Miércoles. 13.11.2019
El Tiempo
Es lo Cotidiano

ECOS DE SOCIEDAD

The Misunderstood, antes de que el sueño se desvaneciese

Javier Morales i García

Foto: Tomada de Facebook
Foto: Tomada de Facebook
The Misunderstood, antes de que el sueño se desvaneciese

Este artículo lleva rondando por mi vida desde hace un montón de tiempo, incluso lo perdí en una mudanza y hace muy poco lo he vuelto a recuperar. Por esta razón no pierdo ni un momento y empiezo esta historia de incomprensión y misticismo.

La leyenda de The Misunderstood empieza en una ciudad californiana llamada Riverside, a finales del año 1963. Tres adolescentes influenciados por los sonidos surferos y el rock'n'roll forman una banda llamada The Blue Notes. Sus nombres eran: Greg Treadway: Guitarra y teclados; Rick Moe: Batería, y George Phelps: Guitarra solista.

La música surf era lo que más nos gustaba en esos días. Todo mezclado con un poco de rock y nos poníamos ropa de color azul, incluso el pelo.

Greg Treadway, 1982

En los siguientes meses se les unió Rick Brown, voz y armónica, y más tarde Steve Whiting, bajo y guitarra. Ese fue el momento en que cambiaron de nombre. Habían nacido Los Incomprendidos.
Empezaron a tocar en los típicos locales así como en azoteas, guerras de bandas, bailes de estudiantes, fiestas particulares y en cualquier sitio que se les llamase, incluso un polvorín.
Fue al poco de unirse a la banda George Whiting cuando entraron en los estudios William Locy y grabaron seis canciones. Era el año 1965. Ya empezaban a estar muy influenciados por todos los sonidos de la Invasión Británica que les llegaban de las islas, y sus dos grupos favoritos eran The Animals y The Yardbirds. Mezclaban algo de R'n'B, garaje y pre-psicodelia. Aún estaban buscando su estilo propio, su sonido, pero los resultados muestran a un poderoso cantante, Rick Brown, y a una de las mejores bandas del momento. Eran más originales que otros.

Con todo, George Phelps deja el grupo para tocar en otras bandas de Riverside, hasta su muerte en el año 1970. El sustituto es Glenn Ross Campbell, guitarra solista. Todo un personaje. Todo un misterio. Había pasado su infancia en Inglaterra y su madre era una bruja mística de reconocido prestigio en esos ambientes.

Campbell no aprendió a tocar la guitarra como todo el mundo. Tenía su estilo propio ya que le gustaba tocar con diferentes objetos de metal. Investigar los sonidos. En 1962 ya mostraba este estilo en una banda llamada The Goldtones, un grupo surfero de Riverside que tuvo un número uno local con la canción “Gutterball”. Así fue como conoció a sus nuevos amigos.
Graban otro single con dos versiones de blues: “You Don’t Have To Go” de Jimmy Reed y el “Who’s Been Talking” de Howlin' Wolf.

Es entonces cuando conocen a otro personaje clave de su historia, John Ravenscroft, un DJ británico especializado en The Beatles que había llegado al país para trabajar y que había sido contratado por una emisora de radio de Oklahoma, después de otra de San Bernardino. Fue entonces cuando se interesa por la escena musical de Riverside y traba amistad con dos de los grupos punteros de esa escena: The Mystics y The North Side Moss.

Yo solía ir a los conciertos locales, y un día mis amigos tocaban en la apertura de un centro comercial de la zona. Primero tocaron los Mystics y al final iban a tocar los N.S. Moss, pero antes iba a tocar otro grupo al que yo no conocía de nada y que también había contratado para la ocasión. Estuve a punto de levantarme de mi asiento y de irme a dar una vuelta por allí... pero al final me quedé y salieron unos tíos al escenario. Empezaron a tocar su primera canción. Tenían unas pintas bastante raras. Pelos bastante más largos de lo normal, por ejemplo. Vi el nombre del grupo y pensé: ¡vaya! ¡Ahora lo entiendo!

Lo cierto es que aquellos tíos sonaban como nunca había oído antes. ¡Aquello fue increíble! Me refiero a que fue una experiencia bíblica o sobrenatural, ¡casi ridiculizaron a las dos bandas de mis amigos! ¡Les hicieron pedazos! Uno de los guitarristas sacaba unos sonidos extraños de su guitarra con una botella de cristal y el bajista lo hacía con el culo de la botella. Uno de ellos estaba extremadamente delgado y daba miedo, casi colgado de su guitarra. Tocaba algo demencial que yo nunca había oído antes. ¡¡Eran fantásticos!!"

John Ravenscroft, 1983

 

Ya se ve que Ravenscroft quedó hipnotizado por The Misunderstood y se enganchó a ellos. Se dio a conocer y se convirtió en el mentor del grupo. Les consiguió varios conciertos y siempre les decía que eran buenos, que tenían algo especial, dándoles el coraje suficiente para seguir tocando y haciendo música nueva.

En los comienzos de 1966 entran de nuevo en los estudios, esta vez en los Hollywood's Goldstar Studios y de alguna manera, guiados por Ravenscroft. ¿Siempre tiene que haber un tipo así en la historia de los grupos para bien o para mal?

Aún tienen las influencias de los maestros del Blues, pero los arreglos son tan drásticos que suenan como nadie más en la tierra ni más allá. Clásicos como “Shake Your Money Maker”, “Smokestack Lightnin’” y una versión larga y épica de “I’m Not Talking”, que ya habían hecho The Yardbirds y que ocupa toda una cara B.

En un momento dado la banda se fue del estudio, dejando las guitarras en feedback y volviendo al rato, para rematar la canción. ¿De qué suena esto? Después lo harían muchas bandas, pero en 1966 era algo increíble y nunca visto. En una actuación del mismo año en el Pandora's Box de Los Angeles, vuelven a hacer lo mismo, dejando a todo el público boquiabierto. Incluso al barman, que notó que allí pasaba algo diferente.

Londres: not so Swingin' London

Ya lo habían hablado desde hacía meses y es que Riverside se les estaba quedando pequeño y no podían hacer mucho más. Ravenscroft les da la idea: irse a Londres. The Misunderstood dijeron a la idea.

Era junio de 1966 y el día antes de viajar, Rick Brown es llamado a filas. Ya iría más tarde. A pesar de esto, los otros viajan a Inglaterra y llegan a la casa de la madre de John Ravenscroft, que observa alucinada a esos tíos de pelo largo con todo su equipo musical. Todo esto solo era el principio de todo tipo de problemas. John Ravenscroft no ha viajado con ellos ya que lo hará más tarde también. Greg Treadway es llamado a la Marina y lo sustituye Tony Hill, guitarra y coros, un músico joven que venía de la zona de South Shields.

No tienen ningún contrato para tocar y no tienen un sitio fijo para ensayar, así que se dedican a vivir como pueden y a conocer la explosión cultural de la época. Pasan hambre y se hartan del fish and chips, roban, piden dinero prestado y prueban las drogas. Glenn Ross Campbell casi se convierte en alcohólico. Rick Brown es uno más de esos drogadictos del underground londinense. Lo cierto es que grabar o tocar se convierte en algo cercano al milagro. Y éste llega.

Alan Ravenscroft, el hermano de su supuesto mentor, les consigue una audición y contrato con Fontana Records, bajo la supervisión del productor Dick Leahy y un ingeniero de sonido llamado Roger. La conexión surte efecto.

Estos personajes fueron los primeros en creer en ellos y así lo demostraron con su trabajo. Grabaron seis canciones que quedan como joyas que resumen una década de música Pop. Excitante, original, atemporal.

El single de debut fue “I Can Take You To The Sun” y en la cara B “Who Do You Love”. El resto de canciones eran maravillas como “Children Of The Sun”, “My Mind”, “I Unseen” y “Find A Hidden Door”. El grupo absorbió todos los cambios que había en la música por aquellos días y la convirtieron en algo único.

Su presentación fue en el cuartel general de Fontana Records, Stanhope Place, y allí estaba toda la prensa especializada. Aquel concierto se convirtió en un hito en la historia del Pop y todo el mundo empezó a hablar de ellos. Empezaron con “My Mind” y después con un tema nuevo llamado “The Trip to Innerspace”, en donde Glenn Ross Campbell sacaba todo tipo de sonidos espaciales de su guitarra mientras Rick Brown iba dando instrucciones al público para explorar la mente y conocernos a nosotros mismos. Después volvían a la tierra con “Children of The Sun”, lo que era su contestación psicodélica al “Shapes of Things” de sus queridos The Yardbirds. Acabaron con un clímax suave, todos tocando sentados en el suelo el “I Can Take You To The Sun”.

La noticia voló por todo el Swinging London y a la semana siguiente daban un concierto en la sala The Marquee Club, que estaba lleno de curiosos y luminarias como Pink Floyd o The Move y que no se cortaron en copiar mucho en sus conciertos, tanto en lo musical como en la puesta en escena. Ese fue el mejor momento de The Misunderstood. El éxito les sonreía. ¿Qué es el éxito? Pero muchos se aprovechaban de ellos en todos los sentidos, robando su talento o envidiándoles.

Realmente todo se hundía a su alrededor. Acabaron echando al manager y Rick Brown tuvo que volver a los Estados Unidos para arreglar sus papeles del servicio militar pero no le sirvió de nada y tuvo que cumplir un tiempo allí. Todo el día en viaje de ácido y sufriendo a los militares.

Escapó de aquello. También se le vio con los hippies de San Francisco. Pero al tiempo volvió a Inglaterra y compartió apartamento con Jeff Beck hasta que el FBI le encontró. Historias del Pop Ácido.

El resto del grupo se gastó el dinero ganado en aquellas actuaciones pasando unos días en los ferris de Calais y Dover. Acabaron siendo deportados a su país.

Un tiempo después, John Ravenscroft hizo el viaje al revés y volvió a La Pérfida Albión. Cambió su nombre a John Peel y el resto de su historia ya es conocida.

Mientras, Steve Whiting y Rick Moe volvieron a la llamada "vida normal", Glenn Ross Campbell volvió a Inglaterra para intentar mantener el grupo a flote. Tras dos singles horribles, cambió el nombre a Juicy Luicy y tuvo un éxito con una nueva versión del “Who Do You Love”, pero que no se acercaba a la anterior. Un desastre.

Tony Hill formó un grupo muy interesante llamado High Tide que editó dos LP's a principios de los 70.

La historia de Rick Brown se hizo aún más estrambótica. Viajó a la India donde estudió el sanscrito, una lengua muerta, y meditación. Se hizo hinduista de la secta Vaishnava.

En 1974, tras tener una pelea con un viejo monje, se fue al sur de Inglaterra y junto a un amigo descubrió una mina, interesándose en el mundo de la gemología.

En 1981, un pequeño sello discográfico llamado Cherry Red reeditó todo el material de The Misunderstood. Rick y Glenn decidieron reunirse y formaron The Influence. Tocaban hard rock de influencias hindús. Así cumplían el sueño de volver a tocar juntos, una vez más.
"Profetas de un Nuevo Orden", eso fue lo que dijo John Peel cuando le preguntaron por aquel grupo que él "conoció"... Realmente, pocos conocen a The Misunderstood. Cinco jóvenes explorando en su música y en ellos mismos. Pioneros. Es curioso, parece que ellos lo sabían desde un principio.

Si buscas 'misunderstood' en el diccionario te encontrarás con la palabra 'incomprendido'.
Más de cuarenta años después, oyendo su música, el Ecos y La Vieja Ola han encontrado la Puerta Escondida. La Verdadera Evolución.

El final

Este artículo iba a salir en un Ecos de los años 90 pero lo perdí. Desapareció sin saber muy bien dónde y cómo. Era como si se hubiese borrado de mi mente. Cosas de la vida me lo han devuelto y aquí está.

***
Javier Morales i García
(Tenerife, España) es editor del fanzine Ecos de Sociedad, la publicación mod más longeva en Europa. Desde inicios de los 80, escribe, reseña y edita; hoy, Ecos puede leerse en ecos-de-sociedad.blogspot.com.es. Es obseso de la música y el cine.

[Ir a la portada de Tachas 203]

Comentarios