleno para la nota diaria.

Y el asunto no es menor: son contados los casos en los que por unanimidad hay votos en exhortos y puntos de acuerdo. En el caso de las iniciativas: si las propone el grupo mayoritario, pasan; si los propone la oposición, bateo casi seguro, en especial si se trata del Partido Movimiento de Regeneración Nacional (Morena).

La subordinación del Grupo Parlamentario del Partido Acción Nacional (PAN) es constante, tanto como el aferramiento morenista de vincular los temas locales con el federal. Su participación ha sido una constante para la incitación al debate de temas nacionales. Lo peor, ahora ya casi no les responden. Eso exaspera a los de la 4T y suele pasar que tampoco ponen mucho de su parte para establecer diálogos y acuerdos, pues también reproducen la cultura de “no se cambia ni una coma” que predomina en el Congreso federal.

Hay un diálogo de exaltaciones: el GPPAN al gobierno de Diego Sinhue Rodríguez y Morena al de Andrés Manuel López Obrador. Los trabajos de comisiones no tienen sorpresas: la propuesta pasa si es azul, no pasa si es guinda.

Sólo cortesía

Diego Sinhue Rodríguez Vallejo, gobernador constitucional del Estado, y María Rosa Medina Rodríguez, presidenta del Supremo Tribunal de Justicia del Estado, echaron flores al diálogo y consenso. Hicieron un discreto llamado al trabajo conjunto entre poderes.

El mandatario estatal mencionó “tiempos particularmente complicados que se enfrentan”, Instó a continuar con la reactivación de la economía estatal y “consolidar los avances en el desarrollo social y garantizar la tranquilidad de las familias guanajuatenses”.

Ma. Rosa Medina Rodríguez, magistrada presidenta del Supremo Tribunal de Justicia y del Consejo del Poder Judicial del Estado, alabó al Poder Legislativo y manifestó disposición para unir fuerzas a favor de la seguridad.

Los criminales masacran un día sí y otro también en el estado, sin importar si cometen delitos locales o federales. Ante esa realidad: ¿habrá ahora sí diálogos y construcción de acuerdos al interior del Congreso? ¿Cerrarán filas los tres poderes estatales para, sin importar ideologías, enfrentar ese lastre? ¿Realmente se coordinarán con el gobierno federal?

Mientras esas preguntas no tengan respuestas, la “nota” no será lo que se dice en el Cerro de las Enredaderas (donde se encuentra el edificio del Congreso): será lo emotivo de los honores a la bandera y lo bien que toca la Banda del Estado de Guanajuato.