Tigres de Papel • Los días contados • Francisco Javier Mares

“El C. Carlos Zamarripa Aguirre, Fiscal General Autónomo del Estado de Guanajuato, tiene los días en el cargo contados…”

Tigres de Papel 190721
Tigres de Papel
Tigres de Papel • Los días contados • Francisco Javier Mares

El C. Carlos Zamarripa Aguirre, Fiscal General Autónomo del Estado de Guanajuato, tiene los días en el cargo contados.

Según el Grupo Parlamentario Mayoritario panista en el Congreso local, será hasta el 20 de febrero ¡de 2028!

De acuerdo con el gobernador Diego Rodríguez, por lo que a él toca —y como una eventual remoción es cosa de los diputados-, el fiscal va bien y seguirá ahí el resto del sexenio que concluye en 2024.

Desde la perspectiva del presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, Zamarripa debe irse ¡Ya!

Es decir, el hombre tiene los días de empleo contados, nada más falta averiguar cuál conteo es el que vale.

A cinco días del inicio del segundo periodo ordinario de sesiones del primer año de ejercicio constitucional del Congreso de Guanajuato —bajo la presidencia del diputado Juan Antonio Acosta, asesinado a tiros el 12 de enero de este año en su municipio, Juventino Rosas, donde era precandidato único de su partido, el PAN, a la alcaldía-, el 20 de febrero de 2019, Carlos Zamarripa Aguirre rindió protesta como el primer Fiscal General del Estado, cargo que se le concedió por 9 años —en la misma sesión se había declarado la entrada en vigor de la autonomía constitucional de esa instancia.

Los números de Zamarripa han sido desmentidos una y otra vez por las instancias federales y por las mediciones independientes, de las organizaciones de la sociedad civil y de la academia, la más reciente, reiterada además la de 'México Evalúa', que aireó el maquillaje a las cifras del crimen en Guanajuato.

Continuar la 'guerra de estadísticas' entre Zamarripa y sus críticos, independientemente de su origen, es un sinsentido. Respecto a la dependencia estatal, el enfoque —y la decisión en suerte- respecto al destino institucional del fiscal ha de ser obligadamente político.

Así que de nueva cuenta el asunto llega al foro federal más alto, el de la Presidencia de la República, así sea en la tribuna cotidiana de 'la mañanera'.

A partir de la declaratoria de autonomía de la fiscalía y su designación, Zamarripa goza de libertad de acción plena, pero ya era el Procurador de Justicia de Guanajuato desde 10 años atrás. El gobernador Juan Manuel Oliva lo designó en febrero de 2009. Fue ratificado en el cargo por Miguel Márquez. Con la venia de la Legislatura en funciones, sumaría 19 años inamovible.

En la discusión para la creación de la Fiscalía, oídos sordos a las voces que se oponían en la sociedad, tímidas unas, abiertamente otras, los diputados panistas —en su mayoría reincidentes a partir de septiembre próximo-, la entonces presidenta de la Comisión de Gobernación y Asuntos Legislativos, Libia Dennise García Muñoz Ledo, encabezó la estrategia y abogó públicamente por el nombramiento de Zamarripa. Hoy es Secretaria de Gobierno. Avalaron su desempeño; para ellos, debería ser el primer fiscal autónomo de Guanajuato.

El gobernador Diego Rodríguez defiende a ultranza su permanencia, con el argumento de que está demostrada 'su capacidad, experiencia y entrega' en esa responsabilidad.

Así llegamos al viernes de la semana que acabó: el nombre del fiscal de Guanajuato regresó a 'la mañanera' del presidente Andrés Manuel López Obrador.

Debe renovarse en Guanajuato a las instituciones encargadas de garantizar la paz y la tranquilidad de los habitantes del estado, dijo AMLO. “Es evidente que no hay buenos resultados. No es posible que no haya ninguna mejora, y lleve 12 años el Procurador (...) Si fuese gerente de una empresa, con esos resultados ya lo hubiesen corrido, hablando en plata...”

El presidente, oootra vez, pidió al Fiscal General de la República, Alejandro Gertz Manero, que revise lo que corresponda al fuero federal.

Para el mandatario no hay duda en que los tiempos de los titulares de las fiscalías en los estados 'son peligrosos”. Doce, 15 años. “Eso se debe de revisar”.

En Guanajuato, sumarían diecinueve... -“Imagínense. Todo esto lo crearon para afianzar la impunidad. Ojalá y las autoridades de Guanajuato, el gobernador actúe y tomen decisiones”.

Zamarripa, abogado por la Universidad de la Salle Bajío, en León, y maestría en Ciencias Jurídico Penales por la UG, quien corrió la milla en la burocracia de la procuración de la Justicia en Guanajuato, de 'office boy' a la posición que ostenta, es cliente frecuente de AMLO y del fiscal federal.

A tiro de piedra

El 30 junio de 2020, Alejandro Gertz Manero, lo 'reventó' en entrevista radiofónica con Joaquín López Dóriga, al acusarlo de un montaje en la detención de la mamá de José Antonio Yépez, líder del ‘Cártel de Santa Rosa de Lima’ —y así facilitar su liberación pronta.

Guanajuato lleva cinco años de ser verdaderamente un infierno de violencia, y este señor fiscal lleva once años ahí. Nosotros vamos a iniciar un procedimiento, eso si te lo digo públicamente”, dijo Gertz Manero.

Hasta la entrevista de Gertz con Dóriga las cosas no iban bien, pero 15 días despues, el 15 de julio de 2020, el presidente y el gobernador de Guanajuato, coincidieron en 'El Abrazo de Irapuato', que hizo que el amago que Gertz quedara sólo en palabras.

“En vez de estarnos echando la culpa unos a otros, se ha decidido sumarnos para darle seguridad al pueblo de Guanajuato”, matizó el presidente.

“Es de sabios cambiar de opinión. Yo mencioné que no asistía a las mesas de seguridad y que ni asistiría. Hoy, bueno, desde el 5 de julio cambié mi postura”, dijo Diego.

El compromiso es trabajar coordinadamente contra la inseguridad en esta entidad... se 'amigaron' los dos.

Sin los extremos que alcanzan las diferencias con los gobernadores de Tamaulipas, Jalisco o, en su turno, Chihuahua, entre el presidente y el gobernador de Guanajuato menudea la confrontación, Zamarripa y la violencia como ejes.

Infortunadamente, la crisis no se agota en esos desencuentros. De tan ostensible que es la ascendencia de Zamarripa sobre el equipo de gobierno de Guanajuato, se vuelve comedia, si no es que farsa.

El viernes 3 de julio del año pasado —apenas unos días antes había ocurrido la masacre a 27 jóvenes en un centro de rehabilitación en Irapuato-, los diputados panistas le regalaron una 'comparecencia' para que ofreciera su respuesta... al anuncio de Gertz Manero.

"No soy servidor del crimen", declamó solemne el fiscal de Guanajuato. "El enemigo común está allá afuera, y es el criminal. No soy su servidor, como se ha señalado, ni la gente que labora en la institución. Todos estamos alineados al combate de la delincuencia". Muy bien.

Encima la pandemia del coronavirus SARS-CoV-2 y atrapado el estado en la violencia del crimen organizado, Diego Rodríguez relevó a su secretario de Gobierno, Luis Ernesto Ayala, y colocó a la diputada Libia García —en lo que los clásicos llaman 'cambiar de caballo a mitad del río'-, en un enroque cuyo acierto aún pagan por ver los contribuyentes.

A Diego Rodríguez le urgía asegurar, en la persona de Luis Ernesto Ayala, un perfil sólido al frente del Congreso de Guanajuato, en sustitución de Jesús Oviedo, quien llevó su irrelevancia al nivel de la abyección el día que se hizo acompañar de legisladores para ir a cantar 'las mañanitas' al fiscal Zamarripa en su cuartel, con motivo de su cumpleaños.

El nuevo llamado de la Federación para sacar a Zamarripa —justo cuando Diego Rodríguez, ventila de nuevo los recortes presupuestales federales a Guanajuato- bien puede quedar en el aire otra vez, por supuesto, aunque siempre existirá la posibilidad de... una salida política.

Como, por ejemplo, que el propio Carlos Zamarripa acepte 'renunciar' —o lo ordenen a Oviedo en un período extraordinario último. Porque ni modo que lo haga Luis Ernesto.

Zamarripa tomó el cargo de fiscal en 2019, con una tasa de 4 homicidios por cada 100 mil habitantes; en 2020 se elevó a 70.

“Entonces vamos a seguir con este asunto, que es muy interesante”, dijo el presidente AMLO. Pues, sí.


 

(A) La Jaula
La pura realidad

Hasta las dos de la tarde de este domingo, día 18, se habían cometido ¡56 asesinatos! En julio, en León. ¿Alguna otra pregunta?


Correspondencia: tigresdepapel001@gmail.com
Twitter: TigresDepapel

Comentarios