sábado. 21.05.2022
El Tiempo
Es Lo Cotidiano

IR DE MUSEOS

Candida Höfer en México, en el Antiguo Colegio de San Ildefonso

Gabriela Mosqueda

Candida Höfer en México, en el Antiguo Colegio de San Ildefonso

Las exposiciones de fotografía suelen ser, por lo general, entretenidas y sencillas; acostumbrados como estamos al lenguaje visual, solemos entender con facilidad lo que las imágenes nos presentan, sobre todo si son de reciente creación.

Pero las fotografías son -en palabras de Susan Sontag, mi ensayista favorita a citar cuando hay que hablar de foto- artefactos que “trafican simultáneamente con el prestigio del arte y la magia de lo real. Son nubes de fantasía y cápsulas de información”, es decir que las fotografías no son lo que dicen ser, no son el retrato fiel de un momento, un espacio o un evento, son mucho más que eso: es la perspectiva y la mirada de alguien que decide encuadrar dentro de una imagen ciertas cosas y dejar fuera otras. Las fotografías son, estrictamente, lo que los ojos de un fotógrafo han decidido mostrarnos y esos ojos tienen ideologías, manías, creencias, prejuicios e intereses.

Todo esto es lo que vemos en las fotos y que casi nunca nos damos cuenta.

Gabriela Mosqueda, - Candida Höfer en México (1)En esta ocasión volví al Antiguo Colegio de San Ildefonso, donde después de haber desmontado una exposición dedicada a la colección del Museo Nacional de Arte de China y aprovechando el impulso mediático y presupuestal del Año Dual Alemania-México, se presenta una exposición fotográfica dedicada a una legendaria creadora alemana, Candida Höfer.

Las fotografías de Höfer son impecables en lo técnico, imágenes fijas de larga exposición, con las que logra no sóolo colores e iluminación incomparables, sino que nos dejan ver también una búsqueda obsesiva por la simetría y la precisión, aspectos que rigen la obra de la alemana.

Höfer fotografía casi exclusivamente espacios vacíos, recintos emblemáticos y preciosos en los que cotidianamente suele haber mucha gente, pero que ha decidido vaciar para crear su obra. Sus imágenes nos muestran la belleza de los espacios públicos como nunca la veremos, porque no se supone que se encuentren así y porque nuestros ojos son incapaces de capturar imágenes como lo hace un lente gran angular.

¿Es esa la realidad de los recintos? Definitivamente no, pero es una exposición con 25 fotografías espectaculares que vale la pena ver, acaso para asomarnos a una reflexión del artificio de las imágenes que es, básicamente, el mundo en el que vivimos hoy.

Candida Höfer en México
05 abril - 30 julio 2017
ANTIGUO COLEGIO DE SAN ILDEFONSO
Justo Sierra 16, Centro Histórico.
Ciudad de México

***
Gabriela Mosqueda
(León, Guanajuato, 1986) es licenciada en Comunicación por la Universidad Iberoamericana León con Maestría en Museografía y Gestión de Exposiciones por el Instituto Superior de Arte de Madrid, España. Ha colaborado en museos estatales y federales, galerías y colecciones privadas, así como publicaciones de arte y diseño en Guanajuato y la Ciudad de México, donde actualmente vive y trabaja.

[Ir a la portada de Tachas 203]

Comentarios