jueves. 19.05.2022
El Tiempo
Es Lo Cotidiano

IR DE MUSEOS

Tres cientos

Gabriela Mosqueda

Yves Klein, foto de Gabriela Mosqueda
Yves Klein, foto de Gabriela Mosqueda

¿A cuánto tiempo equivale un número cualquiera, digamos, por ejemplo, ¿trescientos?

300 horas es un poco más de una docena de días, y 300 días no son todavía un año; se quedan cortos un par de meses. Pero 300 semanas ya son 6 años. ¿Y cuántos momentos caben en esos seis años? ¿Cuántas aventuras, cuántos lunes ominosos, cuántos fines de semana en el letargo, cuántos correos electrónicos con ofertas basura, cuántos mensajes instantáneos vistos, videos de gatitos y perritos de internet, trenes del mame en las redes sociales, artículos compartidos sin leer? ¿Y cuántas visitas a museos?

¿Habremos cambiado mucho en estos últimos seis años? El ejercicio de revisión se antoja mucho más complejo y profundo que el recuento casi obligatorio de año nuevo, con todo y sus propósitos.  La respuesta abarca prácticamente a todos: sí, en seis años solemos cambiar bastante, y es tiempo suficiente para que el cambio sea paulatino y apenas perceptible en lo cotidiano.

Yo comencé a tomarme muy en serio los museos hace seis años, un interés permanente pero desenfocado hasta entonces. No sé si habré visitado un museo cada semana para haber reunido ahora 300 exposiciones, pero es muy probable que sí. El valor en esto –si lo hubiera, además del presuntuoso número y el personalísimo conteo de las visitas– es la experiencia constante en la mayor parte de mi vida adulta.

Pero seis años de vida de un proyecto, casi cualquiera que sea (¡pero sobre todo uno editorial!), es digno de reconocimiento. He tenido durante parte de estas 300 semanas la oportunidad de compartir lo que veo y vivo en mi permanente, obsesivo paseo por exposiciones de todo tipo, en un espacio editorial que me ha permitido conocerme en el análisis y la crítica, y del cual estaré siempre agradecida.

¡A por otras 300 semanas más!




 

***
Gabriela Mosqueda
(León, Guanajuato, 1986) es licenciada en Comunicación por la Universidad Iberoamericana León con Maestría en Museología y Gestión de Exposiciones por el Instituto Superior de Arte de Madrid, España. Ha colaborado en museos estatales y federales, galerías y colecciones privadas, así como publicaciones de arte, diseño y cultura en Guanajuato y la Ciudad de México, donde actualmente vive y trabaja.

[Ir a la portada de Tachas 300]

Comentarios