Es lo Cotidiano

De cómo las nalgas dieron origen a la humanidad

Miguel Ángel Chávez Díaz de León

 

En medio de la animal,

en una tarde perdida en los milenios,
un macho salvaje,
que caminaba a cuatro patas,
por primera vez fijó sus ojos
en el trasero de una hembra.
Las nalgas primitivas ya estaban allí
Desde hacía milenios.
Pero en ese momento lo que veía
Lo dejó quieto.
Ensimismado descubrió
Lo que era mirar.
Un temblor parecido a rayos diminutos
recorrió toda su sangre.
Ese día nacieron juntos
La idea, el razonamiento, la memoria, los sentimientos
El azoro.
Porque en ese salvaje,
Al ver tales nalgas,
Los instintos se convirtieron en deseo.
Entonces surgió el hombre. 

Tachas 05
Tachas 05
De cómo las nalgas dieron origen a la humanidad
Comentarios