Es Lo Cotidiano

EL RECUENTO DE LOS HECHOS

Concluye un Cervantino 50 con olor a renacimientos

Sobreviven Quijote y Sancho a los 300 mil visitantes

Cervantino
Concluye un Cervantino 50 con olor a renacimientos
Concluye un Cervantino 50 con olor a renacimientos

Guanajuato, Gto., 31 de octubre de 2022.- El iluminado cielo de Guanajuato despedía al cincuentenario Festival Internacional Cervantino. Don Quijote aún recordaba a Los Caifanes y el mensaje de Saúl Hernández para dedicar el concierto a las personas desaparecidas.

Sancho Panza seguía a la distancia a su Señor, quien pasaba de Pastitos al Juárez y se placeaba en ese lugar manchado con el orín de la muchedumbre. Fue el guarura y cómplice de un Quijano enloquecido por leer relatos de caballeros. El sacrificio valía la pena: al final sería gobernador de una ínsula (a falta de elecciones y diputaciones plurinominales)

Les tocó vivir la despedida de Joan Manuel Serrat, bailaron salsa y cantaron con Rosario Flores, bailaron con la Sonora Santanera y Sonido La Changa y recordaron su condición de chavo-rucos con Los Caifanes y Café Tacvba; saludaron a Carlos Monsiváis en la Casa Chilanga. Don Quijote fumó pipa al homenajeado Enrique Ruelas y bebió zaque de Corea.

Fueron 19 días de farra en las que Caballero y Escudero se refugiaron en el museo en su honor. Gracias a esa fiesta la derrama económica para el estado de Guanajuato fue de 339 millones de pesos y la ocupación hotelera rondó el 52 por ciento, con un total de 38 mil 144 habitaciones ocupadas.

Datos oficiales

Los números dicen que 285 mil 655 personas asistieron a las actividades de celebración de los 50 años del FIC. Los hoteles del Centro Histórico de Guanajuato presentaron una ocupación total, mientras que el promedio en los centros hoteleros de la región en los fines de semana fue de 86 por ciento.

En la edición 49 la ocupación hotelera promedio fue del 30 por ciento debido a las restricciones a espectáculos públicos por la COVID-19.

Y la numeralia rondaba por el yelmo oxidado del Quijote: el presupuesto total para la edición 50 del FIC fue de 148 millones 166 mil 825 pesos, superior a los 44 millones 699 mil 20 pesos de la edición del 2021.

Los que estuvieron

Mariana Aymerich, directora general del Festival Internacional Cervantino y Circuitos Culturales, aclaró que “Este año experimentamos situaciones adversas, como el retraso en el transporte marítimo de Dimitris Papaioannou, el accidente del maestro Goran Bregović y otras circunstancias que nos obligaron a hacer ajustes en nuestra programación. Sin embargo, con el apoyo de todos logramos sortear estas dificultades que ahora se convierten en lecciones y anécdotas”.

Además de los citados, desde Alemania llegó, Deutsches SchauSpielHaus Hamburg y el Merlin Puppet Theatre; de España estuvo La Fura dels Baus, con un espectáculo hecho especialmente para el Festival; en representación de Italia estuvieron las compañías Teatro Delle Briciole y Kitonb; y, de México se presentaron El coleccionista de nubes, con un homenaje a Enrique Ruelas.

En el ámbito dancístico, desde Japón, el regreso de Sankai Juku, pionero de la danza butoh; en representación de México PHYSICAL MOMENTUM scenic action, compañía dirigida por Francisco Córdova, además, del programa Luz Sonora. Celebrando a Mario Lavista, conformado por cuatro piezas coreográficas en memoria del compositor mexicano; como parte de las propuestas dancísticas del país invitado, Corea, con el Laboratory Dance Project | LDP.

Esta edición contó con agrupaciones internacionales como la orquesta Filarmónica de Los Ángeles, bajo la dirección de Gustavo Dudamel, y la Jazz at Lincoln Center Orchestra, con Wynton Marsalis, en representación de Estados Unidos.

Las propuestas mexicanas estuvieron encabezadas por la Orquesta Sinfónica de la Universidad de Guanajuato con dos presentaciones, una en solitario y otra compartida con la banda de rock Café Tacvba. En cuanto a música iberoamericana, además de la despedida de Serrat, de Puerto Rico vino Gilberto Santa Rosa para bailar al ritmo de salsa con su “Camínalo tour”, y para celebrar sus raíces oaxaqueñas y angloamericanas, Lila Downs ofreció un concierto que combinó desde boleros hasta jazz, hip-hop, cumbia y música folclórica estadounidense. 

Otros espectáculos: DakhaBrakha, desde Ucrania; JAMBINAI, de Corea; y Pasatono Orquesta, de México. Además de las presentaciones de Patricia Bastos, de Brasil; Jacobo Vélez y La Mambanegra, desde Colombia; A Root 同根生, Carminho, de Portugal; Naysha, de Perú y Manasi Prasad, desde la India.

Así como los instrumentos son parte esencial de la música, la voz es un elemento indisociable de ella y contó con un espacio especial dentro del festival. Durante esta edición, el poder vocal se hizo presente con Sumi Jo, una de las sopranos más importantes de los últimos años en Corea, y The King´s Singers, agrupación de Reino Unido que inició en 1970.

La Ópera de Bellas Artes, con la interpretación de la obra La carrera de un libertino, de Igor Stravinsky, y la interpretación de La Orestíada, de Iannis Xenakis, por el Centro de Experimentación y Producción de Música (Cepromusic) fueron también parte de la programación.

La danza tuvo un lugar significativo en el FIC con la presencia de Compagnie Vivons!, desde Francia; Kamea Dance Company, de Israel, y CAS PUBLIC, de Quebec.

Para complementar con un toque contemporáneo y juvenil llegarán las propuestas de Francisca Valenzuela, desde Chile; Vita Set, de Argentina; Attacca Quartet, de Estados Unidos; Sigma Project, de España y Paté de Fuá, en representación de México.

Entre las propuestas del país invitado, Corea, se encontraron presentaciones de arte clásico y contemporáneo como: el grupo titiritero ArtstageSAN; la música fusión con instrumentos tradicionales de las agrupaciones GRIM y Coreyah; la danza de Korea National Contemporary Dance Company, y el K-pop, fenómeno mundial actual, con la agrupación KARD.

De CDMX:  la Academia de Música Antigua de la Universidad Nacional Autónoma de México; la Orquesta Típica de la Ciudad de México; y, Los Jóvenes talentos de la Escuela de Música “Vida y Movimiento” del Centro Cultural Ollin Yoliztli. Por otro lado, en un aspecto más juvenil, estuvo Hello Seahorse!  y Los de Abajo, además de la música popular mexicana de Astrid Hadad; Las Reinas Chulas, La Máquina del Tiempo y Los Bocanegra, la Compañía Teatral La Trouppe, Teatro de Ciertos Habitantes, la compañía de teatro para sordos Seña y Verbo, y la Danzonera Pegaso de la Secretaría de Seguridad Ciudadana de la Ciudad de México.

Uno de los atractivos que la CDMX que más fueron disfrutados, fueron las tardes noches de baile del Salón Los Ángeles con la Única Internacional Sonora Santanera y el Proyecto Sonidero: Sonido La Changa y sonido confirmación con un homenaje a Ramón Rojo, el Rey de Reyes.

Pago político a la complicidad

Echaron trago en San Fernando y San Roque y en la explanada de la Alhóndiga, burlaron a la policía para poder mear en los callejones, don Quijote fornicó con Dulcinea en un portal mientras Sancho era vigía. Es por eso, que el leal escudero a su Señor se dirigió:

“Sea vuestra merced servido, señor don Quijote mío, de darme el gobierno de la ínsula que en esta rigurosa pendencia se ha ganado; que, por grande que sea, yo me siento con fuerzas de saberla gobernar, tal y tan bien como otro que haya gobernado ínsulas en el mundo”.

Don Quijote le dio a Sancho su nombramiento: 

“Noble y leal escudero, de vuestros servicios no tengo más que gratitud y reconocimiento; es por eso que os nombro gobernador desta tierra sucursal del tal Cervantes: sois, desde ahora, el mero mero petatero de la Ínsula del Baratillo”.

El de la Triste figura se fue a posar al patio del Museo Iconográfico del Quijote; don Sancho Panza, ahora licenciado y Señor Gobernador, se dispuso a cobrar plaza a las vendedoras de gorditas de la plaza que ahora administra.


 

Comentarios