Es lo Cotidiano

Los mexicanos, con pocas posibilidades de llegar al Oscar

Rodrigo Prieto y Mayes C. Rubeo, los postulados
Rodrigo Prieto, cinematógrafo del ‘El Irlandés’
Rodrigo Prieto, cinematógrafo del ‘El Irlandés’
Los mexicanos, con pocas posibilidades de llegar al Oscar


El próximo 9 de febrero el Teatro Dolby, ubicado en Los Angeles, California, abrirá sus puertas para recibir a la crema y nata de la industria cinematográfica de Estados Unidos, donde se darán cita para premiar a lo mejor de la producción estadounidense. Como se ha hecho costumbre desde hace unos años, un par de mexicanos estarán en el recinto con la esperanza de escuchar su nombre y subir al escenario para tomar su Oscar, el galardón más importante de la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas del país vecino.

Sin embargo, para Eric Ortiz García, profesor del curso taller Historia del Cine de Terror, en la FES Aragón, la edición 92 del Oscar podría no ser grata para los mexicanos nominados. “1917 parece estar agarrando su momento. Las premiaciones siempre son así, el favorito toma carrera en la temporada de premios, poco a poco. 1917 ganó en los Globos de Oro cuando pocos lo esperaban, incluso se pensó que Scorsese tenía ese premio asegurado y terminó imponiéndose la película de Sam Mendes. Le sirvió de impulso de cara al Oscar. El cine bélico es uno de los temas favoritos de la Academia”, precisó.

Rodrigo Prieto, fotógrafo de El Irlandés, compite en la categoría a Mejor Fotografía con Laurence Sher de El Guasón; Jarin Blaschke, El Faro; Robert Richardson, Había una vez en… Hollywood; y Roger Deakins, 1917; que parte como favorito entre los nominados gracias a su triunfo reciente en los BAFTA (otorgados por la Academia Británica de Cine) y en la Asociación Americana de Cinefotógrafos (ASC, por sus siglas en inglés).

“Prieto no ha sonado mucho en la carrera por el Oscar. No es que Rodrigo no tenga posibilidades, pero no llega como favorito. Es muy probable que gane Roger Deakins por 1917, que perdió varias veces contra “El Chivo” y luego ganó por Blade Runner 2049”, sostuvo Ortiz y agregó:

“1917 es una película llena de destreza técnica. Filmada en un falso plano secuencia, muy al estilo de Alejandro González Iñárritu en Birdman, la ilusión es que es una sola toma. Los cortes son obvios, pero lo técnico de la fotografía ha gustado mucho. Deakins es uno de los grandes cinefotógrafos trabajando hoy día y uno de los que mejor se adaptó a trabajar en digital. No hay comparación con un rollo de 35mm, pero Deakins es uno de los pocos que logran darle ese apariencia”.

No obstante, para el docente de la FES Aragón, ni el trabajo de Prieto o el Deakins son los más distintivos de la categoría, el más “único”, para Ortiz, es el de Jarin Blaschke en El Faro, una película filmada en blanco y negro sobre dos hombres que se quedan atrapados durante meses en una pequeña isla a mitad del océano, lo cual los lleva a la locura.

La México/americana Mayes C. Rubeo parte de un lugar parecido al de Prieto, no es la favorita y ser nominada luce como su mayor premio. “Jojo Rabbit es una película bastante convencional. Su trabajo es sólido, aunque nada extraordinario. Los otros trabajos de época, Mujercitas y Había una vez en… Hollywood, tienen más probabilidades porque luce más su vestuario. Maye lleva años en la industria, es de esos mexicanos que de repente ‘aparecen’, pero tiene un buen tiempo ganándose un lugar”, comentó Ortiz.

En esta temporada de premios, Rubeo fue nominada al BAFTA, Gold Derby Award, al premio de la Asociación de Críticos de Hawaii, de la Online Film & Television Association y al del Sindicato de Diseñadores de Vestuario (CDG, por sus siglas en inglés), donde logró imponerse como la ganadora, triunfo que podría darle posibilidades para coronarse la noche del Oscar.

Esta nota fue publicada originalmente en La Gaceta UNAM, en esta dirección http://bit.ly/379eqU

Comentarios