Es Lo Cotidiano

LA LUZ SOLAR ES LA CAUSA PRINCIPAL

El paño afecta principalmente a las mujeres: IMSS

El paño afecta principalmente a las mujeres: IMSS

León, Gto. El melasma, conocido como paño, su causa es desconocida, pero existen factores que lo exacerban, uno de ellos es la luz solar, ya que en un 90 por ciento de casos es la principal causa del padecimiento. Se caracteriza por la presencia de  manchas oscuras en la piel, principalmente en el rostro.

“Otro de los factores principales es el hormonal, por eso se presenta en mujeres embarazadas, también la ingesta de anticonceptivos orales y algunas cremas que contienen sustancias específicas” dijo la doctora Virginia Elías Vera, dermatóloga de la Unidad Médica de Alta Especialidad No. 1, del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

Dijo que es por esta razón que se presenta el padecimiento en las mujeres embarazadas, al combinarse la cuestión hormonal con la exposición al sol.

Agregó que en los hombres también llega a presentarse, pero teniendo como causa el sol y la genética de la persona, tipo de raza, de piel, en porcentajes se da el 80 por ciento de los casos en mujeres; y el 20 por ciento restante, en varones.

Cuando ya se presenta el melasma es importante acudir al médico, evitar la automedicación y optar por la protección solar; utilizar protector solar es recomendable para toda la población a través de la aplicación de la crema protectora, mínimo tres veces al día.

También recomendó usar sombreros y sombrillas para evitar la exposición directa al sol, sobre todo en horas pico. El padecimiento es crónico y algunos pacientes siguen al pie de la letra su tratamiento las primeras semanas, pero lo van dejando de lado. Existen estudios que indican que también afecta el uso de lámparas incandescentes y computadoras, porque emiten rayos ultravioleta.

Indicó que la población debe tomar en cuenta que, a pesar de estar en una oficina, al utilizar el tipo de luz mencionado y computadora, debe usar protector para evitar lesiones en la piel.

Agregó que estar expuesto a la luz de estas lámparas y a la luz de la computadora, durante las ocho horas de la jornada laboral, es equivalente a permanecer 10 minutos al sol.

Comentarios