Es Lo Cotidiano

POESÍA

Hebreo

Yona Wallach

Félix Vallotton, Dama y criada bañándose, 1896
Félix Vallotton, Dama y criada bañándose, 1896

En cuanto a los pronombres y el sexo, el inglés deja sus opciones abiertas
en la práctica cada yo
tiene todas las opciones
es ella o él
yo no tiene sexo
no hay diferencia
y todas las cosas son eso – ni hombre ni mujer
no hay necesidad de pensar en relacionarlo con el sexo
pero el hebreo es un maniaco sexual
el hebreo discrimina por y contra
es indulgente, da privilegios
con una grima inmensa por el exilio
en plural los hombres tienen derecho de paso
es una delgada línea es un gran secreto
en el singular las oportunidades son iguales
quién dice que es una causa perdida
el hebreo es un maniaco sexual
quiere saber quién está hablando
casi un espejo casi una imagen
prohibida por la Torá
al menos mirando al sexo
el hebreo se asoma por el ojo de la cerradura
como yo hice contig y tu madre
cuando se lavaban en el cobertizo
tu madre tenía un culo gigante
pero nunca dejé de pensar
los días pasaban como duchas
tú permanecías como una delgada niña, enjabonándose
y después ustedes mujeres enchufaron todos los agujeros
taparon todas las brechas
el hebreo se asoma por el ojo de la cerradura
el lenguaje te ve desnudo
mi padre no me dejaba ver
me daba la espalda cuando meaba
nunca lo vi realmente
siempre escondió su sexo
del modo en que el plural en hebreo esconde una mujer
del modo en que una audiencia es masculina en hebreo
del modo en que la palabra palabra en hebreo es masculina y femenina
no hay algo como estas dulces cosas
el hebreo es una mujer que se baña
el hebreo es Betsabé limpia
una imagen grabada no prohibida,
con pequeñísimos lunares y marcas de nacimiento
mientras más vieja es más hermosa es
su juicio es a veces prehistórico
esta clase de neurosis es por su propio bien
dime en masculino dime en femenino
cada yo es infantil un huevo sin fertilizar
puedes saltarte el sexo
puedes renunciar al sexo
¿quién puede saber el sexo de un polluelo?
el hombre creado por la naturaleza
antes de que un verbo conjugado sea plantado en él.
La memoria es masculina
crea sexos
su descendencia es la cuestión principal
porque eso es la vida
el hebreo es un maniaco sexual
y cualquier cosa que ustedes mujeres tengan una queja feminista
buscando estimulación fuera del lenguaje
con una entonación que da significado a las cosas
señala solo masculino o femenino en una oración
cambiará las relaciones sexuales, las hará extrañas,
marcará cada mujer, una marca distinta para los hombres
cuando cada verbo y cada grupo verbal sea marcado
qué hace un hombre a una mujer
qué gana con ello
qué poder ejerce ella sobre él
y qué signo dado a un objeto
y a un sustantivo abstracto y partículas
tendremos una especie de juego natural
un happening emocional como un nuevo bosque
un juego de fuerzas naturales universales
determinando todos los particulares
signos universales para todos los eventos
que pueden ocurrir cualquier día
mira lo que un lenguaje corporal tiene y qué proporciones
ámala sin el encubrimiento de las palabras

.

.

.

***
Yona Wallach
(1944-1985) fue una poeta israelí. Destacó en los círculos literarios de Tel Aviv en los años 60, donde también escribió para grupos de rock. Su poesía es considerada provocativa, sexual y revolucionaria, y es considerada una renovadora de la poesía hebrea.

La traducción es de Esteban Cisneros.

[Ir a la portada de Tachas 274]

Comentarios