Es lo Cotidiano

Tachas 509 • Los Oscar 2023: Credibilidad y audiencia

La historia de la entrega de los premios de la Academia suma ya múltiples desencuentros…

Oscar 20211
Los Oscar 2023
Tachas 509 • Los Oscar 2023: Credibilidad y audiencia

La historia de la entrega de los premios de la Academia suma ya múltiples desencuentros, llegando a tocar cierto fondo el año pasado al premiar a Coda como mejor película. Hay un sistema de votación que más bien reconoce lo anodino, es decir, las películas que van quedando ronda tras ronda y que no “disgustan” tanto, a menos que una de ellas, en la primera votación, quede en primer lugar de más del 50% de las listas de los votantes, situación que casi nunca ha sucedido. El hecho que los votantes acomoden las 10 películas según su gusto y se vayan eliminando, genera este tipo de situaciones que derivan en premiaciones más que discutibles para el reconocimiento principal.

Por buscar audiencia, ha tomado algunas decisiones que le han restado credibilidad, como por ejemplo, premiar actores y actrices jóvenes, más conocidos entre el público, que algunas consagradas que no cargan con tanta fama pero con interpretaciones más poderosas (Emanuelle Riva y Jennifer Lawrence; Charlote Rampling y Brie Larson; Willem Defoe y Rami Malek; Isabelle Huppert y Emma Stone, por mencionar casos recientes). Otras decisiones como no transmitir ciertos premios esenciales en una película operan en este sentido: por querer ganar audiencia, se están quedando sin credibilidad y, de paso, sin público. Pero siempre hay manera de recuperar el impulso.

Como sea, echémosle un vistazo a las nominaciones. Para mejor película, aparece Todo en todas partes al mismo tiempo, filme que dividió opiniones y que también podría ganar a mejor edición con esa lograda articulación de escenarios y multiversos (además cumple con el requisito de atender a audiencias más jóvenes), o Los Fabelman, apuntada para llevarse mejor banda sonora, aunque por ahí está la de Babylon. El premio a director  debiera ir para Spielberg (aunque la Academia suele menospreciar a los propios directores estadounidenses de cepa), si bien los Daniels rondan la estatuilla. Nada mal si premiaran a El espíritu de la isla y a su música.

El galardón para mejor actriz está entre Cate Blanchet y Michelle Yeoh, dos actrices de sólidas trayectorias aquí asumiendo papeles contrastantes, y el de actor protagónico parece estar entre Austin Butler y Brendan Fraser, pero ojalá se lo llevara Bill Nighy como el contenido burócrata que rompe la cotidianidad y se decide a vivir. Para actuación femenina de reparto, puede ser que se rinda homenaje a Jamie Lee Curtis o Angela Bassett (ojalá se lo llevara Kerry Condon) y en la interpretación masculina de soporte, todo apunta a que Ke Huy Quan se quede con la estatuilla, considerando todas las implicaciones de su regreso; ojalá fuera para Brendan Gleeson.

En cuanto a la categoría de guion original, el asunto es impredecible dado que todas las apuestas tienen esperanza: se lo daría a Martin McDonagh o a la dupla Kushner/Spielberg, pero el impulso que agarre la cinta de los los Daniels puede inclinar la balanza. Para guion adaptado creo que Sarah Polley realizó un traslado notable a la pantalla de la novela de Miriam Toews, a su vez basada en un caso real; también el nobel Ishiguro logró un brillante traslado de una de las cintas clásicas de Kurosawa.

Elvis suena como la favorita para ganar por cinematografía, peinado y maquillaje y diseño de vestuario, quizá compitiendo contra Babylon, mientras que Avatar, el sentido del agua se apunta para el de efectos especiales y diseño de producción, con Elvis como rival a vencer. Sonido puede parar a manos de Top Gun: Maverick o Sin novedad en el frente, filmes que ya ganaron con estar incluidos en la decena de candidatas. Para canción ojalá se lo lleve Naatu Naatu de Kala Bhairava, M. M. Keeravani y Rahul Sipligunj o This is a Life de David Byrne, Mitski y Son Lux, aunque quizá recaiga en Rhianna o Lady Gaga.

Argentina 1985 se pone al frente en la categoría de película internacional, si bien la multinominada Sin novedad en el frentepuede aspirar al premio. Y para documentalAll the Beauty and the Bloodshell (ganador en Venecia) parece ser la candidata fuerte, si bien Navalny levanta la mano por el momento político. Para cinta animada, la tendencia favorece a Pinocho pero ojalá se llevara el reconocimiento Marcel the Shell; la grata sorpresa fue El gato con botas, desde luego. En la categoría de corto documental Stranger at the Gate aparece como fuerte candidata pero ojalá se lo lleve The Elephant Whisperers, en tanto Le Pupille puede llevarse a corto de acción en vivo y My Year of Dicks a corto animado.

Ya veremos: lo cierto es que gracias a las nominaciones, sobre todo en el caso de los cortos, el documental y la película internacional, resulta más accesible poder verlas por el peso mediático que todavía conserva la academia estadounidense. Divertirse sin tomarse demasiado en serio, poniéndole emoción con la quiniela y, por supuesto, esperando que esta vez no haya cachetada de por medio. Y que sea un homenaje a Spielberg, si no es mucho pedir.


 

[Ir a la portada de Tachas 509]