Es Lo Cotidiano

Tachas 392 • De que Clarice nunca tendrá cien años

Tachas 392
Tachas 392
Tachas 392 • De que Clarice nunca tendrá cien años

Entre el optimismo desatado y el ventilador pulmonar, este #Tachas392 opta por la sana distancia. Una vez dicho algo que parecería no tener navegación en estas aguas, seguimos apostándole a quedarnos en casa, aunque claustrofobias y urgencias laborales estén a punto de brincar la barda.

Mientras hay por dónde saltar, el Spoilerama de Óscar Luviano hace crítica feroz de una cinta que se quiere feroz, y habla de Nuevo Orden: las metáforas del cuerpo.

Juan Ramón V. Mora, desde El hombro de Orión, trata sobre Las dos caras de la fatalidad.

Filólogo de todo aquello que hacemos existir al mencionarlo —¿acaso hay otro tipo de existencias?–, José Luis Justes Amador remonta un parador más de lo que La estupidez humana presenta… [XXII], hoy acerca de El halo y el cuerno (ahora sí).

La sección Cuento abre con uno de esta entrañable autora, Clarice Lispector: La felicidad clandestina [trad. Marcelo Cohen] [, seguida por Diego Muñoz Valenzuela —Amor cibernauta– [https://bit.ly/348GI3o] y Fernando Sorrentino —Existe un hombre que tiene la costumbre de pegarme con un paraguas en la cabeza–.

La sección Poesía es de Estela Figueroa —La Forastera–, Ileana Garma —Sueño–, Liz Espinosa Teran —Haiga– y Rafael Espinosa —El consumidor de pan–.

Fernando Cuevas traza una semblanza de Harold Budd: Despertar en el blanco pabellón de los sueños.

La Guía de Lectura de Jaime Panqueva propone acercarnos a La ciudad del sol, de Tommaso di Campanella.

¿Centenaremos?

[Ir a la portada de Tachas 392]

Comentarios