Es Lo Cotidiano

PGJE y SSPE Detienen a banda por homicidios, robo a transportistas, extorsión y secuestros

PGJE y SSPE Detienen a banda por homicidios, robo a transportistas, extorsión y secuestros

Celaya, Gto. Con acciones coordinadas y derivadas de un trabajo de investigación, la Procuraduría General de Justicia y la Secretaría de Seguridad Pública, a través del Grupo Especial de Reacción e Intervención (GERI) y del Grupo Táctico Especializado, desarticularon una célula del denominado "Cartel Jalisco Nueva Generación", que operaba en las ciudades de Celaya y Apaseo el Alto, deteniendo a 7 personas y asegurando armas, material balístico, ropa táctica y vehículos.

Los detenidos, presuntos responsables de al menos 6 homicidios y múltiples robos a conductores de autotransportes de carga, entre otros ilícitos, fueron capturados en un operativo limpio en el que no se realizaron disparos, la noche de este miércoles. Ahora están sujetos a investigación en instalaciones de la Subprocuraduría de Investigación Especializada, por lo que en las próximas horas se definirá su situación legal.

De acuerdo al seguimiento de la investigación, se recabaron datos sobre la ubicación de los ahora detenidos y se llevó a cabo un operativo coordinado entre PGJE y SSPEG,  resultando en  la detención de 7 personas y asegurando 2 camionetas, 2 automóviles, diverso equipo táctico, 5 armas de fuego tipo pistola, 3 armas largas y un importante número de cartuchos.

El primero de los detenidos es Rodolfo Rodríguez Cruz, de 43 años, sin domicilio fijo, quien dijo pertenecer al grupo delincuencial autodenominado “Cartel Jalisco Nueva Generación”. Él manifestó que su función dentro del organismo es operativa y dedicarse a la investigación de potenciales víctimas.

Rodríguez Cruz, a bordo de una camioneta Ram gris, se dirigía a localizar a dos personas con la intención de privarlas de la vida, cuando se encontró con miembros de otro grupo delictivo, huyendo del lugar y abandonando el vehículo –que presentó varios impactos de bala- en la comunidad de San José Agua Azul.

El segundo detenido se llama Rigoberto Hernández Beltrán. Tiene 25 años, es originario de Cruz Grande, en Guerrero, fue capturado en Apaseo el Alto y refirió ser sicario. Esta persona reconoció trabajar para el mencionado grupo; su participación más reciente en un homicidio fue  el desmembramiento de una persona a la que privaron de la libertad cerca de un local de venta de discos en Apaseo el Alto.

Ambos  están  vinculados  a  varios  asesinatos,  entre  ellos  el  de padre e hijo, sobre la carretera libre Celaya-Querétaro a la altura del tramo de Apaseo el Grande-Apaseo el Alto, en el puente de San José Agua Azul, así como  el  de  una  persona  que  trabajaba  para  CFE,  ambos  hechos  en  fechas recientes.

Otro detenido es Eurípides García Cortez, de 21 años, originario del estado de Guerrero, quien dijo trabajar para la policía comunitaria en aquella entidad, ahora investigado por secuestro y homicidio, tras aceptar que participó en la privación de libertad de varias personas.

Juan Carlos Covarrubias Pérez, de 20 años de edad y originario de Lázaro Cárdenas, Michoacán, fue detenido con un arma de fuego y es probable responsable de los delitos de robo, homicidio y extorsión a bares y centros nocturnos.

La PGJE aseguró contar con evidencia técnica y científica de su participación en homicidios registrados en la zona en los últimos meses y acumula las pruebas que serán presentadas en su momento ante el Juez de la causa.

Uno más es Fernando Díaz Patiño, de 31 años, con domicilio en Apaseo el Alto, con oficio de policía municipal activo en esta ciudad, quien tiene el cargo de comandante de planeación operativa. Él avisaba de la entrada y salida de los cuerpos de seguridad pública municipal, estatal y el Ejército Mexicano en esta ciudad.

El sexto es Edgard Adrián Soria, de 26 años, con domicilio en la zona centro de Apaseo el Alto, presunto responsable de los delitos de homicidio y extorsión. Actualmente desempleado, trabajó en la Dirección de Seguridad Pública de Apaseo el Alto, con el cargo de oficial patrullero.

El  último  detenido  es  Héctor  Herrera  Cervantes,   de  51  años,  con domicilio en Lázaro Cárdenas, Michoacán. A esta persona se le aseguró un arma de fuego y se vincula con el cobro de extorsiones.

Comentarios