Jaime Panqueva
08:19
14/02/22

Opinión • #YoNoSoyLoret • Jaime Panqueva

“Bien sé que aquí no caben la razón o los argumentos, todo responde a la víscera y al hashtag del momento…”

Opinión • #YoNoSoyLoret • Jaime Panqueva

No hay que confundir. una cosa es que la oposición política en México carezca de líderes con un mínimo de altura moral o un proyecto medianamente viable de nación, Y otra que elevemos a un personaje funesto como Carlos Loret de Mola como mártir de la libertad de expresión. Una cosa es que el presidente de México haya decidido, por soberbia o por ineptitud, tras tres años de gobierno, que su show mañanero es más importante que el respeto a la libertad de prensa; otra, que uno de los integrantes de la nómina de Genaro García Luna siga ejerciendo el periodismo a pesar del montaje en Las Chinitas, que tan bien supo narrar Jorge Volpi en Una novela criminal.

Yo no soy Loret porque no quiero entrar en la misma espiral de odio que desde el inicio de este sexenio vienen azuzando una buena parte de los medios nacionales y que, por razones del destino o del capital, han convertido a Carletto, como lo nombra Marco Vanzzini en sus cuentos de La vida de Modesto, punta de lanza de una arremetida muy similar a la que vivió Madero en sus escasos meses como gobernante. Y ya sabemos bien en lo que terminó aquello.

Bien sé que aquí no caben la razón o los argumentos, todo responde a la víscera y al hashtag del momento. Cuando verdaderos periodistas han sido atacados, sacados del aire o asesinados, el silencio cómplice de buena parte del gremio, incluido el de mi Charlie, como lo llaman en su programa diario, ha sido perversamente notorio. Ahora se rasgan las vestiduras.

Sé que el presidente rompió las formas, que desde los inicios de su mañanera, show innecesariamente diario, ha hablado de más y, por ende, abonado a su propio desastre. Sé que es necesario investigar el supuesto enriquecimiento ilícito de su hijo, así como de parte de los miembros de la 4T. Pero también sé que sus detractores, en particular Loret de Mola, quien no tuvo empacho en transmitir en su programa torturas de la Policía Federal de Cárdenas Palomino en vivo y en directo, son alimentados por dinero e intereses muy oscuros.

No será con esos shows televisivos, ni con invectivas, ni con tweets o golpes de prensa que construiremos una sociedad más culta y mejor informada. Aquí no hay a quién irle. Esto se ha convertido en un lodazal donde quieren hacernos creer que el país nació hace tres años y debemos olvidarnos de la podredumbre que venimos. Me niego a hacer parte de ese juego, yo no soy Loret de Mola.

Comentarios a mi correo electrónico: panquevadas@gmail.com

Comentarios