Es Lo Cotidiano

SPOILERAMA: RESEÑAS DE UN TIPO QUE NO SABE QUIÉN ES EL TÍO ROBER

Spoilerama • The Green Knight: Un caballero hindú • Óscar luviano

Óscar luviano

The Green Knight, fotograma de la película
The Green Knight, fotograma de la película
Spoilerama • The Green Knight: Un caballero hindú • Óscar luviano

Según marca la tradición artúrica, Gawain es el caballero más leal y fiero de los que ocupaban la legendaria mesa redonda. Sobrino del rey, hijo de Morgana, se ofrece para defender a Arturo cuando el Caballero Verde lo reta durante una Navidad. El precio que debe pagar por ello varía de versión en versión.

Con un pulso notable y una imaginería deslumbrante, The Green Knight (2021) es una entrañable inmersión en el mito fuente de tantas sagas, filmes y series (la fantasía occidental del siglo pasado es pura fan fiction artúrica, como dentro de unos meses nos lo volverá a corroborar la nueva adaptación de Dune). Se trata de una adaptación muy libre (deconstruida, se dice ahora) del poema anónimo del siglo XIV Sir Gawain y el Caballero Verde.

Su apabullante estética da cuenta de que su director, David Lowery, aprendió bien las lecciones bien aprendidas que al respecto dieron Game of Thrones (2011), Boorman (Excalibur, 1981) y Monty Python (Monty Phyton and The Holy Grial, 1975). Incluyo en estas referencia a los legendarios humoristas porque esta versión del duelo ralentizado posee un particular sentido de la comedia que permea al relato épico, haciéndolo (si cabe) aún más clásico.

Lowery, con un guion de su propia autoría, se toma varias libertades en cuanto al poema original, y en particular sobre el protagonista, Sir Gawain, que en esta versión es un libertino que mantiene una relación con una moza de la corte de su tío, bebe siempre que puede y es, esencialmente, un vago que, a diferencia de los otros once caballeros de Arturo, nunca ha medido su valor en combate.

De manera que cuando Arturo lo invita a su corte en Navidad, y el rey mismo le pide, frente a los caballeros que sólo le dedican sonrisas condescendientes, que relate una de sus aventuras, Gawain no tiene nada que contar.

En ese momento arriba al castillo el Caballero Verde, una entidad que (explicase en su momento Tolkien) es difícil de definir (puede ser un dios celta, un caballero embrujado o el mismo diablo), y reta a cualquiera de los presentes a un duelo para defender el honor de su rey: quien lo acepte debe dar un golpe (solo uno) con su espada, y un año después el Caballero Verde se lo devolverá en su propio castillo.

Para demostrar su valor, Gawain se ofrece: de un tajo corta la cabeza del Caballero Verde. Este ser, enorme y de aspecto vegetal, se pone de pie, toma su cabeza y sale del castillo proclamando que en la Navidad siguiente espera al caballero para devolverle la gracia.

A partir de aquí empieza una historia sobre el honor y la cobardía, sobre el año que Gawain pasa entre las dudas de responder como un caballero o vivir como un cobarde.

Esta espera y este viaje (en compañía de un zorro) son una gran oportunidad para que el actor elegido por Lowery para el rol despliegue todos sus recursos para representar a un héroe en lucha por doblegar al miedo que le corroe, y que no puede evitar que la vida que tiene como caballero y la vida que podría tener como sobreviviente se le van entre los dedos.

Es aquí donde reside la razón por la que este filme, meritorio por su morosidad narrativa, sus paisajes naturales y humanos, y por su sentido de lo fantástico (su representación de las brujas es apasionante y el diseño del Caballero Verde impresionante), ha despertado cierto interés entre la prensa y las redes sociales: Gawain es interpretado por un actor inglés de ascendencia hindú, Dev Patel, con papeles en su mayoría de personales racializados, como en Lion (2016) o en Slumdog Millonaire (2008), filmes en los que trabajó como un joven indí que sobrevivía  a los horrores de la pobreza en Nueva Delhi.

Aunque venía de interpretar a David Copperfield, parece que una cosa es Dickens y otra el mito fundación bretón, y se elevaron voces a favor y en contra del casting (¿por qué un actor hindú no puede ser un bretón?), si bien Patel demuestra una solvencia impresionante en cada cuadro. El debate, pues, es intrascendente, aunque siguiendo el canon de los tiempos que corren, el filme retrata una —por lo menos– extraña corte del rey Arturo multiétnica.

The Green Knight se estrena en octubre.



 

[Ir a la portada de Tachas 434]

Comentarios