Es Lo Cotidiano

Reducir diputados plurinominales, una salida falsa: académico UG

El investigador señala que en el sistema electoral de México, mayoritario y cerrado, los partidos monopolizan la representación, lo que se resolvería incorporando otros mecanismos de representación como listas abiertas, voto alternativo, flexibilizar requisitos para las candidaturas independientes y la creación de nuevos partidos, e incluso disminuir de 3% a 2% la erogación para éstos

Reducir diputados plurinominales, una salida falsa: académico UG

Guanajuato, Gto. Disminuir el número de diputados de representación proporcional es una propuesta peligrosa, que afecta la calidad de la democracia en un país que necesita que las minorías estén representadas, y no reduce los recursos que reciben los grandes partidos en México, sostuvo el Dr. Fernando Barrientos del Monte, profesor del Departamento de Estudios Políticos y de Gobierno de la Universidad de Guanajuato (UG).

Recientemente, se presentó -otra vez- una iniciativa para reducir de 500 a 400 el número de diputados plurinominales en el Congreso de la Unión, y eliminar a los 32 senadores electos por representación proporcional, para quedar sólo en 96.

Al respecto, el experto en política comparada y procesos político electorales, advirtió que una iniciativa para reducir los representantes en el Congreso, “está demostrado, teórica y empíricamente, beneficia siempre a los partidos más grandes”. 

Si nosotros hacemos un ejercicio numérico con la propuesta que está en el Congreso federal de quitar 100 diputados plurinominales, el partido que más diputados tendría –por la fórmula de asignación- sería el PRI, y después sería el PAN, es decir, los más grandes, y castigaría a los más pequeños, afirmó el Dr. Barrientos del Monte.

Hay otra trampa, dijo, pues se está planteando que se reduzca el número de legisladores pero no que se modifique la fórmula de asignación de recursos a los partidos, “lo cual significa que los partidos van a tener más dinero y menos representantes, por lo tanto se fortalece al partido y se afecta al Congreso”.

Por ello, “a la población hay que decirle que es una salida falsa. Parece muy atractiva, pero tiene efectos perniciosos a la larga”, subrayó el ex Director del Departamento de Estudios Políticos y de Gobierno del Campus Guanajuato.

En enero, al presentar la iniciativa, el legislador priista Jorge Carlos Ramírez Marín, argumentó que la reducción de plurinominales ahorraría el gasto público y facilitaría los acuerdos. “No es comprensible que sigamos sosteniendo, para dificultar más el trabajo legislativo, una onerosa burocracia legislativa, cuando tenemos un país que exige acciones más rápidas, determinaciones más rápidas, legislaciones más eficientes”.

Sin embargo, el Dr. Fernando Barrientos explicó que la iniciativa que se analiza en el Congreso federal –aunque también hay una en el congreso local- no reduce ni el problema del costo, ni agiliza los procesos legislativos.

“Desde mi punto de vista es una propuesta peligrosa, porque los diputados son una figura de representación, teóricamente están ahí para representar al Estado o a los partidos, son un reflejo de la diversidad política y social de un país. Reducir los diputados implicaría aceptar que somos una sociedad homogénea y que en esos pocos están bien representados nuestros intereses, lo cual es falso”.

Desde su perspectiva, lo que se requiere en México es mejorar la calidad de la representación, llevando mejores políticos, que representen los intereses de la sociedad en el Congreso.

Señaló que en México el sistema electoral es mayoritario y cerrado, de esta manera los partidos monopolizan la representación. Para evitar esto, se requiere incorporar otros mecanismos de representación, como listas abiertas, voto alternativo, hacer más flexibles los requisitos para las candidaturas independientes y la creación de nuevos partidos e incluso regresar a la cláusula del 2 por ciento –en lugar del 3 por ciento- para el mantenimiento de los partidos.

En palabras del Dr. Barrientos, si se aceptara la propuesta del PRI, este partido aumentaría su poder dentro del congreso y las minorías políticas se verían afectadas, lo que altera la calidad de la democracia en el país.

El problema que tenemos los académicos -reconoció- es que la razón nos llega con el tiempo, los políticos regularmente se acercan con los académicos para justificar decisiones ya tomadas. Y “Nosotros, los académicos a veces hemos fallado en divulgar los resultados de las ciencias sociales, se queda sólo en nuestros círculos”.

El Dr. Fernando Barrientos es Doctor en Ciencia Política por la Universidad de Florencia y el Instituto Italiano de Ciencias Humanas, Maestro en Relaciones Internacionales por la Universidad de Bolonia y Licenciado en Ciencias Políticas y Administración Pública. Fundador y editor de la Revista mexicana de Análisis Político y Profesor de Tiempo Completo en la Universidad de Guanajuato.

Comentarios