jueves. 09.02.2023
El Tiempo

Pacto de no adhesión

“…deberíamos tener ya preparado un hospital machuchóndonde se reciban los casos que invariablemente comenzarán a reportarse más temprano que tarde, como es de esperarse cuando se desata una pandemia…”

 

Pacto de no adhesión

La adhesión al INSABI significa para los estados entregar a la federación sus sistemas de salud, para que un instituto sin reglas claras de operación (hasta el momento) lo desmantele y lo reinvente.

Si es en beneficio o en perjuicio, por lo pronto me parece una discusión secundaria, debido a una nueva emergencia que deberemos enfrentar en las próximas semanas. ¿Qué tan conveniente es hacer cambios que pueden dejar a los estados sin un sistema de salud eficiente, cuando estamos al borde de una pandemia de Coronavirus? Cuando afirman que no se han presentado casos en Mexico, me pregunto si por lo menos se contará ya con las pruebas confirmatorias para hacer tal aseveración, o pasará igual que con la influenzaAH1N1, que se dio a conocer cuando ya no se pudieron ocultar los casos de neumonías atípicas que rebasaban las salas hospitalarias y los servicios de UCI. 

Lo digo (sobre todo para los conspiracionistas) con conocimiento de causa, como sobreviviente de la epidemia. Eso gracias a que como médico me auto inicié el tratamiento de inmediato, una semana antes de que estuviera la prueba confirmatoria que se necesitaba para tomarme el oseltamivir, que seguramente lo habrían colocado en mi caja de muerto. El número de fallecidos fue muy superior al reportado, debido a que sin una prueba confirmatoria, los médicos estábamos obligados a poner en el acta de defunción el diagnóstico de “neumonía atípica” (en aquel entonces trabajaba en el servicio de urgencias, y vi morir a decenas de jóvenes en cuestión de horas sin poder hacer nada).

En vez de distorsionar las prioridades de los hospitales y estar planeando desmantelar los sistemas de salud en los estados, y a su vez, los estados de la oposición planeando firmar un pacto de no adhesión al INSABI, deberíamos tener ya preparado un hospital machuchón donde se reciban los casos que invariablemente comenzarán a reportarse más temprano que tarde, como es de esperarse cuando se desata una pandemia, y evitar los certificados de muerte con el diagnóstico de “neumonía atípica” durante los 180 días que necesitará el INSABI para dictar sus reglas de operación y financiamiento. 

Una enfermedad se puede salir de control en menos de tresdías. 

Como médico y exdirectivo me preguntan si es conveniente romper el pacto federal para volver a centralizar los servicios de salud, y mi contestación, antes y después de la epidemia,será la misma: no. 

Son cuestiones de vida o muerte, no de juegos políticos.

Comentarios