02:37
10/05/13

Un grupo parlamentario predecible • Más del Congreso • La iniciativa de Bárbara • Aquellos viejos tiempos

Un grupo parlamentario predecible • Más del Congreso • La iniciativa de Bárbara • Aquellos viejos tiempos

Los opositores le tienen tomada la medida perfectamente a los diputados del grupo parlamentario del Partido Acción Nacional -y séquito que le asiste- en el Congreso de Guanajuato, decididos a exhibirse públicamente con cualquier propuesta o iniciativa que lancen sus adversarios políticos, así sea a título de buscapiés.

En la sesión ordinaria de ayer en el Congreso local, que parecía de mero trámite a juzgar por el orden del día, otra vez los legisladores panistas hicieron de tripas corazón y dijeron no, a la propuesta de punto de acuerdo que hizo el diputado Marco Antonio Miranda Mazcorro, del partido elbista de Nueva Alianza, el Panal, para que sea auditada, claro, de manera “integral”, la Secretaría de Educación de Guanajuato, la SEG.

Dos veces se fueron al empate en la votación y hubo de posponer el destino de la ocurrencia.

Mazcorro, con toda una vida -feliz, por supuesto- en la burocracia sindical del sistema educativo mexicano, dijo: hay que auditar la aplicación de recursos financieros, las becas, el programa de equidad de género y los fideicomisos de vivienda, a partir de las observaciones de la Auditoría Superior de la Federación.

Según el panalista, habría irregularidades en el manejo de las becas Contigo Vamos, el programa de equidad de género, la formación de docentes y los sistemas de nómina, de adquisiciones, de arrendamientos y de servicios. Nada más.

Rápido saltó de su curul el diputado panista Juan Carlos Guillén, para decir que simplemente no escuchaba razones “urgentes” que justificaran la auditoría solicitada, que en la propuesta lucían inconsistencias y que auditar recursos del Ramo 33, implica “revisar lo que ya se revisó” -un argumento que el PAN, por lo visto, está decidido a reiterar al infinito- por otro órgano legalmente constituido para ello, y que eso vulnera los derechos de los sujetos de la auditoría.

Es más, las becas Contigo Vamos las manejó Desarrollo Social, no la SEG.

Entonces vino lo emocionante. Pese a los intentos de fuga del diputado -todavía- priista, Guillermo Romo Méndez, al que su coordinador, Francisco Javier Contreras tuvo que salir a buscar al pasillo -porque ya no le creen que fue al baño-, para obligarlo a votar, se registró un empate: 18 votos a favor y 18 en contra.

Mientras el respetable apuraba las apuestas, los diputados echaron un vistazo a la Ley Orgánica del Congreso y se enteraron que debían recomenzar la discusión y votar de nuevo: otra vez, empate a 18, Romo incluido. Ley en mano, se acató considerar el punto en el orden del día de la sesión siguiente.

El empate con sabor agridulce para los panistas, deja en claro a todos -tal vez, hasta a ellos-, que no sacarán adelante, sin costos políticos -al menos-, votación alguna que consideren trascendente para la conservación del gobierno. Ni modo, son cosas de la democracia, según su entender.

MÁS DEL CONGRESO

En la sesión ordinaria del Congreso, se dio cuenta de la aprobación de al menos la mitad más uno de los Ayuntamientos de los municipios de Guanajuato, respecto a cuatro proyectos de decreto que modifican la Constitución local.

Las modificaciones tienen que ver la denominación formal del municipio de Silao, que ahora sí se llamará: Silao de la Victoria; con la aprobación de la obligatoriedad de la educación preparatoria -haya o no maestros y planteles públicos suficientes para ello, qué importa-; con la salvaguarda de los derechos humanos en Guanajuato y con la recaudación estatal.

Las señoras y los señores diputados cambiaron el nombre a su Comisión de Equidad de Género, que ahora se llama: Comisión para la Igualdad de Género -estiman que al menos se escucha más democrático, suponemos.

Dieron entrada también a la iniciativa de reformas a la Ley de Responsabilidades Administrativas de los Servidores Públicos del Estado de Guanajuato y sus Municipios, que en síntesis, eleva las sanciones a los funcionarios que desvíen sus facultades y responsabilidades. Exhaustos, luego se fueron a descansar.

LA INICIATIVA DE BÁRBARA

En sesión de Ayuntamiento, la alcaldesa de León Bárbara Botello, presentó al pleno su iniciativa de reforma a la Ley de Seguridad Pública para el estado de Guanajuato, con la que busca que los municipios tengan más control de los exámenes de control (de confianza) que se aplican a los policías.

La Alcaldesa ya se había llevado la nota con la presentación de esta iniciativa en la pasada reunión de alcaldes con el gobernador de Guanajuato, y ya en su momento, el secretario de Seguridad del estado, Álvar Cabeza de Vaca precisó que el diseño y alcances de los exámenes de control de confianza a los efectivos de las corporaciones de seguridad del país, corresponden a la Federación, con base en la Ley General del Sistema Nacional de Seguridad Pública.

La Presidenta Municipal priista de León, explicó de nuevo que se persigue la modificación del artículo 44 de la ley estatal, con el agregado de nuevos indicadores a las pruebas, de manera que los gobiernos de los municipios conozcan a detalle las dimensiones de las faltas detectadas y las medidas a aplicar.

Con el diseño actual, estima la alcaldesa Botello Santibáñez, los Ayuntamientos ni siquiera tienen claro el momento en el que deben despedir a los reprobados, porque simplemente se les da la instrucción, en cumplimiento a la Ley General del Sistema Nacional de Seguridad Pública.

En León, la iniciativa fue turnada a la comisión respectiva para que, aprobada en esa instancia, sea votada y eventualmente aprobada en el pleno del Ayuntamiento, previo a su envío al Congreso del Estado.

La alcaldesa Bárbara Botello, propuso ya que otros municipios, los más que sea posible, hagan lo propio y remitan a su vez la iniciativa a la Legislatura. Al menos desde León, seguro cumplirá al menos hasta ahí su recorrido.

AQUELLOS VIEJOS TIEMPOS

En uno de esos rituales que han sobrevivido hasta a la reforma agraria en México, ayer, la presidenta municipal de León Bárbara Botello, tomó la protesta a 95 delegados y sus respectivos subdelegados de las comunidades rurales del municipio.

Hace 25 años, en la agonía primera del priismo en León, la entonces -como hoy-, oposición del Partido Acción Nacional exigía -como ponto lo hará de nuevo-, la elección democrática de los delegados rurales, pero al llegar al gobierno los blanquiazules se olvidaron inmediatamente de esa, como de otras muchas demandas que ellos mismos habían abanderado.

La designación de los delegados rurales es una facultad legal del Presidente -o Presidenta- municipal y en el terreno de los hechos son los pares -que no necesariamente, contrapartes-, de la vieja figura priista de los comisariados ejidales.

La de ayer no fue una ceremonia menor, porque después de 25 años de gobiernos panistas sucesivos, cambian el perfil y las simpatías políticas de quienes ostentan esa responsabilidad en el campo leonés, aun cuando ahí viva menos del siete por ciento de la población del municipio. Siempre habrá unas elecciones en puerta.

La Alcaldesa les ofreció el apoyo de la administración para mejorar las condiciones de vida de los habitantes del campo, en su calidad de interlocutores de la administración en sus comunidades.

Con el inevitable sabor de la nostalgia priista, los delegados de las comunidades de Malagana, La Sandía y el Ojo de Agua de los Reyes, recibieron los sellos y carta de atribuciones. Ah, las fuerzas vivas.

LA JAULA

Un fuerte olor a gas alertó al personal de la clínica T-56 del Seguro Social, en la colonia Las Mandarinas. Desalojaron al personal y a los pacientes, más de doscientas personas.

Los directores del hospital y de Protección Civil del municipio, aseguraron que se siguió el protocolo de desalojo y concluyeron que no había peligro, que el olor no era a gas sino a “un agente externo”.

Diría el refranero popular: sobre aviso, no hay engaño.

Comentarios y quejas: tigresdepapel1@gmail.com y @FPacomares

Escuche el Noticiero: De Palabra!, en el 95.9 FM de Radiorama, de lunes a viernes, de 07:30 a 09:00 horas.

Comentarios