Tigres de Papel • Los listos de las listas • Francisco Javier Mares

“Seamos claros: la gala de cantina en la 'Feria de León' fue un desplante impúdico…”

8BE7B58F-6DD5-486E-83C7-362AAB3257A1
Tigres de Papel
Tigres de Papel • Los listos de las listas • Francisco Javier Mares


El que alcanzó, alcanzó. Y a menos que al buen Mauricio Guzmán, presidente de nuestro pequeño IEEG, le ordenen vestir el traje de villano de caricatura que tanto gusta a Lorenzo Córdova en el INE, ya están en dominio de la burocracia del Instituto Electoral estatal los nombres que aparecerán en las boletas de los ayuntamientos de Guanajuato en la jornada del próximo seis de junio.

Del 20 al 26 de este marzo que casi acaba, corrió el registro de candidaturas a las 46 alcaldías, 52 sindicaturas y 418 regidurías en juego. Se las disputan once partidos políticos, más independientes.

Solo al Partido Acción Nacional (PAN) le alcanzó para registrar las planillas en los 46 municipios del estado; el PRI va solito en 20 y en 26, de la mano del PRD; Morena no encontró a quién en San Francisco del Rincón, y dio trámite a 45; la franquicia 'Simi' del PVEM registró 44 listas; el Partido del Trabajo llenó los cuadritos en 36 planillas; Movimiento Ciudadano, en 42; Nueva Alianza completó 40; el PES, 32, y esa cosa que se hace llamar 'Redes Sociales Progresistas', 25; los amarillos del Sol Azteca corren por su cuenta en 19. Las candidaturas independientes son diez.

Morena se barrió hasta el reloj checador; el PAN armó un borlote y acusó registro extemporáneo; el IEEG le explicó que la solicitud se hizo en tiempo y forma, y que lo demás fue hacer 'cola'; el blanquiazul amaga escalar su berrinche —en circunstancias idénticas a las de Morena estarían Encuentro Social, Movimiento Ciudadano y Fuerza por México, pero los azules no los acusaron a ellos con la maestra.

Toman forma, pues, las elecciones municipales en un Guanajuato que vive la violencia homicida en prácticamente todo su territorio; las instituciones de seguridad pública y de procuración de justicia, absolutamente rebasadas; una entidad a la que la epidemia del coronavirus la covid-19, ha cobrado ya más de 10 mil 500 vidas; negocios en quiebra y miles de familias sin ingreso; señalamientos de corrupción y despilfarro a sus autoridades en funciones. Del contexto que envuelve al proceso, las autoridades electorales locales, de tanto en tanto arriesgan una línea en algún boletín de desecho inmediato.

Van a la contienda los partidos tradicionales —solos o en alianza-, los emergentes y las siglas de temporal. Acción Nacional y Morena se roban —ánimas que nada más sea eso- la atención, por razones obvias. 

El PAN alcanza en septiembre de este 2021 los 30 años consecutivos en el gobierno del estado —los cumplió en León, salvo la breve interrupción barbarista, en 2019-, y es mayoría en los municipios. El contrincante a vencer.

El Movimiento de Regeneración Nacional, Morena, eso, más un movimiento que un partido político —según conviene a ellos disfrazar sus carencias organizativas-, que en su ola nacional arrasaría hasta en 12 de las 15 gubernaturas en relevo, acá amenaza seriamente las municipalidades del emblemático —nada más para los guanajuatenses-, corredor industrial.

Luego están los demás:

El PRI, genio y figura, 'centavea' a su interior cualquier posibilidad de representación —y nómina posterior- y sale en cita a ciegas con el PRD, a colectar lo que escurra en 26 ayuntamientos.

El Partido del Trabajo, PT, al que el IEEG dejó sin su alianza con Morena; el Partido Verde Ecologista de México, PVEM, que experimenta una aventura en solitario; y la danza de siglas que son el Movimiento Ciudadano, MC; Nueva Alianza, NA, y la segunda versión del Partido Encuentro Solidario-, PES, a los que ahora se suman Fuerza por México y las 'Redes Sociales Progresistas', RSP —que simulan un electrocardiograma, en una manera escalofriante de publicitarse...

El corredor

Importantes todos, sí, claro, pero los municipios del corredor industrial original —León, Irapuato, Salamanca y Celaya– concentran los esfuerzos, dadas sus poblaciones y el empuje de sus economías en el escenario estatal.

Las administraciones municipales salientes en el corredor industrial, tres del PAN y una de Morena, han sido un auténtico desastre. En León, Héctor Germán René Lopez Santillana por fin se irá en octubre, luego de ¡seis años! de huir la mirada a los problemas de la ciudad; es el mismo caso de Ricardo Ortiz en Irapuato, éste con el agravante de cumplir su tercera ocasión como alcalde; en Celaya, la panista Elvira Paniagua deja atrás una estela de violencia sin precedente; y en el medio, Salamanca, (des) gobernada bajo los colores de Morena por la ex panista —ya encaminada a petista- Beatriz Hernández.

De no ser porque las teorías conspirativas son un mero pasatiempo malicioso, de la designación de Ricardo Sheffield, en Morena; la aceptación de Marcelino Trejo a una posición fantasmal de Sindico en su planilla; el lanzamiento de Alejandra Gutiérrez, como candidata del PAN; y hasta el sillazo a sus aspiraciones que le asestó su compañero de sector y de partido, el diputado federal panista con licencia Juan Carlos Muñoz, con la fiesta 'fifí' en la feria, cualquiera diría que la elección en León es un tongo. Pero no. Así de divertida es la política en la aldea.

Alejandra no tendría mayor problema en derrotar a Sheffield —sin estructura partidaria y, menos, la simpatía de un electorado que todavía aguarda aclaraciones en asuntos de casinos, gasolinerías, áreas de donación...-, en una candidatura sin otra justificación que no sea el mero intento de ganar presencia en el cabildo y 'cerrar' los números del municipio, camino a la elección de gobernador en 2024.

La otra candidatura interesante, en función del activismo en el país, es la de Juan Pablo Delgado, de Movimiento Ciudadano. Juan Pablo, abogado por la Ibero León, es un defensor de derechos humanos y de la comunidad LGBT. Se asume como el primer candidato gay a la presidencia municipal de León. Con ellos compiten, es un decir, Pablo López Marún, del PRI y, otra vez, Sergio Contreras, del PVEM.

En Irapuato, la diputada local panista con licencia, Lorena Alfaro García, carga la loza de recomponer el tiradero que deja Ricardo Ortiz, y pintar de azul los campos de fresa de nuevo; Morena va con un tricolor, Pepe Aguirre, del grupo de otro tricolor con barniz tinto, Miguel Ángel Chico —esto de los colores en la política mexica es ya una verdadera pachanga.

En Salamanca, de ultimo minuto —en Morena todo es así-, negaron la posibilidad de reelección —si es que la tiene- a su alcaldesa Beatriz Hernández. Se decidieron por César Prieto —hermano de Ernesto Prieto Jr., diputado, hijos de Ernesto Prieto Sr., director de esa entelequia que es el instituto dizque para 'devolver al pueblo lo robado'-. A César Prieto, en la defensa del título, le pelearán el PAN que lleva a un debutante, Isaac Piña —ex director de la CODE, donde no lo hizo mal- y  la propia Beatriz Hernandez, en modo PT.

Y en Celaya, Morena y el PAN coinciden en poner sobre la mesa un par de apellidos de influencia en el municipio. Los primeros, el de Antonio Chaurand, para dar un campanazo que resuene hasta el 2024. Los azules, con el de Francisco Javier Mendoza Márquez. El PRI se apunta con Jorge Estopellán Guzmán. A alguien había que poner, pues.

En Guanajuato, los angelitos se gastan 213.2 millones de pesos del erario en sus campañas políticas...


 

(A) La Jaula

La fiesta de los 200.

Seamos claros: la gala de cantina en la 'Feria de León' fue un desplante impúdico.

Ni siquiera importarían los dos millones de pesos del dinero público pagados al recital de una cantante española.

El catálogo exclusivo de doscientos invitados de pedigrí burócrata, político o económico —el 'Código QR' en la piel.

La asistencia insolente del arzobispo.

Las dos placas de metal que inmortalizan a los prohombres.

Prohibir hasta el asomo al hijo de vecino y a los cronistas de sociales.

La acera pública como estacionamiento privado.

Los fuegos de artificio.

Es el desprecio a los más.

La confirmación del ridículo de su extravío.

La mofa que se oculta en la celebración a un año de encierro, desempleo y muerte en casa.

—“Su Majestad, el pueblo no tiene pan...”

— “Pues que coman pasteles...”

Correspondencia: tigresdepapel001@gmail.co

Twitter: TigresDePapel

Comentarios