02:36
26/06/13

El camino del expediente • La hora azul

El camino del expediente • La hora azul

El camino del expediente

Seguro que en la fiscalía federal ni siquiera han tenido tiempo de echar una ojeada a la denuncia de hechos que presentaron los abogados del PRI contra el gobierno estatal que tuvo a Juan Manuel Oliva como jefe del Poder Ejecutivo, pero el caso ya se litiga con pasión en los medios.

Apenas el abogado Paulino Lorea había entregado el expediente en la delegación de la PGR en León, los panistas, que encabeza en Guanajuato Gerardo Trujillo, saltaron frazada en manos para arropar al exgobernador y todavía su jefe político, digan lo que digan… (“los demás”, completaría Raphael). Trujillo, claro, descalificó la denuncia penal, aduciendo que se trata de una mera estrategia mediática del priismo.

Bueno, pues no fue muy lejos por la respuesta; el coordinador del grupo parlamentario priista en el Congreso local y presidente del CDE priista en Guanajuato, el diputado Francisco Javier Contreras Ramírez, le respondió que una denuncia presentada ante la Procuraduría General de la República difícilmente podría reducirse a una mera expresión mediática.

Los priistas han solicitado por la vía judicial que se investigue el eventual desvío de recursos en tres de los asuntos que marcaron el sexenio panista de Juan Manuel Oliva como gobernador: la compra de los terrenos y la operación de la Expo Bicentenario -que agoniza ahí, entre Guanajuato y Silao-; las tierras que se adquirieron en la persecución del sueño de tener una nueva refinería en el estado; y el pago de los terrenos del derecho de vía en el proyecto trunco del Tren Interurbano.

Ahora, Contreras Ramírez ofreció un poco más de los datos en los que sus abogados sustentan la presentación de la denuncia, copias de cheques, operaciones de compraventa de terrenos que pudieron documentar, oficios de ida y vuelta entre el gobierno de Guanajuato y la dirección general de Pemex, etc. Que las pruebas importantes se guardan con sigilo, para no afectar la integración de la averiguación. Más allá de esta parte de la declaración, que es de cajón, en realidad no parece mucho lo que ofrecen los tricolores y habrá que aguardar a saber para cuánto les alcanza.

Por vía de mientras, el asunto ya le rebotó al gobernador Miguel Márquez, quien durante un largo tramo de la gestión de Oliva se desempeñó como secretario de la Gestión Pública -hoy, la secretaría de la triste figura de la Transparencia, a cargo de Isabel Tinoco-.

El gobernador pone en claro que con esa responsabilidad, su trabajo de auditor de los puntos que reclama el PRI, los terrenos de la refinería, del Tren Interurbano y de la Expo Bicentenario, fue público en su momento y que también los revisó el maltrecho Órgano de Fiscalización Superior, el OFS, que depende del Congreso del estado.

¿Que si él no encontró nada? Ahí están los resultados, dice Márquez, y ahí los va a encontrar el Ministerio Público federal, si los requiere.

Miguel Márquez agregó dos aseveraciones importantes, la primera es que los diputados del PRI están en su derecho de denunciar los hechos ante las instancias que consideren pertinentes -porque aun cuando esto resulte en una obviedad, en términos políticos es importante que así lo reconozca públicamente el gobernador-.

La segunda es que Márquez subraya que, por lo que a él respecta, los tres temas -va de nuevo: los terrenos de la refinería, del Tren Interurbano y del parque Bicentenario- ya han sido “suficientemente revisados”, tanto por el Poder Ejecutivo como por el Legislativo. En esta parte, el discurso del gobernador empata completamente con el del jefe estatal de su partido, el PAN, Gerardo Trujillo. “Es un tema que ha sido muy auditado, muy revisado y punto”, remata el gobernador.

Y como para no dejar dudas de quiénes atenderán la polémica, el góber desliza que él ya ha declarado demasiado sobre el tema, que no tiene un calificativo a la estrategia priista y que ya será el partido -el PAN- el que se ocupe de esos menesteres.

Como quiera que sea, esto apenas comienza, el asunto va para largo y tendrá sus altibajos en el ánimo de la opinión pública, de acuerdo con como apriete el calendario político.

A final de cuentas, la fiscalía puede hacer tres cosas con el expediente: consignarlo a un juez federal; condenarlo a la muerte de la reserva… o mantenerlo ahí, latente, vivo, a la espera de nuevas pruebas. Aquí el as está cantado y no bajo la manga: no hay plazo para concluir la integración de una averiguación previa, digamos que estará ahí, para lo que se ofrezca…

… Todo por no aprobar una insípida comisión legislativa.

La hora azul

A Alfredo Ling Altamirano, el jefe formal -no el de a de veras- de los panistas de León, lo pueden acusar de muchas cosas, algunas ciertas, otras falsas, pero ocurrente sí es.

Que a partir de hoy, el viejo Ling y sus muchachos del comité municipal panista se van a plantar en la plaza principal, a las puertas de la Presidencia Municipal, para restablecer, según ellos, el “Miércoles ciudadano”, que tan buenos dividendos entregó a su partido y a los gobiernos municipales emanados de su partido, durante largo rato. Ya no son gobierno, y simplemente se llamarán “Miércoles azules”.

El “Miércoles ciudadano”, en el que los funcionarios municipales llevaban su mesita al patio central de la Casa Municipal para atender de viva voz a los ciudadanos, se estrenó en la administración de Luis Quirós Echegaray, y murió con el último alcalde panista -hasta ahora-, Ricardo Sheffield Padilla. No convenció a todos los munícipes del PAN, pero de alguna u otra manera había sobrevivido, hasta que lo mató la nueva alcaldesa priista, Bárbara Botello.

Como el entusiasmo no da para tanto, los “Miércoles azules” sucederán sólo una vez al mes, no cada semana, y en ellos, cual patriarca, Ling escuchará a los ciudadanos “ayunos de atención” -así dijo-. Para Ling, el relevo de los “Miércoles ciudadanos”, la “Hora ciudadana” que creó la administración actual, resultó “un fracaso total”.

Alfredo Ling adelanta que en la hora azul los panistas que la encabecen recibirán quejas y propuestas de la ciudadanía, pero no queda claro qué harán con ellas, ello porque el propio Ling es ¿cauto? en el compromiso: “El beneficio para los ciudadanos es ser escuchados…” -salvo opiniones en contrario, respetables todas, la oferta suena muy disminuida-.

La salida del líder partidista es facilona: que las propuestas, quejas y demandas que externen los atrevidos serán entregadas, claro, a los regidores del PAN, quienes seguro ya agradecen desde ahora la idea maravillosa que se atravesó en la cabeza a su líder.

Ling, así como quien no quiere la cosa, arroja un buscapiés a las autoridades del municipio: que ni crean que va a solicitar el permiso correspondiente a Desarrollo Urbano -olvida que en esto opinan también los comerciantes del Centro Histórico-, porque, en su lectura, lo protege el Código Federal de Instituciones y Procedimientos Electorales.

Total, habrá que ver a los panistas en el intercambio de quejas por rollos. Ling no asiste puntual, medio año. Al tiempo.

La Jaula

México es tercer lugar. Fue superado únicamente por Turquía e Israel. Nuestro país tiene el tercer porcentaje más alto de jóvenes que ni estudian ni trabajan, los “ninis”, entre los 34 países de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos, la OCDE.

Son “ninis” el 24.7 por ciento de los jóvenes de 15 a 29 años, y en esos porcentajes se han mantenido durante la última década.

El asunto se pone peor, desde una perspectiva de género: el 37.8 por ciento de las jóvenes de 15 a 29 años, son “ninis”, un porcentaje tres veces mayor que el de los hombres, 11 por ciento.

Según el estudio de la OCDE, la mayoría de las mujeres jóvenes que no se encuentran empleadas ni en educación son amas de casa, debido a aspectos culturales, como embarazos y matrimonios a temprana edad. Puras malas…

Comentarios y quejas: tigresdepapel1@gmail.com y @FPacomares.

Comentarios