Literatura e historia: Sira • Arturo Mora Alva

“Una conversación con María Dueñas…”

Literatura e historia: Sira • Arturo Mora Alva

Quien escribe, teje. Texto proviene del latín ‘textum’, que significa tejido. Con hilos de palabras vamos diciendo, con hilos de tiempo vamos viviendo. Los textos son como nosotros: tejidos que andan.
Eduardo Galeano

Las cicatrices son las costuras de la memoria.
Piedad Bonnett

Este domingo 25 de julio tuve la buena fortuna de conversar con María Dueñas. Escritora española en el contexto de la Feria del Libro de León, Guanajuato, en su edición 32. En un enlace con la ayuda de las tecnologías de comunicación, ella desde su estudio en España y yo en la Antigua Plaza Gallos en el centro de León.

La invitación la recibí por parte del Instituto de la Cultura de León a través Katia Nilo, a quien agradezco el colaborar y participar en este esfuerzo que es la Feria de Libro, FENAL, y que pese a la pandemia se ha podido realizar, tanto el año pasado como ahora, con las restricciones y oportunidades de innovar para mantener un evento  cultural de alta calidad y con gran pertinencia social, que busca cada año impulsar y promover la lectura, junto con otras actividades culturales y de educación artística.

María Dueñas, doctora en Filología Inglesa y profesora titular de filología inglesa en la facultad de Letras de la Universidad de Murcia, publicó en abril de este año “Sira”, novela-reecuentro con un personaje que ella creó en su primera novela “El tiempo entre costuras”. Cuenta parte de lo que se vivió en España a partir de 1936, en los primeros años del franquismo y en el contexto de los inicios de la Segunda Guerra Mundial. Una novela que, con una buena dosis de ficción, entre espionaje y pasión va describiendo la vida de Madrid, de Tánger en Marruecos, y los hechos que marcaron esos años en la historia.

En esta segunda entrega, 12 años después, y ubicada entre 1946 y 1947, Sira narra con una perspectiva única de mujer, con más madurez y con la memoria a cuestas, una nueva travesía que recorre Jerusalén, Londres, Madrid, Granada, Barcelona, Tetuán y Tánger. Con un contexto histórico preciso da cuenta de lo ocurre en esos años, en cada lugar en los tiempos de la posguerra, donde María Dueñas va describiendo la situación de Palestina, el éxodo judío y el papel del protectorado de Gran Bretaña y Estados Unidos, y con ello parte de los conflictos que dieron origen a la situación que aún se vive en Palestina. Pasa a describir la situación de la Gran Bretaña y va dibujando lo que ha pasado en Londres, con los saldos y costos de la guerra para el Imperio Británico. Describe la ostentación y el lujo con que recibió Franco a Eva Duarte de Perón en 1947 y, de manera documentada, el papel de la política internacional en esos años, y con ello, algunos de los rasgos de personalidad de la primera dama argentina, en una trama que envuelve la historia de Sira Quiroga, ahora como Livia Nash, reportera para BBC. La última parada es Marruecos y su recuentro con Tánger y con un pasado que la va siguiendo en la figura de Ramiro, un hombre abusivo, cruel y despiadado, recuperando su memoria y su dignidad, en una trama por demás interesante que cautiva y atrapa.

En la conversación con María Dueñas hablamos de algunos de los ejes que ella usó para crear esta obra, el dar valor a la radio, en tiempos en donde éste era omnipresente, como lo es hoy el internet, en palabras de ella. En la novela muestra, su capacidad para crear atmosferas tangibles, casi reales. Realizado con una narrativa detallada del contexto donde Sira se mueve, donde camina, describiendo las ciudades, calles, avenidas, edificios emblemáticos, fachadas, hoteles, tiendas, restaurantes, cuidando un ritmo que nos hace sentir que estamos dentro de la trama y va incorporando colores, aromas, comidas, rasgos de la vida cotidiana de ese tiempo, siendo leal a lo que la gente comía, hacía, bebía, usaba. Cabe decir, que el aprendizaje de Sira como costurera, y sus tareas en la cuales se entrena como espía, serán parte de la trama en esta ocasión, y en que la ropa, abrigos de pieles, los vestidos, la moda en sí, son descriptores de esos años, y que  junto con el dominio de sus miedos y sus propios deseos, y el uso de los recursos que le toca aprender para llevar a cabo sus misiones, serán parte de Sira, que, en esta segunda novela vivirá los retos que implicó ser mamá en esos tiempos y circunstancias.

La memoria histórica se convierte para María Dueñas en una cruzada. Recuperar y hablar de todo eso que pasó, con una mirada y con el cuidado y trato adecuado de las palabras, muestra a una escritora con los recursos y capacidades académicas que usa para traer al presente una narrativa que se hace necesaria para comprender el presente, y más aún en estos tiempos, donde el futuro es la nueva consigna ante la incertidumbre de la pandemia.

En este libro, como buena académica, María Dueñas da cuenta del trabajo riguroso de investigación documental para escribir Sira, y es agradecida con todas las personas que colaboraron para su publicación lo que muestra su sentido humano y transparencia para la gratitud.

En la última página de Sira está este párrafo: “Gran parte de esta historia ha sido escrita durante la pandemia que en los últimos tiempos ha asolado al mundo. Con ella quiero honrar por último a todos aquellos cuyos ojos se cerraron —como dice el tango- mientras el mundo sigue andando y se encamina hacia una ansiada normalidad. A ellos, y a todos los lectores que han arropado El tiempo entre costuras a lo largo de los años, dedicamos Sira y yo este reencuentro”.

Los invito a leer Sira, así como las otras novelas de María Dueñas.

En la siguiente liga podrán ver mi charla con ella. https://fb.watch/6ZIbiBqaml/

Comentarios