Es lo Cotidiano

Regular y vigilar la operación de los 'anexos', propone el GPPRI

La rehabilitación para alcohólicos y drogadictos es operada en Guanajuato por organizaciones no gubernamentales que carecen de presupuesto para atender el problema de forma integral

Regular y vigilar la operación de los 'anexos', propone el GPPRI

Guanajuato, Gto. Con el objetivo de precisar la competencia de organizar, coordinar y vigilar los centros de rehabilitación de alcohólicos, de desintoxicación e instituciones que presten el servicio de salud contra las adicciones, las diputadas y los diputados del Grupo Parlamentario del Partido Revolucionario Institucional presentaron una iniciativa para reformar la Ley de Salud estatal.

Hizo uso de la tribuna el diputado Santiago García López, quien manifestó que las adicciones son un problema grave sobre el cual el Estado, además de trabajar en la prevención, tiene la responsabilidad de realizar las labores de organización, coordinación y vigilancia de las instituciones dedicadas a la atención y rehabilitación de las adicciones, denominados “anexos”.

“Presentamos esta iniciativa ante la problemática que enfrenta nuestra sociedad, en donde las personas con adicciones se encuentran en un estado de indefensión, ya que al ingresar a lugares denominados anexos reciben una atención con poca o nula vigilancia y control estatal”, señaló el legislador.

García López precisó que normalmente las instituciones que ofrecen rehabilitación son organizaciones no gubernamentales que carecen de presupuesto para atender el problema de forma integral. El legislador reconoció el trabajo que llevan a cabo pero puntualizó que no es una responsabilidad sencilla y requiere que la autoridad competente en materia de salud los organice, coordine y vigile para brindar servicios de calidad y un trato digno a quien se está recuperando.

“Debemos aceptar que es un asunto de salud pública serio; las instituciones públicas y privadas que brindan ese servicio deben ser reguladas. Actualmente no se cuenta con un registro o padrón de las instituciones privadas que prestan servicio de rehabilitación y desintoxicación, no están normados sus requisitos, ni se tiene un programa de vigilancia constante de los protocolos internos de atención”, enfatizó el congresista.

Después de señalar que no es un problema privativo de ninguna clase social, edad o sexo, subrayó que es prioritario las personas que sufren alguna adicción reciban tratamientos profesionales que les devuelvan las esperanzas y los deseos de rehabilitarse.

Finalmente, García López precisó que con esta propuesta se estaría especificando la responsabilidad del Ejecutivo del Estado, a través de la Secretaría de Salud, de designar presupuesto y establecer los mecanismos para lograr el adecuado funcionamiento de los centros de rehabilitación, pero sobre todo la recuperación total de quienes sufren de alguna adicción.

La iniciativa fue turnada a la Comisión de Salud Pública para su estudio y dictamen.

Comentarios