Jujiro Matsuda supervisa un Mazdago hacia 1931