Es Lo Cotidiano

Sugiere IMSS alimentación sana para época de cuaresma

Sugiere IMSS alimentación sana para época de cuaresma

La llegada de la temporada de cuaresma no debe ser motivo para descuidar la sana alimentación ya que existe una gran variedad de alimentos que pueden consumirse sin dejar de lado la posibilidad de balancear la comida y no consumir grandes cantidades de grasa y azúcar, dijo Miguel Bonilla Hernández, nutriólogo de la Unidad de Medicina Familiar No. 51 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), en León, Guanajuato. 

“La cuaresma es una etapa que se presta para que la alimentación de los mexicanos sea más saludable al disminuir un poco la ingesta de productos de origen animal, los cuales contienen una mayor cantidad de grasa y colesterol, y enfocarnos más a los alimentos de origen vegetal. Hay que consumir alimentos como el pescado, que son una fuente de omega 3, lo que lo convierte en un cardioprotector”, comentó el nutriólogo del IMSS.

Recomendó consumir pescado, salmón, atún, trucha, frutas, verduras, frijol, garbanzo y lentejas, pero no hacerlo capeados, fritos ni empanizados por el alto contenido de grasa que adquieren los alimentos al prepararlos de esta manera.

Para ello, dio las opciones de prepararlos en papel aluminio y combinarlos con verduras -jitomate, cebolla, champiñones, rajas de chile ,  etc.- para que estos no pierdan la calidad de la fuente de proteínas que representan. Dijo que en el caso de los chiles rellenos, en lugar de ser capeados, deben prepararse al horno o en caldillo de jitomate para no impregnarlos de aceite.

Comentó que otro alimento de la temporada es el atún, el cual se presta para prepararlo con una gran variedad de verduras y cumplir con las características que marca el Plato del Buen Comer de combinar los diferentes grupos de alimentos para lograr una alimentación saludable.

Dijo que la alimentación balanceada ayuda a la población a evitar problemas de salud como las dislipidemias -colesterol y triglicéridos altos- que van dañando las paredes de las arterias que podrían generar un infarto al corazón o un derrame cerebral.


Resaltó que la sana alimentación no debe ser exclusiva del tiempo de cuaresma, sino que debe practicarse de manera permanente y consumir alimentos de origen animal -carne roja- sólo una o dos veces por semana.

Bonilla Hernández refirió que para lograr una sana alimentación balanceada contamos con cereales, leguminosas, frijoles, habas, lentejas, garbanzos,  verduras, lácteos y quesos bajos en grasa que favorecen y enriquecen la preparación de los alimentos.

La otra parte importante de la alimentación es el consumo de agua, que debe ser de hasta 7 vasos diarios en un adulto preferentemente de agua natural y no está permitido el consumo de refresco por su alto contenido de azúcar.

“El sobrepeso y la obesidad se presentan en México en el 70% de adultos, 30 % de adolescentes, 20% de escolares y el 10% de preescolares, por lo que se deben atender las recomendaciones para una alimentación saludable”, dijo el nutriólogo.

Por último, para complementar la buena salud, recomendó a la población practicar ejercicio diariamente con el objetivo de evitar enfermedades crónico degenerativas que deterioran la calidad de vida de la población, para lo cual pueden acudir a su Unidad de Medicina Familiar, para recibir orientación.

Comentarios