Jesús Batta González
20:15
13/10/15

Entre neoliberales y populistas

"¿Qué es peor: el neoliberalismo o el populismo?"

Entre neoliberales y populistas

¿Qué es peor: el neoliberalismo o el populismo?

Ambas prácticas de política han generado muchos problemas a México.

Los neoliberales

Los neoliberales parten del supuesto de que el individuo logra la felicidad si consume más bienes y servicios, pero el individuo al que ellos se refieren son los propietarios del capital.

Dicen que el libre mercado y el equilibrio macro económico son suficientes para que la economía crezca en forma equilibrada.

Para equilibrar la economía se han concentrado en el control de precios, por medio de las siguientes medidas.

  • Una apertura económica indiscriminada, junto a un subsidio al tipo de cambio (el Banco de México lo quiere mantener bajo, y subasta dólares sin generar crecimiento económico).
  • Como consecuencia, han logrado la desaparición de sectores de la economía mexicana completos y han beneficiado a empresas de China, India, Indonesia, Pakistán, Vietnam.
  • Aquí la economía está abierta y nuestras importaciones proceden de países que protegen a su industria, y como el Banco de México subsidia los dólares, las importaciones de China, Vietnam, Indonesia, Pakistán y otras naciones, son más baratas.
  • Esta situación ha generado quiebra de empresas mexicanas y desempleo.
  • Para contrarrestar esta tendencia, han promovido la instalación de empresas extranjeras, con el argumento de la mano de obra barata mexicana, y en el caso de Guanajuato, la inexistencia de sindicatos y la no aplicación del Estado de Derecho social.
  • Los incrementos salariales en México son muy pobres, lo cual ha provocado la desaparición del mercado interno por falta de demanda, porque el 80% de la población vive a nivel subsistencia y el 60% del PIB se genera por economía informal.
  • La privatización de empresas sólo genero concentración de la riqueza en los propietarios del capital, ya que desde el gobierno se propició la monopolización de los servicios (Telmex y Telcel, por ejemplo).
  • La privatización de los bancos entró en colapso con la crisis de 1995 y los bancos se vendieron a los extranjeros precios de baratija, produciendo que el 90% del sistema de pagos mexicano tenga su decisión en el extranjero, y que sólo el 25% del PIB sea financiado por la banca.
  • El modelo instrumentado desde 1983 considera a la población constante. En este sentido, cualquier corrida econométrica da resultados adecuados dentro del estadígrafo, pero en la práctica sólo genera pobreza, desigualdad, destrucción del medio ambiente y corrupción, porque está diseñado para 70 millones de mexicanos y no para 120 millones, o sea que para los neoliberales sobran más de 50 millones de habitantes.
  • Una de las consecuencias es que 74 familias controlan el 74% del PIB y el 20% del PIB se reparte entre el 80% de la población-

Como que las prácticas neoliberales aplicadas por De la Madrid, Salinas de Gortari, Zedillo, Vicente Fox (populista de derecha que aplicó el neoliberalismo engañando en su campaña electoral), Felipe Calderón y Peña Nieto, no son para presumir.

Los populistas

En esta categoría están Luis Echeverría, José López Portillo y Vicente Fox (con la ambigüedad propia de este personaje).

El populismo es una ideología política que respalda los derechos y el poder del pueblo, por lo general en oposición de la elite privilegiada.

En países subdesarrollados, en desarrollo o emergentes como México, la pobreza y la miseria coexisten con la opulencia absoluta, por lo cual las ideas populistas son un imán para salir de la miseria en que el neoliberalismo tiene sumido al país, pero en el fondo es un espejismo.

Echeverría aumentó durante su mandato el gasto público, además de la deuda interna y externa.

Decía que lo hacía para que el ingreso nacional fuera repartido en mayor número de mexicanos.

En realidad el despilfarro de recursos y la irracionalidad económica, junto con la corrupción, fueron los detonantes del fracaso de su administración, que detonó en la enorme crisis de 1976.

Situación similar aconteció con López Portillo, que acabó con la crisis de 1982; por eso se le llamó al periodo de ellos dos La docena trágica.

Vicente Fox se cuece aparte: un populista que prometió crecimiento del PIB en 7%, prometió 1 millón 700 mil empleos por año, prometió equilibrio comercial, financiero, fiscal, prometió vocho, changarro y casa a todos por igual, y durante todo su sexenio sólo logro casarse con su pareja presidencial, acontecimiento que no beneficia ni perjudica a los mexicanos, porque no nos importa la vida privada de los exhibicionistas.

A lo mejor la desesperación llegó hasta los Premios Nobel de economía.

Paul Krugman, premio Nobel en 2006, dice que sería conveniente que se aplicara un poco de populismo en el mundo para que la desigualdad, la pobreza, la miseria y concentración de capitales, puedan revertirse aunque sea en forma parcial.

Ahora usted decida cuál de estos engendros es mejor.

Comentarios