Es Lo Cotidiano

Preserva la UG variantes de agave de todo el país

Laboratorio de Cultivo de Tejidos Vegetales mantiene la colección nacional de agaves
Laboratorio de cultivo de tejidos vegetales
Laboratorio de cultivo de tejidos vegetales
Preserva la UG variantes de agave de todo el país

Irapuato, Gto. El Laboratorio de Cultivo de Tejidos Vegetales mantiene, desde el año 2001, la Colección Nacional de Agaves de la Universidad de Guanajuato (UG) y la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (SADER) en El Copal, que tiene como objetivo principal el resguardo del germoplasma nacional de plantas del género Agave, para eso se reciben las donaciones de plantas de todo el territorio nacional. 

Actualmente cuentan con 28 especies de Agaves y 60 razas o tipos, también llamadas accesiones, informó el Dr. Héctor Gordon Núñez Palenius, responsable del laboratorio, quien con su equipo de investigación se encarga de la conservación ex situ o fuera de su lugar original, del mayor número posible de accesiones o plantas de diferentes especies de Agaves. 

Dentro de este espacio de investigación que pertenece a la División de Ciencias de la Vida, trabajan en la integración de la colección de nuevas accesiones, la recepción de plantas donadas por otras instituciones nacionales e internacionales, la toma de datos morfológicos de las plantas de Agave, la propagación de esta planta, la organización de la información digitalizada y con fotografía, así como la caracterización genética, mediante marcadores moleculares, de Agaves. 

El cultivo de tejidos vegetales implica técnicas que permiten el establecimiento, mantenimiento y desarrollo de cualquier parte de una planta, desde una célula hasta un organismo completo, bajo condiciones artificiales, axénicas y controladas.  

Por una parte, ofrece una serie de sistemas modelo ideales para la investigación fisiológica, bioquímica, genética y estructural, y por otro lado tiene una aplicación práctica en la clonación, conservación y manipulación in vitro de cualquier material vegetal y el cual, se basa en el aislamiento de órganos, tejidos o células vegetales en conjunto con el ajuste de las condiciones necesarias para la obtención de respuestas fisiológicas o morfogénicas a partir de explantes. 

El cultivo in vitro consiste en tomar una porción de una planta como, por ejemplo, el ápice, una hoja o segmento de ella, segmento de tallo, meristemo, embrión, nudo, semilla, antera, óvulos, etc. y colocarla en un medio nutritivo estéril usualmente gelificado, donde se regenerará y producirá una o muchas plantas.  

Esta técnica tiene numerosas aplicaciones tales como: la propagación masiva de plantas, especialmente para especies difíciles de propagar o en vías de extinción, para la clonación de individuos con características agronómicas deseables durante todo el año, obtención de plantas libres de virus, producción de semillas sintéticas, conservación de germoplasma, obtención de metabolitos secundarios, producción de nuevos híbridos, mejora genética de plantas, germinación de semillas y estudios fisiológicos diversos por mencionar algunos ejemplos. 

La UG tiene diversos convenios nacionales e internacionales, a través del Laboratorio de Cultivo de Tejidos Vegetales y de la Colección Nacional de Agaves UG-SADER. Por citar algunos ejemplos, se tiene un convenio con la Asociación de Agaveros de Pénjamo A.C. con quienes han realizado varios cursos-talleres sobre “ensilado de hojas de agaves para elaborar forrajes” para los agricultores.  

Recientemente se formalizó un convenio de colaboración con la Tequilera Clase Azul para asesorarlos en sus programas de mejoramiento genético de agaves. De igual forma, tienen convenios firmados con algunas instituciones educativas nacionales e internacionales, por ejemplo, con la Dra. Lisset Herrera del Instituto Politécnico Nacional Campus Guanajuato. Igualmente, con la Dra. Miriam Isidrón Pérez de la Universidad Agraria la Habana, y el Dr. José Herrera del Instituto de Ciencias y Tecnologías de Materiales de la Habana, Cuba. 

Las donaciones de plantas las han realizado principalmente integrantes de instituciones educativas o de centros de investigación. Alguno(a)s empresario(a)s también han realizado donaciones de plantas de Agaves.  

Las donaciones se han realizado bajo los protocolos establecidos por el Servicio Nacional de Inspección y Certificación de Semillas (SNICS), dependiente de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (SADER). Antes de llevar a cabo la donación se deben tomar los “datos pasaporte” de cada planta donada.  

México es considerado el centro de origen del género Agave. Existen más de 200 especies de agave en el mundo y el 75% de ellas son endémicas del territorio mexicano. Su importancia radica en sus múltiples usos como materia prima para la obtención de biocombustibles, fuente de alimento, ropa, medicinas, cultivo forrajero y a la que más importancia económica se le ha dado actualmente es en la producción de bebidas alcohólicas tales como el tequila, mezcal, bacanora, raicilla y pulque, entre otras. Además, las plantas de agave se están utilizando como herramientas biológicas para enfrentar el cambio climático y para regenerar zonas erosionadas y desérticas.

Comentarios