Buscar
07:18h. Domingo, 18 de Noviembre de 2018

Las primeras veces de México en el Mundial y otras anécdotas inútiles del balompié (1930-1970)

Pablo E. Montes Palomares

La selección mexicana con el uniforme de Gremio de Porto Alegre.
La selección mexicana con el uniforme de Gremio de Porto Alegre.

Jugar al fútbol es muy sencillo, pero jugar un fútbol sencillo es la cosa más difícil que hay.

Johan Cruyff

El primer partido que se disputó en toda la historia de las copas del mundo implica a nuestro país México, ya que la selección nacional tuvo la primicia de jugar el partido inaugural frente a Francia, un 13 de julio de 1930 en Montevideo, Uruguay. Así, en ese mismo partido se registró el primer gol marcado por un connacional en el certamen mundial, Juan “trompo” Carreño Lara fue quien anotó para la selección mexicana, aunque al final el resultado favoreció  a Francia que marcó cuatro goles. Hecho que implicó la primera goleada en las copas del mundo,  además de instalar a Óscar “Yori” Bonfiglio como el primero portero en recibir un gol.

“Yori” Bonfiglio, guardavallas mexicano, también fue el primero en detener un tiro penal durante el tercer partido del certamen  mundialista, frente  Argentina, Fernando Paternoster se instaló detrás del punto penal y al ejecutar se encuentra con la figura del portero azteca. Hecho que solo se repitió hasta que Gordon Banks atajara un penalti durante el mundial de México 70. El paso de la selección mexicana por el torneo sería anecdótico, ya que perdieron todos sus partidos, el equipo estaba conformado por jugadores amateurs y su participación se dio gracia a la invitación del gobierno uruguayo.

Para  los eventos de 1934 y 1938, México no participa por diferentes circunstancias y  hacia los años 40’s el mundial de futbol tiene que ser suspendido por la II Guerra Mundial, la intervención mexicana se reanudó en 1950, cuando la sede fuera nuevamente una nación sudamericana. Brasil se encargó en esta ocasión de organizar la justa y también sería el favorito para llevarse el título. El torneo representó el regreso del equipo azteca después de prácticamente dos décadas, sin embargo la participación nuevamente fue catastrófica al perder los tres primeros partidos, resultado así su descalificación después de la primera ronda.  Pese a ello, Brasil 1950 nos trae dos aspectos a destacar; el certamen implicó la primera copa donde participaría Antonio “Tota” Carbajal, a la postre conocido como “Cinco Copas”, por ser el primer futbolista en participar más veces en los diferentes torneos. De esta manera también sería alineado en Suiza 1954, Suecia 1958, Chile 1962 e Inglaterra 1966. El otro aspecto a destacar es más bien una situación curiosa que se suscitó en el tercer partido frente a Suiza, momentos antes de iniciar el juego, el árbitro se percató de que los uniformes de ambos equipos eran muy similares, ya que  tradicionalmente por esos años la selección mexicana vestía de guinda y blanco. De esta manera se decidió a través de un volado quien portaría uniforme alternativo. México acertó, pero en un acto de caballerosidad le otorgaba a su rival la primicia de vestir su uniforme característico, antes de percatarse de que no llevaban consigo uniforme alternativo, así entonces se consiguió que el Gremio de Porto Alegre prestara sus uniformes a la selección mexicana, siendo ésta la primera y última vez que el equipo disputó un encuentro con vestimenta no oficial, algo impensado en nuestros días.     

El mundial de 1954 pasó sin pena ni gloria para los mexicanos al sucumbir nuevamente durante la primera ronda, De este certamen se recuerda de manera particular el encuentro contra Francia que se perdió en el último minuto, cundo el cuadro galo marca un gol por la vía penal. De esta manera llegamos a Suecia 1958, donde se conseguiría el primer punto para la causa azteca. El 11 de junio, se llevó  cabo el encuentro entre México y Gales, estos últimos adelantaron el marcador, ventaja que conservó durante casi todo el partido, hasta que al minuto 89, Jaime Belmonte marcó el gol del empate, que significó una de las primeras hazañas de nuestra selección en las copas mundiales.

Así llegamos a Chile 1962, parecía que el equipo tricolor después de sus dos primeros encuentros, nuevamente pasaría desapercibido en el torneo; las derrotas frente a Brasil (2-0) y España (1-0) imposibilitaban el pase a la siguiente ronda. Con este panorama se llega al partido frente a la extinta Checoslovaquia, quienes se perfilaban como fuertes favoritos. El partido comenzó con un revés para México, sin embargo se repusieron y dieron la voltereta con goles de  Isidoro "Chololo" Díaz, Alfredo del Águila y Héctor Hernández, para finalizar el encuentro con un contundente 3 a 1, que más tarde cobraría mayor relevancia, no solo por implicar la primera victoria en un torneo mundialista, sino por haberle ganado a los que más tarde serían subcampeones del mismo torneo.

La Copa de Inglaterra 1966, como ya se había dicho antes, implicó el retiro de la “Tota” Carbajal de las canchas, Inglaterra fue el campeón y México nuevamente seria eliminado en la primera ronda. La particularidad de este torneo recae en un suceso bastante peculiar, ya que el héroe del certamen no fue ningún goleador, sino el perro Pickles, quien encontró el trofeo Jules Rimet, durante su paseo diario, luego de haber sido robado meses antes de iniciar la justa. El hurto nunca fue resuelto del todo, pero Pickles sería el invitado de honor en la celebración del campeonato.

El uso de las tarjetas amarilla y roja se introdujo por primera vez en los mundiales durante México 1970. Y aunque las expulsiones ya se utilizaban, el árbitro las emitía de manera verbal hacia los jugadores. Dicha medida buscaba moderar el número de expulsiones por juego sucio y al parecer sería todo un éxito, pues durante el desarrollo del torneo no se expulsó a ningún jugador. De la misma forma, fue en este mundial donde se permitieron las sustituciones de jugadores en el transcurso de los partidos; la primera sustitución fue protagonizada por la U.R.S.S. al cambiar a Anatoli Punzach por Víctor Serebrjanikov y durante el mismo partido, en lo que respecta a México el primer cambio oficial entre jugadores fue entre Mario Velarde y Antonio Munguía, el primero le cedió su lugar en la cancha al segundo. El anfitrión México ostentó varios títulos nacionales durante esta justa, al ser el anfitrión regaló su mejor actuación en los mundiales, consiguiendo por primera vez el pase a la segunda fase, aunque al final fue derrotado por Italia de manera contundente.

El trayecto que ha seguido la selección mexicana en los torneos mundiales siempre da de que hablar, a la fecha seguimos esperando el zarpazo ganador que nos lleve a las rondas finales y porque no a un campeonato. Sin embargo, mientras seguimos a la espera invariablemente encontraremos de que hablar, como en esta ocasión en que el recuento lo detenemos en 1970, así podríamos seguir detallando situaciones o circunstancias en torno a los mundiales, pero  ya habrá la oportunidad de contar lo que sucedió después de este año y así llegar hasta la última justa del 2014.   

Fuentes:

http://www.fmf.com.mx/historia_de_los_mundiales_de_futbol.htm

http://www.rpp.com.pe/2014-06-06-historia-de-los-mundiales-de-futbol-de-aquel-uruguay-1930-al-brasil-2014-noticia_698045.html

http://es.fifa.com/classicfootball/history/fifa-world-cup/