Opinión • Tomar partido • Arturo Mora

“…un tema que lacera, lastima y hiere a las familias, en especial a niños, niñas y adolescentes que están en riesgo ante el consumo de drogas…”

Opinión • Tomar partido • Arturo Mora


Estamos ante la premura de dar valor a lo superfluo, como nuevo mandato social de una cuasi religión, en la que el mercado se ha instalado así mismo para su idolatría y para perpetuar los ritos y prácticas de consumo. Hoy las relaciones humanas no sólo esta materializadas en el tener, sino que todo monetiza como idea de intercambios constantes, en donde todos y todas, quieren sacar partido de eso que de hace, de que se dice, de eso que se compra, de eso que se usa, de eso que se desecha. La drogadicción es una de las expresiones en la que se muestra como el mercado no tiene escrúpulos y solo quiere las máximas ganancias a cualquier precio.

La dificultad que vamos teniendo es sí la del reto de comprender la realidad y poder actuar en consecuencia. Hace unos días el periodista Arnoldo Cuellar escribió en el portal POPLAB:

La declaración de Alvar Cabeza de Vaca, secretario de seguridad de Guanajuato desde el 2012, durante una entrevista radiofónica el lunes pasado en el noticiero En Línea, tenía que haber parado las prensas de los medios de comunicación.

De acuerdo al funcionario, que externó los datos con tranquilidad, casi con parsimonia, en Guanajuato se estima un universo de 600 mil adictos a algún tipo de droga ilegal, permanentes y ocasionales. Los datos están cruzados con observaciones de la Secretaría de Salud.

Cabeza de Vaca lanzó la cifra de 100 pesos diarios de gasto por persona en compra de drogas, lo que significa 60 millones de pesos al día, es decir 21 mil 600 millones de pesos al año.

Se trata de un 10 por ciento de la población de Guanajuato la que estaría constituyendo el mercado de compradores de droga y el valor del mercado anual de las adicciones equivale a un 23 por ciento del presupuesto del estado de Guanajuato para 2022. […] El dato es monstruoso y ameritaría un estudio serio, avalado por instituciones académicas y por organizaciones de la sociedad civil. […] De ese fenómeno derivan actividades criminales de alto y bajo impacto, guerra por el control de los mercados, corrosión del tejido comunitario, desintegración familiar, deserción escolar, ausentismo laboral, accidentes, entre otras muchas secuelas.

Lo dicho por el secretario de Seguridad Pública del Estado de Guanajuato deja en claro que no hay resultados positivos de las acciones de orden preventivo, y marca la disociación y hasta esquizofrenia institucional que existe entre la dependencias del gobierno estatal para atender de manera integral el problema de las adicciones, tanto  las causas estructurales como las de orden económico, la ausencia de las acciones de rehabilitación e integración social de consumidores desde el campo de la salud y lo que conllevan las tareas de prevención en el terreno educativo, así como de las acciones concretas para erradicar la distribución y venta de drogas.

Arnoldo Cuellar señaló:

No parece muy útil, en este contexto, atacar el monstruo de las adicciones con un programa periférico, no probado en nuestra realidad, usado sólo como propaganda y sin objetivos precisos. Hasta hoy sólo se ha anunciado un presupuesto de 50 millones de pesos para tropicalizar el programa islandés Planet Youth como instrumento de combate a las adicciones, monto que no equivale ni siquiera al consumo de drogas de un solo día, de acuerdo a las cifras de Cabeza de Vaca.

Es importante resaltar, con relación al programa Planet Youth, en la página web del Congreso del Estado de Guanajuato es esta liga, y que se puede consultar estas dos preguntas y sus respuestas entre otras, de los encargados del propio programa en el Centro Islandés de Investigación y Análisis Social (ICSRA)  y que deja en claro que se ha importado un programa desde Islandia con poco posibilidades de tener éxito desde el origen, lo que resulta por demás preocupante socialmente.

¿Por qué este modelo puede aplicarse fácilmente en otros países como el programa Planet Youth?

La mayoría de los países con una economía avanzada cuentan con la infraestructura necesaria para aplicar esta estrategia. La recogida de datos y la implicación de instituciones y organismos resultan esenciales para conseguir resultados.

En su opinión, ¿por qué no hay más países aplicando este modelo?

El modelo exige un cambio en la forma de pensar, pasar de una perspectiva individual a otra colectiva, y de una visión con objetivos a corto plazo a una de objetivos a largo plazo. Una vez descrito, muchos de nuestros compañeros creen que el modelo presenta demasiados desafíos para facilitar esos cambios de perspectiva.

El propio Arnoldo Cuellar en su investigación periodística indica que:

Hablando con algunos de los responsables, observo diferencias de criterios preocupantes. Un alto funcionario del gabinete social me explicaba que el objetivo del programa no es la población de adictos, esos 600 mil, sino evitar que se sumen nuevos consumidores a ese mercado. En cambio, Cabeza de Vaca en el mismo programa radiofónico expuso que el objetivo del programa nórdico es atender a quienes ya son adictos.

Por su parte, el gobernador del estado, Diego Sinhue Rodríguez, realizó un viaje a Islandia esta semana donde acordó la realización de tres congresos para la prevención de adicciones con una institución islandesa de investigación y análisis sociales. De entrada, se antoja que un problema de la magnitud del que tiene Guanajuato, difícilmente será atendido con la realización de actividades de corte académico y divulgativo.

Solo hay que pensar que la cantidad de adictos a las drogas en Guanajuato representa casi el doble de la población total de Islandia, lo que pondría en duda una metodología probada en circunstancias y magnitudes muy distintas. En ciencias sociales, el tamaño y el contexto sí importan.

Es claro que habrá que tomar partido ante un tema que lacera, lastima y hiere a las familias, en especial a niños, niñas y adolescentes que están en riesgo ante el consumo de drogas y los que ya están enganchados, con todo lo que conllevan estas adicciones, que más allá de fumar marihuana, está el tema del consumo de las metanfetaminas, el cristal. Habrá que tomar partido por la vida digna, por contar con sistema de salud pública que atienda de forma integral a las y los adictos, y por la creación de reales oportunidades de empleo y educación de calidad de quienes ya son consumidores.

Habrá que tomar partido para exigir que las autoridades del estado de Guanajuato hagan su trabajo y que vayan más allá de una lógica del espectáculo político, de sus buenas conciencias y de sus compromisos.

*https://poplab.mx/v2/story/DAS-DE-GUARDAR-Domingo-19-de-junio-de-2022

Comentarios