Tomar/rendir protesta

"¿Acaso son sinónimos ‘rendir’ y ‘tomar’ cuando se combinan con la palabra ‘protesta’?"

Tomar/rendir protesta

¿Acaso son sinónimos ‘rendir’ y ‘tomar’ cuando se combinan con la palabra ‘protesta’? La semana pasada fueron renovadas las autoridades municipales en Guanajuato. Sin embargo, fue regular leer o escuchar en los medios el uso indistinto de esos verbos entre reporteros. En un medio impreso leímos: «El gobernador Miguel Márquez Márquez se disculpó de no estar en la toma de protesta de Ramón Lemus Muñoz Ledo como alcalde de Celaya»; en otro más decía: «Por lo pronto, muchos aplausos y sin manifestaciones ni pronunciamientos airados fue como transcurrió la toma de protesta», refiriéndose a la ceremonia de León.

Agradezco a mi amigo Raúl Francisco Hernández su amable sugerencia para abordar este tema.

De la palabra ‘protesta’, dice el Diccionario de la Real Academia Española, DRAE: «1. f. Acción y efecto de protestar. 2. f. Promesa con aseveración o atestación de ejecutar algo. 3. f. Promesa solemne de un alto dignatario al tomar posesión de su cargo. 4. f. Der. Declaración jurídica que se hace para que no se perjudique, antes bien se asegure, el derecho que alguien tiene.»

Las ceremonias que hemos testificado encuadran en las tres primeras acepciones (significados aceptados), pues la declaración del propósito de cumplir y hacer cumplir la voluntad popular, así como las leyes fue manifestada por los 46 presidentes municipales en el ceremonial.

El término ‘rendir’ tiene varias acepciones. Por una parte, la dos enuncia: «Sujetar, someter algo al dominio de alguien» (DRAE). Y es que el artículo 39 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos establece: «Todo poder público dimana del pueblo y se instituye para beneficio de éste» (el vocablo ‘dimana’ significa «proceder o venir de…»). Entonces se entiende que los presidentes municipales rindieron protesta a la población de la localidad en la que fueron electos, protestaron el poder público porque la ciudadanía de su localidad decidió entregarlo a su persona.

Ahora, por otra parte, la acepción siete del vocablo ‘rendir’ indica: «Junto con algunos nombres, toma la significación del que se le añade. Rendir gracias, agradecer; rendir obsequios, obsequiar». Por lo tanto, ‘rendir protesta’ implica, ‘protestar’, es una promesa de cumplimiento tanto de lo anunciado en campaña, como lo que le fijan las leyes recurrentes.

Por tanto, los presidentes municipales rindieron protesta al asumir su cargo, han sometido su voluntad a la de la ciudadana. De ahí que en el ceremonial enuncien públicamente que la población les puede reclamar si no cumplen compromisos (aunque en la práctica quedan oscuros los mecanismos de reclamo y cuando estos suceden, casi siempre echan mano de las fuerzas policiales para reprimir).

Ahora, ‘tomar’ tiene otro sentido. Es una palabra con múltiples acepciones (33 directas). Implica, dice el DRAE, en las tres y cuatro, ‘recibir’ o ‘aceptar’. Es decir, al ‘tomar protesta’, los presidentes municipales aceptan o reciben algo. En este caso la promesa o compromiso de los ediles, los concejales que integran la junta municipal o ayuntamiento. Por lo tanto, son estos los que rinden su palabra a la autoridad municipal.

Entonces, los presidentes municipales rindieron protesta al asumir el cargo (se la rinden al pueblo), pero tomaron la  protesta a los integrantes de los ayuntamientos que encabezan (recibieron el compromiso, en su carácter de máximo representante de la voluntad social de una demarcación). Por tanto, no son sinónimos. Los medios citados al inicio de este comentario (y otros muchos no referidos, pero abundantes), usaron inapropiadamente una palabra por otra. 

Comentarios