Es lo Cotidiano

FE DE RATAS

Tachas 541 • De Moticos al arte correo • John Held, Jr.

Mail Art- An Annotated Bibliography
Mail Art- An Annotated Bibliography
Tachas 541 • De Moticos al arte correo • John Held, Jr.

 

El periodista le paró fuera de la libreria Orientalia en Nueva York, donde trabajaba. Era 1955 y la New York School of Abstract Expressionists -Escuela de Expresionistas Abstractos de Nueva York- estaba en pleno auge. Ray Johnson, recién salido de la New York Art Students League -Sociedad de Estudiantes de Arte de Nueva York- y de la Escuela Superior Black Mountain , "un tipo con cara de empollón y pelo corto como un cesped recién cortado", estaba hablando a una grabadora sobre el número inaugural de Village Voice -La Voz del Pueblo-, sobre moticos y de lo que eran y no eran estos. El periodista había oído hablar de Ray Johnson por un amigo que "inexplicablemente, se encontró un día en una lista de correo de moticos". Johnson dijo que su lista de envíos había crecido hasta doscientos destinatarios e incluía gente diversa, desde personas muy conocidas de la alta sociedad, a alguien como Elsa Maxwell, organizadora de fiestas, o como James Barr, del Museo de Arte Moderno.

Tengo un montón de cosas en casa que serán moticos. Realmente, son collages -un conjunto de imágenes y trozos de papel y cosas así- pero suena demasiado a lo que realmente es, así que yo lo llamo moticos. Es una buena palabra porque es, al mismo tiempo, singular y plural y se puede pronunciar como se quiera. En cualquier caso, pronto voy a buscar una palabra nueva.

La nueva palabra que Johnson buscaba llegó siete años más tarde gracias a Edward Plunkett, quien llamó a la red postal surgida, New York Correspondence School of Art -Escuela de Arte por Correspondencia de Nueva York- un juego entre la vigente Escuela de Nueva York de pintores en activo en aquel momento, y las escuelas de arte por correspondencia en las que famosas artistas enseñan arte comercial a través del correo. Poco después, la Escuela por Correspondencia pasó a ser la Correspondance School-dance, en español, bailar/baile-, recalcando así las relaciones entrelazadas que Johnson había creado a través del correo.

Johnson tenía una destreza extraordinaria para mezclar y conjuntar lo más variado y distante. Esta forma de expresión se estableció no sólo en sus collages y envíos, sino también en los encuentros de la New York Correspondence School, donde se preparaban listas de antemano para inducir a los corresponsales a conocerse en el entorno poético de la imaginación de Johnson. Los encuentros temáticos incluían un acto de soporte ambulante, reuniones de admiradores de Marcel Duchamp y Paloma Picasso, y de "nothings" -"nadas"- que se realizaban como alternativa a los "happenings" que predominaban en la época.

Los moticos se convirtieron en un pilar principal en la escena artística de Nueva York. Johnson estaba tan próximo a las estrellas artísticas importantes que surgían -Robert Rauschenberg y Andy Warhol- como del grupo experimental Fluxus. En 1965, el participante de Fluxus, Dick Higgins, publicó el libro de Johnson The Paper Snake -La Serpiente de Papel- en la editorial Somenthing Else Press, un collage de los moticos que Higgins había estado recibiendo durante años. Fue el primer libro de lo que ahora conocemos como Arte Correo.

Pero en aquel momento no era un movimiento artístico sino, sencillamente, una diversión. Y sin embargo, contribuyó a precedentes Modernistas tales como los envíos de Marcel Duchamp, quijotescas tarjetas postales a los Arensberg, sus mecenas y vecinos, y otras de hojalata que remitió a los Futuristas italianos. Yves Klein, el Nuevo Realista creador de la Klein International Blue, conmemoró su invención con un sello de correo que fue autorizado oficialmente por el servicio postal francés. Sus compañeros artistas del Nuevo Realismo, Arman y Daniel Spoerri, fueron pioneros de los sellos de caucho de artistas, siguiendo la iniciativa anterior del artista dadá Kurt Schwitters, quien incorporó la impresión de sellos de caucho a sus collages. El Arte Correo podría reclamar una historia concurrente con el alza del Modernismo.

A través de la red postal de Ray Johnson y de los artículos ocasionalmente publicados sobre él en la prensa especializada, el Arte correo continuó ganando un seguimiento subterráneo durante los años sesenta. Al comienzo de la década siguiente, se dio un gran paso hacia la expansión del arte correo cuando Johnson y Marcia Tucker, directora del Museo Whitney de Arte Americano, organizaron una exposición de la New York Correspondence School of Art en este museo en el otoño de 1970. La muestra consistía en cualquier envío que los corresponsales de Johnson le remitieran, sin más requisito que mandar las obras al museo Whitney.

En 1973, Ken Friedman organizó la exposición "Omaha Flow Systems" en el Museo de Arte Joslyn en Omaha, Nebraska. Estas exposiciones y otras muestras concentradas en obras e información presentadas a través del sistema postal, tales como Mail Art de Jean Marc Poisont que tuvo lugar durante la VII Bienal de París (1971) y "Fluxshoe", dirigida entre otros por David Mayor, en Inglaterra (1972), estableció un modelo para muchas de las muestras de arte correo que surgieron en los setenta. Se aceptaban todos los trabajos; no se imponían jurados ni cuotas; y a los colaboradores se les enviaba algún tipo de documentación por su participación. En mi libro "International Artists Cooperation: Mail Art Shows, 1970-1985", documento el crecimiento de las muestras de arte correo, de cinco en 1971 a setenta y cinco en 1979. En 1983, el número se disparó a ciento ochenta y siete.

Entre otros acontecimientos que cambiaron el rumbo del arte correo a principio de los años setenta, estaba la gran difusión de artículos en revistas de gran circulación. En el número de enero/febrero de 1973 de Art in America, David Zack tenía un artículo llamado "An Authentik and Historikal Discourse on the Phenomenon of Mail Art" -"Un Discurso Auténtiko e Históriko sobre el Fenómeno del Arte Correo". Pero fue incluso más importante, la aparición de un artículo en dos partes (13 y 27 de abril de 1972) en la revista Rolling Stone, de un crítico de arte muy respetado, Thomas Albright. La amplia distribución de esta revista de última moda, suscitó la atención del aislado mundo del arte y del público en general que tenía interés en las alternativas sociales, políticas y también artísticas, sobre esta emergente y nueva forma de arte.

De pronto, uno se podía zambullir de cabeza en la Eternal Network -Red Eterna- de artistas internacionales mediante la obtención de una de las muchas listas de envío que circulaban en el mundo alternativo del correo. Estas listas se podían obtener de la documentación de las muestras de arte correo, de la revista de Ken Friedman, New York Weekly Breeder, y de la Image Bank Request Lists que se publicaba en la revista FILE.

La revista FILE servía como una centralita internacional de artistas que tuvieran interés en la Eternal Network, como describió el artista de Fluxus Robert Fillion a la floreciente red postal de artistas interesados en posibilidades alternativas. La misma FILE era una publicación artística alternativa, editada por el colectivo de arte canadiense General Idea. FILE demostró ser un contacto importante para los artistas postales y aumentó en gran medida el conocimiento de este medio de expresión entre los artistas europeos.

Klaus Groh, de la Alemania Occidental, fue uno de los primeros participantes de la actividad de arte correo en Europa y continua en activo. Sus hojas informativas International Artist Cooperation (IAC), editadas en pequeñas ediciones fotocopiadas, divulgaban noticias sobre proyectos cooperativos promovidos por miembros de la Eternal Network. Groh también comenzó una iniciativa editorial modesta que atrajo a multitud de participantes. Por una pequeña suma (6 dólares), los artistas podían disponer de libros publicados en ediciones limitadas. Artistas como Clemente Padín (Uruguay), Filliou (Francia), Friedman (USA), Endre Tot (Hungría), Miroljub Todorovic (Yugoslavia), Davi Det Hompson (USA) y Robin Crozier (Inglaterra), participaron en el proyecto y se mantuvieron como networkers -activos en la red postal- durante los años setenta.

El artista polaco Pawel Petasz inició en 1977 el proyecto de publicación de Commonpress que, por varias razones, se convirtió en un importante medio para la red. Creó una dirección rotativa para la revista y animó a cada participante a publicar una edición con su propio tema y formato. Petasz puso en marcha una acción internacional continuada, de la que resultaron sesenta números en siete años. La historia del proyecto Commonpress es paralela al desarrollo del arte correo como un movimiento mundial. El primer número lo publicó Petasz en Polonia y los siguientes los realizaron editores de Holanda, Alemania Occidental, Estados Unidos, Italia, Brasil, Inglaterra, Bélgica, Argentina, Suiza, Hungría, Australia, Canada y Alemania Oriental.

El arte correo comenzó a incorporar medios de producción del arte marginal bajo su bandera. Aparte de libros de artistas y publicaciones, se incluyeron sellos de caucho, sellos de correos, arte por fotocopia (Xerox), acciones, video, audio, poesía visual y ordenadores.

La creación de sellos de correos, que comenzaron a realizarse por Fluxus y los Nuevos Realistas, así como por participantes en la New York Correspondance School of Art, se presentaron como un medio para los artistas en la exposición "Artist Stamps and Stamp Images" -"Sellos de Artistas e Imágenes de Sellos"- dirigida por James Warren Felter en la Universidad Simon Fraser de Burnaby, Canada, 1974. Treinta y cinco artistas de nueve países participaron en esta exposición, pionera de lo que se convertiría, cada vez más, en un importante género del arte correo.

Los sellos de caucho eran un vínculo compartido en la creciente red postal. Parecía que todo el mundo tenía su propio sello oficial. En 1974, el artista francés Hervé Fisher reunió en una antología, Art et Communication Marginale: Tampons D’Artistes, estas impresiones de sellos de caucho. En 1978, se publicó en Estados Unidos The Rubber Stamp Album -Album de sellos de caucho, escrito por Joni Miller y Lowry Thompson. Thompson continuó editando la revista Rubberstampmadness, la cual acrecentó enormemente la participación en el género, creando una nueva industria centrada en el uso de sellos de caucho visuales, tanto por motivos decorativos como postales.

El arte por fotocopia fue otro ingrediente importante que avivó la explosión de la actividad de arte correo. Los moticos de Johnson a menudo se acompañaban de escritos mimeográficos, pero en los años sesenta la fotocopia ya era de fácil acceso. Mientras que algunos artistas postales hacía artesanalmente un sólo original que enviaban por correo, otros utilizaban la fotocopia para bombardear las listas postales (tales como la Image Bank Request Lists) con envíos masivos. Esto no sólo causó un incremento de participantes y destinatarios en la red postal, sino que también aumentó la censura hacia el arte postal denominado "quick-kopy" -"kopia-rápida". Ya en 1973, la revista FILE publicó una carta de Robert Cumming en respuesta al "ejercicio impersonal de los envíos en avalancha a todo el mundo en las listas postales". Su carta generó una de las primeras controversias en el arte correo.

Hacia mediados de los setenta, la mayoría de los grandes nombres en el mundo del arte que participaron en la New York Correspondance School de Johnson abandonaron, debido a que se consideraba un medio de brocha gorda. En Kawara, un participante de Fluxus y célebre conceptualista que se había dado a conocer por el envío de postales en las que escribía la hora en que se levantaba cada mañana, se pasó a la pintura. Otra serie de tarjetas postales, que representaban las aventuras de 100 botas que cruzaban América, bajo la dirección de la artista californiana Eleanor Antin, acabaron el viaje y la artista se pasó al video y a las acciones. Gilbert y George también estaban haciendo una "tarjeta-escultura" durante el mismo periodo. Y también ellos dejaron la red postal, con la aspiración de ocupar todo su tiempo en sus carreras artísticas.

Mas que ver como una disminución de la energía del género estas fugas de artistas profesionales conocidos, el arte correo comenzó a llevar a cabo una estrategia largamente esperada por la vanguardia para probar las diferencias entre los que eran artistas y los que no lo eran y, por supuesto, entre el arte y la vida misma. Mientras que algunos de los artistas mejor considerados, como Christo y Carl André, siguieron contribuyendo a exposiciones de arte correo durante los ochenta, también surgieron nuevos participantes desde sectores varios de la sociedad y de numerosos países. Según se expandía la red postal, aparecían colaboradores de la cultura alternativa del audiocassette y ‘zines. Aunque radical dentro del mundo del arte, el arte correo logró una orientación tanto social como política.

Siguiendo la iniciativa de los encuentros de la New York Correspondance School, los participantes de arte correo no sólo se enviaban trabajos unos a otros; también se reunían para conocerse personalmente. Esto culminó en 1986 en la Decentralized Worldwide Mail Art Congress -Congreso Mundial Descentralizado de Arte Correo. La intención primera de los organizadores del congreso, H.R.Fricker y Günter Ruch, era que los participantes se reunieran en Suiza, su tierra natal. Pero cuando pidieron opiniones sobre su propuesta, los participantes de la red postal remarcaron la naturaleza descentralizada del medio, de manera que pasó a ser un congreso a celebrar "en cualquier lugar donde dos o más artistas postales se reunieran para tratar temas de la red". Durante el año en que se desarrolló el congreso, existieron alrededor de ochenta encuentros en veinticinco países con la participación de más de quinientos artistas.

Otra poderosa fuerza de la red de arte postal, a finales de los ochenta, fue el Neoísmo. Este fue un mito compartido entre los artistas postales, un vínculo y una parodia. Una estrategia que consistió en que cada participante reinterpretaba y añadía a la mitología establecida del pseudo-movimiento. El Neoísmo era un concepto abierto al que cada participante podía contribuir y elaborar desde una estructura determinada.

Lo que probó el Neoísmo es que individuales dispares podían intervenir dentro de una mitología compartida con sus propias iniciativas. Y, de esta manera, reflejó la gran red postal de arte correo de la cual había nacido el Neoísmo.

La aportación más importante del arte correo no se ha producido en las obras que ha creado, sino en la estructura interactiva que ha desarrollado. Como tal, las muestras de arte correo son la expresión perfecta de una personalidad colectiva del medio. Un aluvión de color, diseño e información que transmite un acercamiento al arte colectivo e interactivo.

Otra manifestación del acercamiento colectivo para compartir o "abrir conceptos" es la Huelga de Arte, 1990-1993. Originalmente propuesta por Stewart Home en Londres, Inglaterra, en 1985 como un ataque en favor de la lucha de clases contra la cultura acomodada, la idea emprendió una vida propia después de que se fundaran los Comités de Acción de la Huelga de Arte en lugares diversos como San Francisco, Baltimore, Irlanda y Uruguay. Los intentos previos de Home sobre acciones colectivas incluían la concepción de la revista Smile, una publicación con orígenes múltiples, y la organización de los Festivales de Plagiarismo, basados en la importancia de la originalidad como componente del proceso creativo. Todos estos conceptos tienen sus raíces en el arte correo, y el Neoísmo adopta el deseo de compartir la responsabilidad de la creación.

Con la reacción generalizada hacia el concepto de Huelga de Arte, 1990-1993, está claro que el arte correo todavía tiene la habilidad de actuar como abastecedor de ideas. El hecho de que las ideas puedan moverse con rapidez a través de la red postal internacional y con artistas comprometidos desde Inglaterra a Japón hasta la Unión Soviética, deja patente una de las más grandes fuerzas del medio.

Ahora, los encuentros de la New York Correspondance School se llevan a cabo a nivel internacional. Cuando comenzó la década de los noventa, tuvieron lugar proyectos apasionantes que provenían tanto de la historia del arte postal como de las relaciones que surgieron durante el Congreso de Arte Correo a finales de los ochenta. Net Run, una colaboración entre los artistas postales japoneses Shozo Shimamoto y Ryosuke Cohen, y el activista pacifista americano Dennis Banks, en la que estaban implicados artistas postales de Inglaterra, Bélgica, Alemania, Polonia, Finlandia y la Unión Soviética que, como grupo, recorrió el continente europeo en una carrera por la paz mundial durante el verano de 1990. Durante el recorrido, los artistas japoneses colaboraron con corresponsales de la Europa del Este y del Oeste en acciones y demás intervenciones para muestras de arte correo.

La entrada del arte postal en la Unión Soviética ha sido un hito en la historia reciente del arte correo. El activo participante soviético Serge Segay ha escrito un artículo para la prensa, que se publicó en Iskusstvo, el periódico oficial de arte del Ministerio de Cultura soviético, y la revista más importante del país. Ya han tenido lugar numerosas muestras de arte correo soviético. El artista suizo H.R.Fricker visitó a Segay y a Rea Nikonova en Eysk. El artista germano-occidental Peter Küstermann viajó a la Unión Soviética en el verano de 1990 para encontrarse con el artista postal Jonas Nekrasius durante la celebración del Congreso de Arte Correo en Lituania. Y en septiembre de 1990, yo mismo viajé a Estonia y Leningrado para participar en el Simposio de Arte Correo en la URSS, patrocinado por el artista postal Ilmar Kruusamae y la Sociedad de Artistas Tartu.

Temas como el impacto de las tecnologías del ordenador y el fax en las actividades del arte correo en los noventa, marca la entrada de éste en su quinta década.

Entre otras cuestiones actuales del medio, se incluye su creciente aceptación por parte de la corriente principal del arte. Pero creo que ha quedado claro que el arte correo funciona mejor como una alternativa en oposición al arte como empresa comercial. En contraste con la cultura acomodada, el arte correo es un proceso continuado de replanteamientos -una búsqueda para el entendimiento internacional entre artistas. Los artistas postales están preparando el terreno para la interacción mundial entre nacionalidades desde una base popular. Más que la creación de un mundo cultural, el arte correo está demostrando que el respeto por ideas divergentes puede ser una poderosa estratagema para la reconciliación entre las diferencias multinacionales, y que culturas específicas pueden interactuar para producir "situaciones abiertas" donde cada representación cultural puede contribuir de manera importante al proceso integrado de creación.

Cinco décadas después de que Ray Johnson desarrollara sus envíos de moticos, el arte correo ha escapado de la rígida línea fronteriza del mundo del arte, y todavía tiene lecciones que impartir a la corriente principal del sistema establecido del mismo. Se confirma la idea de que el arte está en todos los sitios y que cualquier persona puede ser creativa si se le da la oportunidad; de que el arte está descentralizado y no depende de opiniones controladoras que emanan de un núcleo mundial centralizado. Verdaderamente, la difusión de ideas es más poderosa y variada cuando se origina desde la base de una pirámide que desde la cima.

El arte correo está cambiando la manera de ver el arte y la vida en el mundo. Después de cinco décadas de estar construyendo una estructura mundial de interacción artística global, el arte correo continua desarrollándose como estímulo para incrementar el entendimiento y la cooperación en el ámbito mundial.


Tomado de: Three Essays on Mail Art, incluidos en el libro: Mail Art: An Annotated Bibliography by John Held Jr. ISBN 0-8208-2455-8, Copyright by John Held, Jr. The Scarecrow Press, Inc. Metuchen, N.J. (USA), traducción de Yolanda Perez, publicados en castellano en el zine P.O.BOX. Con permiso de los editores.





***
John Held, Jr (1889–1958). Dibujante estadounidense, grabador, ilustrador, escultor y autor. Uno de los más conocidos ilustradores de la década de 1920. Sus obras más populares fueron dibujos animados de estilo único que representaban a personas bailando, conduciendo, practicando deportes y participando en otras actividades populares de la época.

Held creció en una familia artística que alentó su búsqueda de las artes desde el principio. Comenzó a vender obras de arte a la edad de nueve años. Nunca se graduó de la escuela secundaria, descubriendo que su tiempo lo pasaba mejor perfeccionando sus habilidades en las que comenzó en The Salt Lake Tribune como ilustrador deportivo durante su adolescencia tardía. Su amistad con Harold Ross, creador de The New Yorker, le sirvió en su carrera, ya que sus dibujos animados aparecieron en muchas revistas destacadas, incluidas The New Yorker, Vanity Fair, Harper`s Bazar y Life Magazine.

Fue elogiado por sus representaciones de dibujos animados del cambio de paradigma cultural en la década de 1920. Influyó en los estilos y costumbres de la época, y sus imágenes han seguido definiendo la Edad del jazz para generaciones posteriores.



[Ir a la portada de Tachas 541]