Futbol • Liga MX: Semifinales de Liguilla • Fernando Cuevas

"Sobre terreno resbaloso, el Puebla recibió al León en partido intenso y nivelado..."
Leon
Puebla vs. León
Futbol • Liga MX: Semifinales de Liguilla • Fernando Cuevas

EQUILIBRIOS: LIGUILLA APERTURA 2021 (I) GRITA MÉXICO

El clamor homófobo que no termina de erradicarse. Entenderemos quizá hasta que nos impidan ir al Mundial. O ni así. Incomprensible porqué se sigue haciendo: es insultante en primer término, pero además no es simpático, no pone ambiente, se vuelve mecánico y, más allá de toda discusión, genera castigos, incluso en nuestra liga local, como lo vivió el Cruz Azul. Ya veremos. Por lo pronto, arranca la Liguilla tras un repechaje que le da la oportunidad de ser campeón al equipo que ocupó la duodécima posición y que nos dejó dos partidos disputados, con todo y su cuota de drama, y otros dos que se resolvieron sin mucho que recordar. Una instancia que le pone sabor pero que va en detrimento del torneo regular. La primera ronda de la liguilla nos dejó marcadores idénticos en cada uno de los dos días.

EQUILIBRIO ADORMECEDOR

Decepcionante presentación del líder de la competencia ante el undécimo lugar general, que hizo lo que estuvo a su corto alcance. La UNAM buscó la portería sin el suficiente tino y volumen de un excesivamente apertrechado América, quizá recordando la experiencia del torneo anterior. De hecho, los visitantes solo tuvieron una acción peligrosa en un disparo que pasó angustiosamente cerca del poste y lo demás fue pelotear, resguardarse y esperar el silbatazo final para resolverlo todo en casa. Los Pumas lo intentaron con todos sus recursos disponibles; incluso anotaron en fuera de lugar y tuvieron una clara hacia el final del partido pero la pelota se fue apenas saludando la portería sin sana distancia. La Liguilla seguía sin empezar para estos equipos.

EQUILIBRIO PENDIENTE

El planteamiento inicial del Atlas en el campo del Monterrey resultó sorprendentemente valiente, asumiendo y confirmando su posición alcanzada en el torneo regular: presión arriba, posesión de pelota y búsqueda del arco rival. Poco a poco, los Rayados empezaron a equilibrar el trámite y ya para la segunda parte lo inclinaron a su favor, si bien los anteriormente llamados Margaritas por los aficionados de las Chivas (hablando de apodos homófobos), mantenían cierta presencia adelante y no cedían por completo la media cancha. Los anfitriones apretaron en la parte final del partido para llevarse cierta ventaja, cambios incluidos, pero entre fallas definitorias, un inoportuno fuera de lugar y el arquero rojinegro, el marcador permaneció intacto.

EQUILIBRIO DIAGONAL

Sobre terreno resbaloso, el Puebla recibió al León en partido intenso y nivelado, en particular por la motivación que traían los locales gracias a la forma de lograr su clasificación. Poco antes de la media hora, Barreiro aprovechó un rebote tras un tiro de esquina para mandar la pelota a las redes pero de inmediato, el local emparejó con gol de Parra, aprovechando una salida precipitada de la Fiera. Era ligeramente superior la visita, si bien los de casa empezaron a meter presión alta a lo largo del segundo medio, en el que se presentía la llegada del tanto de la diferencia en cualquier portería: resultó que fue para los de la franja vía sólido disparo cruzado de Araujo, a poco más de diez del final. Nunca se conformó el conjunto leonés y buscó el empate hasta las últimas instancias.

EQUILIBRIO TRANSICIONAL

Resuelto desde el inicio y como para controlar rápido a los Tigres, los Guerreros se lanzaron al abordaje y cuando sus rivales apenas rugían, Valdés conectó de cabeza y Aguirre concretó un buen servicio por el centro para enmudecer a la visita. Doce minutos y Santos ya lo ganaba por dos. Pero la UANL reaccionó bien, como equipo maduro que es, y se enfocó primero a la posesión y después a la generación, en logrado trabajo de control de daños. Empezaron a merodear cada vez con más peligro, pero Doria se erigía como un baluarte en defensa mientras que su equipo parecía recular demasiado, si bien todavía tuvieron alguna opción para el tercero. Fue Gignac con un disparo tan lejano como implacable e impredecible, quien puso a su equipo en el marcador a poco más de quince minutos para el final.

Comentarios